Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 10 D E F E B R E R O D E 1934. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S DIARIO DO, M GES 1 M ERO ILUSTRAR ONU 9 593 AÑO TRH REDACCIÓN: PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES I ANUNCIOS, MV OZ OLIVE, CERCANA A TETUAN, SEVILLA contra otro joven que había acompañado a tos integrantes de l a Aviación nacional, que los voceadores de dicha publicación. Y ayer precisan una reorganización a fondo. Como se (perpetra el cobarde asesinato de otro esquiera que el Consejo había delegado en é l tudiante fascista. Uno, por lo menos, de los la solución del problema, tenía el propósito Están manchando el nombre de España, asesinos es reincidente en estas agresiones. de nombrar una comisión que estudie l a son l a vergüenza. de ú n pueblo y de un r é- L a filiación política de los agresores en esforma de que se trapasen todos los servicios gimen los crímenes en que prodigan su feroa l a Presidencia, con lo que d a r á cumplitos sucesos les señala como militantes en l a cidad las bandas de foragidos que operan miento a lo ordenado por una disposición m i vanguardia de las Juventudes socialistas. con una filiación política o. societaria. E s t á nisterial del mes de abril pasado. E l Gobierno dice que tiene el propósito de bien probado que si no llevan en cada caso proceder, al desarme. Mejor fuera que lo h i la consigna de las organizaciones a que perY a muy avalizada la sesión llegó a la ciese sin decirlo, para evitar coartadas. Pero tenecen, ellas los- aceptan y sostienen el serC á m a r a el Sr. Martínez Barrios, quien pasó; cabe preguntar s i en l a medida no. se ha de vicio en que se ejercita l a vocación crimial despacho del presidente. respetar l a ley. L a ley autoriza a los ciudanal. E l atentado de ayer colma l a indignaLuego, el ministro de la Gobernación se danos solventes y de buena conducta para ción y la paciencia del público, y si no es el dirigió directamente al salón de sesiones. proveerse justificadamente de un arma. E l último, s i con toda urgencia no se pone t é r Se creyó que el Sr. Martínez Barrios lle prevenirse en l a defensa personal, siempre mino a l a barbarie, buscando l a responsabivaria algún proyecto de su departamento, lícita, es en estos tiempos para muchas perlidad m á s allá de los autores materiales, será pero no fué así. Cuando la sesión se levantó sonas, de una imperiosa precisión. L a autodifícil que se contenga la reacción social le rodearon los informadores, a quienes rogó ridad gubernativa en Zaragoza llegó a facontra todo género de culpables, inductores que esperasen un poco hasta que terminara cilitar armas, anticipándose a las peticiones o ejecutores, y vendrá l a mayor vergüenza una nueva conversación que iba a sostener a gentes que se encontraban en riesgo prode los linchamientos y de las represalias cobable. Esto es lo que no se debe olvidar. L a con el Sr. A l b a lectivas. U n joven estudiante de Medicina E n efecto: estuvieron reunidos cerca de ¡autoridad h a r á bien en recoger las armas fué traidoramente asesinado por una pareja allí donde el antecedente o circunstancias, media hora y, el ministro habló con) ps i n que le acechaba y le seguía, y que y a en l u formadores, diciéndoles qué no había nada gar propicio lo acribilló a balazos, n i m á s de l a persona inspiren l a sospecha de un uso de particular. ilícito. Pero el desarme no basta y es nen i menos. que por sus antecedentes de fas- ¿E s t á hecha la combinación de goberi necesario proceder a la disolución de las cista no en reyerta, n i en discusión, n i por nadoves? -le preguntaron. Asociaciones ilícitas v a l a eliminación de n i n g ú n otro motivo próximo. Recuérdelo- -Esta misma noche la facilitaré en m í las bandas que se cobijan bajo el pabellón bien el Gobierno. L a s violencias crimínales despacho. de partidos y Sindicatos. L o s procesos j u contra l a propaganda doctrinal del fascis- ¿H a traído usted para leerlos algunos diciales y los atestados de Policía ofrecen mo y contra la publicación de periódicos proyectos de orden público? ya sobrada documentación para exigir estas fascistas tienen su origen en el veto que for- -N o Y o no tengo proyectos de esa í n mularon públicamente un partido y una orresponsabilidades. dole. H e redactado y he dado a l a Prensa ganización obrera con manifiestos y circula i 0 i. i V una orden prohibiendo la propaganda políres que llevan firmas responsables y contiesocial por la radio. Pero más. nen l a explícita inducción a las coacciones y LA S I T U A C I Ó N ticao y otro no son proyectos de nadasino meL ley, a los delitos, didas que tengo en cartera para el caso dé, POLÍTICA que sean necesarias. Si surjen los aconteciL a s conspiraciones que precedieron a l a P A R L A M E N T A R I A mientos de que se habla, se conocerán estas República, en las que se organizaba un mo- Y medidas; pero dudo mucho d é que surjan, l i m i e n t o a fondo, concertaron a los elemeny m á s determinadamente digo que no surgi- tos extremistas y les proveyeron copiosarán, por fortuna. mente de explosivos y armas. P o r dos veces se ha intentado una búsqueda y una recogida, Como yo no les engaño nunca, esos pro- con tan menguados frutos, que- -bien puede yectos a que ustedes aluden son de Hacienafirmarse- -la acción policíaca sirvió tan sólo, da y tienen relación indudable con el orden! para dejar indefensos a los ciudadanos paTranscurrió la sesión de ayer muy público, porque se trata de suplementos cíficos y honorables, que, por razones prode crédito para Guardia civil y Cuerpo de desanimada fesionales o de residencia, tenían derec Seguridad. Como nos encontramos con l a Madrid. E n los pasillos había pocos d i a proveerse de algún elemento defensivo; y, p r ó x i m a vacación parlamentaria y esos proputados, que se dedicaron a comentar los en cambio, quedaron armados los elementos yectos no son tan urgentes que no puedan acuerdos del Consejo de ministros de la madisolventes o simplemente indeseables. esperar, aplazaremos su lectura para caandq ñana, relacionados con el orden público. se reanuden las sesiones parlamentarias. E s a sigue siendo l a realidad del momento. Se conocía y a el texto de la orden ministeSólo a l g ú n periódico, que escribe para los rial prchibiendo la propaganda política, ofichinos, puede decir con aires de seriedad La vacación del Parlamento cial o social, radiada, y se esperaba que el que el armamento está en las derechas, arComo se recordará, el S r Aizpún, de lá Gobierno leyera algún proyecto de ley, que gumentando bajo la obsesión del fascío. L o s minoría popular agraria, hizo anteayer geshabía sido anunciado, aunque veladamente, hechos son m á s convincentes que todas las tiones cerca de las distintas minorías para por los ministros. argucias, y no permiten esa falsa acusación que coincidieran en l a petición a l a Mesa P o r eso cuando llegó a la C á m a r a el presidel sectarismo. Llenaríamos muchas páginas de una vacación parlamentaria por una sedente del Consejo, los periodistas le pregunde A B C con l a simple enumeración de los mana. Quedó pendiente la propuesta para l a taron con gran insistencia si podía ampliar crímenes, y atentados que se han hecho dusesión de ayer, y en cumplimiento de lo la nota de l a reunión ministerial de l a m a ñ a rante treinta, meses en las ciudades, y en los na, en l a que se había examinado l a cuestión acordado, el Sr. Aizpún hizo l a petición. pueblos, y en los campos. E n todos esos críContra; lo que se esperaba, surgieron algude orden público. menes se ha visto cómo los autores disponas voces opuestas, y entonces el S r A l b a- -S i íes dijera a ustedes q u e n o hay nada n í a n de dinamita y de pistolas. dio por no presentada la propuesta, con lo de eso, les engañaría, y si dijera que hay Datos. m á s que suficientes atestiguan l a algo, me preguntarían qué es, y yo no se lo que pareció que el propósito quedaba fruscerteza de pródigos repartos y l a probabili- podré decir. trado. dad de repuestos y depósitos. Pero sin hacer N o se- resignaron algunos diputados, y re- ¿S e t r a e r á n a la C á m a r a algunos derecuento de l o pasado, n i mirar a toda E s unieron firmas para una proposición, que! cretos sobre esas medidas? paña, nos bastan los ejemplos de Madrid, -Sí; quizá hoy mismo se lea en l a Cá- encabezaba el S r P é r e z Madrigal, de lá y precisamente de estos días. U n a tarde, en minoría radical. Tampoco llegó a buen puerto mara algún proyecto. plena calle de Alcalá, es agredido a tiros esta proposición, porque surgió l a duda dé- ¿A c a s o el de recogida de armas? un joven estudiante, porque lleva en l a masí era o no constitucional el qufe l a C á m a r a- -D e eso hay algo, pero quizá no se lea no u n periódico fascista. Otra tarde inmeacordase por sí un descanso. ahora. diata cae, muerto a balazos el: capataz que Poco después otros diputados redactaron Luego el S r L e r r o u x manifestó que un í l i n g í a l a venta de ese, semanario. Dos días asunto que había ocupado bastante tiempo al otra propuesta, que firmó en primer término untes, en l a G r a n ¡Vía, se hacen tíisparog ¡Consejo fué el examen de los varios asneeel representante de Cádiz Sr, Carranza. LOS C R Í M E N E S TICOS POLI- Comentarios acerca de las medidas de orden público í