Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
...que aquéllos arrojaban, al mismo tiempo que el yeso dé irnos sacos, no solamente contra la fuerza pública, sino también contra los coches cuyos conductores se sen Man lo bastante audaces para atravesar la zona de los su cesos. A M, Roland, senador par BoMhes- dti Rhdne, la reco noció la multitud exaspera da contra los políticos, cuan do viajaba en ese autobús. La a- ente rodeó inmediatamente el coche, y M. Roland quiso dirigirles la palabra. La ira del público attinentó considerablemente, El Mencionado senador fué gol Peado y tuvo que refugiarse en un restaurante de la plá Sa de la Magdalena. Fotos Ortis- Keystone.