Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O n D E FEBRERO D E ig 34. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 22. conseguir por medio de la fuerza el triunfo de su ideal. Segunda. E n el caso de ser desobedecida esta orden durante la celebración de cualquier acto, el delegado de la autoridad lo suspenderá inmediatamente, procediendo a la detención del orador que haya cometido el delito o falta y al presidente y organizador de la reunión, pasando el tanto de culpa a la autoridad que corresponda. Tercera. Si el acto suspendido se estuviera celebrando en- el local social de una agrupación política, obrera, confesional, deportiva, etc. -se impondrá la multa de mil pesetas a la Sociedad propietaria o arrendataria del inmueble. Caso dé que en el mismo local ¡vuelva a suspenderse por idéntico motivo otro cualquier acto se procederá a la clausura. Cuarta. Se procederá igualmente a la suspensión de los actos autorizados cuando durante su transcurso se profieran amenazas o se dirijan ataques al jefe, del Estado, deteniéndose a las personas señaladas en el apartado segundo de esta orden. Oportunamente me dará cuenta v. E del exacto cumplimiento de esta, disposición en cada uno de estos casos. O r d e n ministerial ampliando el reglamento sobre explosivos y cartuchería Anoche facilitaron en Gobernación las siguientes disposiciones: Artículo primero. La fabricación, circulación, importación, exportación y veüta de explosivos y de la cartuchería de revólveres, pistolas y armas largas rayadas, estará a cargo de la Guardia civil en lo qae no afecte a la especial misión que se refiere a los funcionarios del ministerio de Hixienda y de Minas. Art. 2 Las personas o entidades que deseen establecer talleres de carga de rartu- chos, dedicarse a la venta de la dinamita y a íá; de cartuchería indicada anteriormente, necesitan autorización especial de la Dirección General de Seguridad, bastando a los que actualmente la efectúan que en el término de quince días cubran las formalidades que les exija, según esta orden, la Guardia civil. L a Guardia civil hará llegar co- pia de tales datos a la Dirección General de Seguridad por conducto de la Inspección General de su Cuerpo. Art. 3. L a circulación de todas estas materias requerirán guía de la Guardia cirvil, que. se expedirá en forma análoga a la de armas, tramitando sus matrices en igual forma, á fin de que en todo momento se tenga conocimiento del destino de las expediciones. Art. 4. L a dinamita, cuando haya de circular, requiere para ello, además de la guía, autorización previa del director de Seguridad, en Madrid, y de los gobernadores civiles en las demás provincias. Art. 5. L a cartuchería, cuando haya de circular, necesita esta autorización cuando el número de cartuchos de las armas antes citadas exceda de 500, si se trata de comerciantes autorizados, y de 50 si de particulares. Art. 6. No se podrá vender dinamita sin previa autorización del director general de Seguridad en Madrid y de los gobernadores civiles en las restantes provincias, y á este fin, el qué la venda hará constar en un libro, previamente sellado y foliado por la Guardia civil, a quién la vende, y la fecha de la autorización, como, asimismo, la autoridad que la expidió. Art. 7. No podrá venderse la cartuchería de las- armas antes riladas, sino a los que estén provistos de licencia de uso de armas, y a este, fin, los comerciantes llevarán 0 un libro, en el que harán constar eí número cumplidamente la curiosidad de los informade cariuchos vendidos y la reseña de la l i- dores. En perecidos términos se expresó cencia del comprador. Este libro estara se- también el jefe superior de Policía, don Hado y diligenciado por la Guardia civil. -Jacinto Vázquez. ¡No obstante la reserva de las autoridades Art. 8. Las Aduanas no despacharán remesa alguna, sis que la Guardia civil ex- policiales, los. periodistas consiguieron avetienda la guía de circulación, si se trata de riguar que los cacheos efectuados habían importar, o presencie la salida, si se trata sido especialmente fructuosos en la Glorieta de los Cuatro Caminos, donde los agentes de exportar. detuvieron a un individuo que llevaba una Art. 9. Los libros registros que previene el reglamento de impuestos de explosivos bomba oculta bajo el gabán y sobre el pecho. También en la plaza de Manuel Becerra se podrán ser confrontados por la Guardia civil incautaron de numerosas pistolas. Los indien cualquier momento. Art. 10. Quincenalmente todos los fabri- viduos a quien se encontró con armas fueron conducidos a las: Comisarias de ios discantes y comerciantes o entidades que tengan en su poder dinamita o cartuchería de tintos barrios, y desde estos Centros con el las armas antedichas, darán cuenta a la atestado correspondiente, pasaron a los calaGuardia civil. de las existencias, altas y ba- bozos de la Dirección, a las órdenes del director general de Seguridad. jas. Art. 11. Los jefes de estación y factoS e practican cacheos en t o d o res no admitirán remesa alguna de explosivos sin guía de la Guardia civil, ni la entre- M a d r i d S o n recogidos 96 p i s t o garán, sino a presencia de aquéllos. las, 7 revólveres y una bomba Art. 12. Todas las minas, canteras y Em- presas que tengan que hacer uso de la dinaEn las primeras horas de la npehe de mita, además de llevar su libro registro con ayer comenzaron a practicarse cacheos en. todo detalle, para que la Guardia civil pue- todo Madrid, singularmente en- los barrios da confrontar la. existencia de aquélla, es- extremos. tallecerán los conocidos con el nombre de -E n el ministerio de la Gobernación había pegadores Éstos extraerán la dinamita esta madrugada noticia de que él resultado de los polvorines, previo recibo, que quedará de aquéllos hasta las once de la noche era el en poder del encargado del mismo y bajo su- siguiente: Noventa y seis pistolas, siete reresponsabilidad todo el servicio. vólveres y una bomba cilindrica de bastanArt. 13. L a Dirección General. de. Minas te tamaño que llevaba un individuo colgada dará las órdenes oportunas para en el plazo, del chaleco. de un roes concentrar los depósitos. y polLos cacheos proseguían y han de contivorines del modo más eficaz posible, pro- v nuar en el día de hoy y durante todos los curando por todos los. medios reducirlos, que sean precisos, pues el Gobierno se haya para sin perjuicio de. tercero garantizar una, decidido a realizar un desarme general. mayor seguridad, de acuerdo con la Coman- dancia de la Guardia civil respectiva. Art. 14. Cualquier infracción de ésta orden será castigada por los gobernadores con la multa dé, 250 pesetas por cada: cartucho E n Valluerca (Burgos) son hallade dinamita, bien entendido que, se aplicará dos armas y explosivos a todos los que intervengan en la infracSegún manifestó anoche el subsecretario ción. Art. 15. De las infracciones por negli- de Gobernación, Sr. Torres Campaña, pargencia en la custodia y tráfico de explo- ticipaba el gobernador de Burgos que realisivos serán responsables, además de los agen- zado en el pueblo de Valluerca un registro en el domicilio del padre del alcalde de dites directos que en ello hayan intervenido, las Empresas respectivas, siendo potestativo cho pueblo fueron hallados muchos exploside los gobernadores y del ministro de. la Go- vos y una abundante cantidad de armas. bernación la imposición de las multas a unos u otro o ¡a ambos. A l g u n o s comerciantes de G r a n a da son conminados, en nombre Manifestaciones del director de de un Comité revolucionario, para Seguridad Con motivo de los rumores alarmistas que cierren sus establecimientos Granada 10, 3 tarde. E n el Gobierno cicirculados estos días, y con relación también a ciertas manifestaciones hechas publica- vil han estado hoy numerosos alcaldes de la mente por determinados políticos en el Par- provincia, que fueron a recibir instrucciones lamento y fuera de él, anoche se. intensifidel gobernador, relacionadas con el mantenicaron las medidas de precaución dictadas miento del orden público. por el director general de Seguridad, encamiE l gobernador recibió a los periodistas, nadas a evitar cualquier sorpresa desagradamanifestándoles que la tranquilidad es comble. Éntrelas órdenes circuladas figuró la de pleta. establecer numerosos retenes y rondas voEn Granada, y en la provincia, algunos lantes por los Cuerpos de Seguridad, Vigicomerciantes, han siop conminados por unos lancia y. Guardia civil, para proceder a diversos r jgt 0 7. y. -xachos en todos los ba- desconocidos para que esta tarde cerraran sus establecimientos, diciéndoles que eran rrios- Atr íaáxify singularmente en los más extremos así érno: a- la salida dé los tea- órdenes del Comité revolucionario. E l gobernador ha adoptado medidas de tros, establecimientos públicos, etc. vigilancia para evitar cualquier agresión Estas medidas han dado por- resultado la contra, el comercio, y dicha autoridad dijo incauta igp, ff lp Policía de numerosas pisque si se produjese cualquier alteración del tolas y al urt? T, -b 6 mbas. Tanto las armas, orden se cortará rápidamente, pues la fuercomo, ios artefactosA xplo? vos, han sido ocuza pública está preparada. pados á diversos: individuos, cuya filiación no raes J f ido pasible averiguar, en la DirecciÓBj Ge eraf Háe Seguridad. S e concentra Ja G u a r d i a civil en E l seSpK? Yaldivia. al recibir esta madruLeón gada a Tos. periodistas, se. limitó a confirLeón io, 3 tarde. La tranquilidad hasta mar las disposiciones circuladas, pero guarahora es absoluta. No obstante, la Policía dó la más. absoluta reserva acerca de los motivos concretos que habían, determinado presta mucha vigilancia. De los pueblos lian este servicio. Añadió que seguramente cuanllegado fuerzas de la Benemérita. iue están do transcurran lguno días podrá saciar concentradas en la. capital; 0 En provincias