Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ñor de citarle. Jugó mucho, bien y con gran entusiasmo. E n esta parte se tiraron tres corners por los santanderinos y uno por los donostiarras. E l arbitro estuvo mal, y su actuación pudo dar lugar a incidentes. V a l e n c i a 2; B a r c e l o n a p Valencia. E n el campo de Mestalla, ante regular concurrencia, el Valencia derrotó al Barcelona por dos a cero. E l primer tiempo fué de juego nivelado, pero mostrándose los catalanes ineficaces ante la puerta contraria. L o s valencianos marcaron un tanto en un itiro de Costa, y a los azujgrana se les anuló uno, conseguido por Morera. Despules del descanso, Vilanóva logró el segundo goal del Valencia. Arbitró Balaguer. decididamente todo lo que cuentan y a nuesE n la segunda parte y por las causas ya tro modo de ver en Las Corts, sin medio citadas, el Español pudo imponerse francacentro, y en Casa Rabia, con medio centro mente al Oviedo, marcando Iriondo los tres delante, ha demostrado que es internacional. goals, notables de energía y decisión, que Actuó el Oviedo completo en l a delananiquilaron al equipo astur. H a de hacerse tera y reapareciendo Sión en la defensa. Jugó constar, no obstante, que en el momento de mejor que en L a s Corts y la primera parproducirse el primer goal de esta serie el te se la pasó combinando un poco menos y Oviedo jugaba con diez elementos, por h a- un poco peor que eí Español, viéndose con berse lesionado Sión. más frecuencia dominado, pero más peliLos goals espectaculares de Iriondo y el groso ante el goal. Lángara, además de ser esfuerzo general del equipo cuando acostum un jugador de clase, es oportunista, y fallos bra a agotarse vale todos los elogios para los. de la defensa local, especialmente de Arater, españolistas, pero seríamos más justos re; los supo aprovechar con la simple exactitud sumiéndolos y remitiéndoselos a Solé. de los hombres que no pierden un segundo Arbitró el Sr. Escartín y formaron l o s de atención en el juego. Así marcó dos tanequipos: Español; Martorell, A r a t e r P é tos, el primero y el tercero. E l segundo rez; Martí, Solé, Cristiá; Prat, Edelmiro I, Iriondo, circunstancias parecidas- -fallos de Iriondo, Edelmiro I I y Bosch. la defensa y salida falsa de Florenza- -y el Oviedo: Florenza; Caliche, Sión; Castro, cuarto, Bosch rematando brillantemente Sirio, Chusle; Casuco, Gallart, Lángara, una combinación de los dos Edelmiro. Herrerita y Emilín. -ORS. Español, 5; O v i e d o 2 Barcelona 12. Girando alredador de la actuación de cuatro hombres se desarrolló el partido del domingo en Casa R a b i a SoléIriondo y Sirio- Lángara. Hasta los veinte minutos del primer tiempo hubo empate a dos tantos, y a partir de este momento los jugadores eje del Oviedo fueron desbordados por sus iguales adversarios. Diremos cómo: Sirio, buen medio centro, no es jugador de l a talla de Solé en forma y así como en anteriores partidos éste suele agotarse, en el encuentro del domingo se encontró bastante fresco durante la segunda parte. Solé no necesita más que un poco más de energía sostenida para ser el centro half indiscutible del equipo nacional. Brotóle en este partido inesperadamente y si fuera posible que la obtuviera, el Sr. García de Salazar no habría de preocuparse más para encontrar eje para su team del campeonato del mundo. A esto es debido que el Español haya jugado tantos partidos, decayendo en sus fines, malogrando victorias que técnicamente aparecían claras y seguras, malográndolas o reduciéndolas, contrastando l a eficacia de uno y otro tiempo de juego; ágil, suelto el primero, y cansado el segundo. P e r el domingo, cuando el equipo blanquiazul empezaba a sufrir los efectos de la falta de aire, Solé, que siempre era uno de los primeros en entrar en agonía, seguía firme y seguro en el mismo tren de juego, sin arrollar, que no es su estilo, pero exacto en l a colocación para l a espera del balón, con reservas para los pequeños trotes con los que suele prepararse el pase o con fuerza en las piernas para devolver el balón con toque seco y exacto. E l Español, como siempre, iba a hundirse, pero encontró la tabla salvadora en su medio centro y uniéndose a la regularidad de éste un súbito y afortunado aranque de genio de Iriondo en los remates, completando brillantemente una de sus tardes más acertadas jugando, el empate se convirtió en uno de los triunfos más espectaculares y rotundos de! once blanquiazul. 0 SEGUNDA DIVISIÓN. A PESAR D E LA R O T U N D A VICTORIA DEL; CELTA DE VIGO E L ATHLETIC DE MAFAVOdemos- D R I D S I G U E S I E N D O LEADER Y RITO D E L A COMPETICIÓN P e r o el Sevilla, trado su gran continuándola obstinada persecución, ha forma, derrotando al Coruña p o r una abrumadora diferencia Resultados de la segunda división Celta- Athletic M Sabadell- Murcia Sevilla- Coruña Osasuna- Unión Irún... Sporting Gijón- Alavés Clasificación 15 14 15 iS 15 iS 15 15 10 8 8 7 8 7 6 5 3 13. 1 3 2 I6 26 07 26 27 28 38 2 4 4- 0 3- 0 9- 0 3- 0 1- 0 J G. E P. P C. P 40 25 49 24 29 28 35 24 41 29 27 32 27 37 27 34 25 35 2 1.0 16 47 22 20 17 16 16 16 14 12 9 4 Sevilla, 9 Coruña, o Suponemos que la directiva del Sevilla F C. habrá enviado un expresivo telegrama de gratitud al Deportivo Alavés. Sería lo justo, y no por el regalo de los dos puntos correspondientes al encuentro que dejó de celebrarse en Vitoria, sino porque el i n cumplimiento del preceptivo envío ele dinero para el desplazamiento ha determinado que el equipo sevillista pudiera tomar el necesario descanso para l a recuperación de energías derrochadas, sin otro remedio, durante la primera vuelta del torneo liguista. Hasta entonces, hasta el comienzo de la segunda, el Sevilla conservó la calidad de invicto; pero tamaño esfuerzo hubo de dar al traste con la fortaleza de los denodados jugadores merengues, quienes acusaron- -ya lo dijimos- un aburrimiento cansino, traducción de la escasez de reservas físicas. L a penuria del Alavés ha sido, por tanto, causante de l a siesta reparadora gug hai dor- ¿Qué les ocurría mientras tanto a Sirio y Lángara? Pues el primero, ante los fulgores técnicos de Solé, se reducía hasta el anonimato y el segundo, no teniendo detrás un medio centro como Solé y teniendo delante a Solé, veía recortada progresivamente sus excepcionales posibilidades. Empezó siendo un maravilloso jugador y acabó siendo un buen jugador, que había sobresalido mucho en la primera parte y se distinguió sólo en la segunda. Pero el público, ese sector simplista del dame goals y dime tonto, 6 ¡n comprender las causas interiores de todo esto, creyó que Iriondo le hebia dado u n baño -á! ovetense. Y eso, no. Lángara es mido el Sevilla, de la que ha despertado pletórico de fuerzas y de entusiasmos, pro- v bablemente para echar la llave a la com- petición con idéntica brillantez y éxito coV mo la iniciara. 1 E l domingo, los merengues andaluces seí desperezaron al calor de un sol primaveral, ante el Deportivo de la Coruña y compusieron! un partido magnifico, moviéndose sobre el césped de su propiedad como piezas de ajedrez manejadas ¡por un experto de suprema categoría. Difícil será que cualquier equipo; durante la temporada haya podido llegar a urt rendimiento tan apurado al máximo. Y debe tenerse en cuenta que los coruñeses se defen- dieron rabiosamente durante la parte prime- i ra, obligando a sus rivales al empleo de cuan- tas energías pudieron acumular en los díasl de la inesperada vacación. N o se debió el; total embotellamiento del Coruña a una in- j hibición defensiva de los gallegos, sino qué éstos fueron cercados y arrollados por la lí- -1 nea intermedia rival, aplicada sin desmayoi en la tarea de crear juego para su brillante delantera, sin permitir una sola reacción ene- miga. Consiguió el trío Alcázar- Segura- Fede su propósito en forma tan espléndida, como para que se diese el caso de que Guillermo Eizáguirre no hubiese de tocac el balón sino en cuatro- -contados- -saques! de puerta. Los coruñeses ampliaron el des canso al formidable portero, quizás porqué sabían lo que le espera el próximo domingoi frente al Athletic madrileño. Y a la segunda mitad del partido fué meno á laboriosa para el Sevilla, que como hubiese conseguido cinco goals durante la p r i m e r a rematadores Campanal, Segura, Campanal, Tache y Torrontegui- ante el abrumados tanteo, hubieron de mostrar los muchachos del Coruña, Chacho incluido, una resigna- ción deportiva ciertamente justificada. t Mantuvieron los sevillistas l a perfecta
 // Cambio Nodo4-Sevilla