Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 D E F E B R E R O DE 1934. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 35. INFORMACIONES DEL Y NOTICIAS EXTRANJERO L a huelga ge- A B C en París. D e s m i n t i e n d o triunfos paraguayos. n e r a l n F r a n c i a pasa inadvertida en la mayoría de las provincias. T r i u n f q d e l G o b i e r n o de G r e c i a en las elecciones municipales. A B C EN PARÍS convocado a los obreros, a todos los obreros- -cientos y cientos de miles- -de París y los suburbios a una hora sobremanera háb i l Las tres y media de la tarde. Los comunistas se habían adherido, expresa y públicamente, al acto, un acto de frente único obrero. Blum, de la Segunda, y Cos, de la Tercera, fraternizarían en una misma tribuna, y uno, tras otro hablarían al mismo auditorio. Las convocatorias revestían, pues, una picante y excepcional sugestión, no sólo para el militante socialista y el militante comunista, sino para el obrero indiferente, y hasta para el burgués despreocupado. Renuncio a encarecer más toda la envergadura potencial, toda la intencional trascendencia de la jornada, una especie de primero de mayo y de primero de agosto, yuxtapuestos y fundidos en un 12 de febrero, a guisa de cartel de reto y desafío a un supuesto fascismo. Pues, bien: A este acontecimiento, que prometía ser monstruo, han asistido ¡treinta mil personas! Que el lector izquierdista, receloso o cerrado, doble la cifra, si quiere, pero advierta inmediatamente que París y su extrarradio suman más de dos millones de población obrera. N o podían ser más, en realidad, los oyentes. de Blum. L a realidad del paro es mucho más real y más brutal para el proletariado que l a amenaza de un supuesto fascismo. Casi todo el mundo, pues, prefirió trabajar. Sólo en las calzadas, por donde n i taxis, en huelga desde hace días, n i más del setenta por ciento de los autobuses y tranvías circularon, fueron visibles e impresionantes los efectos del paro. Añádase a la defección de aquellos servicios, los de transporte postal, las b i cicletas, triciclos y motos de las Empresas periodísticas y de los capataces de las mismas. Agregad todavía el. cierre de todos, absolutamente todos, los kioskos. de periódicos- ¡para qué abrir, si ni se publicaron los diarios, ni los carteros repartieron los paquetes de periódicos extranjeros, como tampoco las cartas! y tendréis una idea de la fisonomía lacia, yerta, y sin embargo impávida de l a calle. Impávida porque l a gente iba y venía a los almacenes y oficinas, a las fábricas, al taller, al obrador, con la puntual diligencia cotidiana. E l Metió funcionó hasta, las nueve de la noche. L a propia autoridad decidió, cerrarlo al público durante las cuatro horas. restantes, a fin de impedir que los elementos comunistas pudieran congregarse a. última hór de la noche en cualquier punto estratágico de la urbe. Y aquí haríamos punto si la enseñanza capital de estas horas no quedara por escribir. Fracaso evidente de. la Segunda Internacional, pero fracaso también, acaso más lancinante, más aparatoso, del estado literal y burgués. Veamos primero quiénes atacaron y cómo; luego examinaremos, a los defensores y a la defensa. N o fué una protesta de carácter ecoiómico, de espíritu de lucha de clases, sino r i gurosamente política. Se trataba de proceder y manifestar, en nombré de las libertades adquiridas y consolidadas principalmente por la burguesía, contra los avances imaginarios o reales de una reacción dictatorial o fascista. N o era cuestión de salarios, sino de fuero. Hasta tal punto, que Le Populaire insertaba en la cabecera de su número, a L o s fracasos de la Segunda Internacional. E n A u s t r i a el G o b i e r n o es dueño de la situación. E l paro ha s i d o r e d u c i d o A la parada o r ganizada p o r socialistas y c o m u nistas sólo asistieron treinta mil personas. E l paro ha tenido carácter político París 13, 2 madrugada. (Crónica telefónica ü e nuestro redactor. Al cabo de una jornada de, silencio, vacía de taxis, de autobuses y de periódicos- -sólo el equipo de Mam- ras y Daudet osó no sólo redactar, sino editar y vender la Acción Francesa- -las agencias filtran algunos despachos relativos a la tentativa armada que los socialistas austríacas han librado contra el régimen autoritario que personifica el canciller Dollfuss. Asistimos, pues, a inedia noche, no a uno sino a dos fracasos de la Segunda Internacional. Allí- -Francia y Austria- -donde sus organizaciones venían disfrutando y ejerciendo perTM tinaz hegemonía, Faltan datos para enjuiciar convenientemente lo ocurrido en el pequeño Estado. Pero sábese, y ya es bastante, que el proletariado marxista, de acuerdo con los Sindicatos de Funcionarios, singularmente los de Comunicaciones, han i n tentado promover, so pretexto de una huelga, un violento asalto subversivo y revolucionario: al Poder. E n la calle y en determinadas fábricas los huelguistas se hicieron: fuertes. Á cañonazos los desalojo la fuerza pública. L a sangre ha corrido. Pasan dé veinte los muertos. H a sido detenido el burgomaestre dé: l a capital y él Gobierno, al cual se atribuye el designio de declarar ilegal al partido socialista, es dueño de la situación. E n Francia limitándonos desde nuestro puesto, principalmente a París, los síntomas son distintos, radicalmente distintos, pero el fenómeno en el fondo es el mismo. E l socialismo no ha podido reafirmarse siquiera en nombre cíe lá democracia, siquiera en nombre de los Sindicatos de Funcionarios, siquiera por consiguiente en nombre del Estado liberal y burgués. Conforme habíamos previsto y denunciado, el paro de hoy no fué tanto un paro, obrero como un pláhie de funcionarios. Bástenos saber que en las industrias privadas sólo holgó una minoría reducida. P o r París, de las sesenta y dos fábricas, únicamente cinco dejaron de abrir. Y en aquellas cincuenta y siete, más del 75 por 100 del personal acudió disciplinado y resueltamente a sus puestos. N o a uno, sino a muchos obreros oímos, decir: U n a huelga general bajo un paro forzoso sin precedentes, ¡qué absurdo! Las Agencias os darán cifras y datos, números y ¡porcentajes. Y o intento daros una visión de conjunto, que completaría, sin la pretensión efe sugerir todo el perímetro del bouquet, la visión parcial y fragmentaria, la. visión del árbol. Así, nadie con buen sentido excusará el alcance que el partido socialista había asignado a la parada de la plaaa de Nación. Allí León B l u m había guisa de adoctrinamiento, no una cita dé Carlos M a r x o de Juan Jaurés, sino cierta! frase de un hombre de Estado que no sola- í mente no era colectivista, sino que ni siquie ra fué republicano: el conde de Mirabeauy Contra el pueblo inmóvil- -dejó dicho o es- i crito el amoroso de María Antonieta- -no j hay Poder n i hay autoridad que resista. Mas ya se vio y comprobó hoy que más que; la mitad del pueblo se movilizó en defensa de sí mismo y de l a F r a n c i a inmortal. Pero si el pueblo, si la opisión, si la colectividad nacional se defendió muy bien, el Estado) pudo nada o muy poco contra sus propios! asalariados. ¡Curioso fenómeno! Mientras! las almacenes, Bancos, cafés y cinenwíógra- fos del extrarradio trabajaron casi comple í tas sus plantillas, el Estado se vio desasistid do y hostilizado por el personal de Correos, i Telégrafos y Teléfonos y por los maestros. Los estragos no fueron considerables, perqué entre los primeros no dejaron de funcionar; los equipos vitales, amén del teléfono automático, que apenas necesita prestación, y ¡porque entré los segundos se accedió, salvo; en cuatro escuelas que cerraron herméticamente, a recoger a los niños, bien que sini darles clase. Homenaje frustrado a la memoria de Stavisky por iniciativa de l a C. G. T. podría! titularse la precedente información. -D A RANAS. 1 ARGENTINA Incidentes en Ja frontera con S o livia Buenos Aires 12, 6 tarde. U n a multitud intentó prender fuego a un coche boliviano del tren internacional cerca de Quiaca, en la frontera boliviana, alegando que unos bolivianos se habían apoderado de un c i u dadano argentino. Las autoridades bolivianas niegan que la; reclamación de los argentinos sea cierta. BOL VIA Desmintiendo triunfos paraguayos L a Legación de Bolivia nos ruega la publicación de los siguientes cablegramas del ministerio de Negocios Extranjeros de L a Paz; Nuestro comando desmiente pretendidos! triunfos enemigos sector la China. Comunicado oficial niega fuerzas paraguayas hubiesen capturado importante botín e a f l i g i do derrotas nuestras fuerzas que practicaron simplemente hábil maniobra repliegue, motivando regimientos paraguayos combatan entre sí con numerosas bajas para ellos en todos los encuentros y sufriendo pérdida camiones causada por nuestra aviación. Noticias triunfos paraguayos son desmentidas por realidad, pues ellos no se han producido ni últimos ataques del enemigo, desbaratados por nuestras fuerzas, han comprometido- situación militar. Plan paraguayo de propalar victorias imaginarias obedece fines política externa en vista actuales ne- r gociaciones comisión L i g a COLOMBIA C o m o se esperaba, el señor L ó pez ha sido elegido presidente Bogotá 12, 10 mañana. E l candidato del partido liberal, D Alfonso López, ha sides elegido presidente de Colombia en las elecciones celebradas ayer, que fueron las más tranquilas celebradas en muchos años. L a victoria del candidato liberal se can- sideraba como segura, desde el momento en, que los conservadores se manifestaron poja
 // Cambio Nodo4-Sevilla