Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 14 D E F E B R E R O D E 1.934. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 23 MAS SOBRE LAS I M PORTACIONES DE TRIGO Puntualizando Don Marcelino Domingo ha publicado un liuevo artículo sobre la tan debatida cuestión de las importaciones de trigos. E l articulista pretende contestar a uno mío, publicado n estas columnas, y para combatir ciertas cosas que yo no he escrito, las inventa. Aclaremos la cuestión, que bien merece que clara quede. E l Sr. Domingo me atribuye que hablé del daño causado al T e s o r por los derechos arancelarios, cifrándolos en centenares de millones de pesetas. Parece como si no hubiera leído mi artículo serenamente. Léale de nuevo y reconocerá que yo deslindaba y cifraba los perjuicios ocasionados al Tesoro y por lo tanto al país en las importaciones decretadas por él y del m i s m modo en las efectuadas durante la Dictadura. Y cifraba en 45 millones de pesetas, en números redondos, lo que el Tesoro había dejado de percibir en sus importaciones de 1932 por una transgresión arbitraria del arancel v i gente, como cifraba en cien millones de pesetas los derechos aduaneros que se han desvuelto a los importadores de 1928 y 1929. Y de esos cien millones se devolvieron 19 en tiempo de la Dictadura y 81 por los Gobiernos de la República, como puede verse en l a Gaceta y aún con l a firma del señor Domingo. 0 0 él hay que atenerse, porque es una ley que debe aplicarse mientras dura su vigencia. H e de repetir, ya que el Sr. Domingo también rechaza, aunque contradiciéndose, que sus importaciones, además del enorme perjuicio para la producción costaron al E s tado, por menor percepción de derechos arancelarios cuarenta y cinco millones de pesetas, por la forma en que las hizo. L a s de la Dictadura gravaron ai Tesoro en cien millones de pesetas por devoluciones posteriores a su introducción en nuestro país. Pero no olvidemos que de estos cien millones los diecinueve fueron devueltos por aquel Gobierno, y los ochenta y uno restantes por el Gobierno de la República. Ahora bien: entre una y otra devolución existe la diferencia fundamental siguiente: E l Gobierno de la Dictadura derogó expresamente la ley de Contabilidad de la Hacienda pública. Libre de ella, devolvió los tan repetidos 19 millones, sin otras formalidades procesales para la itramitación de los expedientes que las determinadas en unas circulares de l a Dirección General de Abastos. Pero vino el Gobierno Berenguer y restableció en toda su integridad esa ley fundamental para el buen orden y la honestidad de l a Hacienda pública, siendo éste el motivo de que aquél no pudiese devolver, no devolviese ni una sola peseta, quizá en atención a una instancia mía de 29 de diciembre de 1930 en que así se solicitaba. A l advenir l a República siguió y sigue en yigor dicha ley, pero su Gobierno, sus Gobiernos, saltándosela a la torera y haciendo aún más asequible el procedimiento por medio de nuevas disposiciones rfiinisíeriales para facilitar las peticiones de los interesados, devolvió ochenta y un millones de pesetas, infringiendo el artículo 41 de esa citada ley de Contabilidad, que pro- hibe en absoluto atender obligación alguna) del ESTADO MINORANDO LOS IN CRESOS DE LAS RENTAS. Como no sea mediante un crédito extraordinario acordado por las Cortes, previos los informes de la Intervención General y del Consejo de Estado. No. hago muchas pragmáticas y s i laá hiciere procuro que sean buenas, y, sobre todo, que se guarden y se cumplan, que las pragmáticas que rio se guardan, l o mismo es que si no lo f u e s e n -M A R I A N O M A T E SANZ. ANTE UN EL ANUNCIO DE RE- MOVIMIENTO VOLUCIONARIO Interesantes disposiciones del m i nisterio de la Gobernación en r e lación c o n el orden público Madrjd 14. E l subsecretario de Gobernación, Sr. Torres Campaña, hizo esta m a drugada las siguientes manifestaciones: e ha dirigido una circular a los gobernadores confirmando l a orden de desarmar el T i r o Nacional y todas las entidades similares, cuyas armas habrán de ser entregadas a l a autoridad, hoy miércoles, como último plazo, incurriéndose si no en las sanciones que establece él decreto de 18 de enero pasado. También se ha organizado un servicio de control, que ya funciona, de todos los atestados ilícitos de ármias, explosivos y ley de Orden Público, con objeto de seguir l a pista de todos estos hechos y evitar, no sólo l a impunidad; sino l a lenidad o negligencia éa el castigo. PASTILLAS LAS MEJORES PARA BONALD I A GARGANTA Con la apreciación sobre lo que hayan d i cho o hechos otros señores; con las propagandas en las campañas políticas de que se queja el Sr. D o m i n g o con los diputados que, según dice, acudían a él para recabar trigo para sus provincias, yo nada tengo que ver. N i siquiera me rozan las reconvenciones que hace a quienes no llevaron esa cuestión al Parlamento en su día. Y a sabe que yo no era diputado entonces. Y hago esta aclaración porque se echa de ver en su artículo un afán de involucrar unas cosas con otras y en ese galimatías confunde m i nombre con el de ciertas actitudes y procedimientos a los que soy ajeno en absoluto. Y o dije y he dicho siempre, en discursos, en l a Prensa y en docum. enl. os dirigidos al Poder público, en representación de l a A s o ciación de Agricultores de España y en mi propio y personal nombre, con. m i firma al pie, que no se puede- -sin inferir un gravís i m o daño a l a producción triguera, y, por tanto, a l a primera partida, por su importancia en la economía nacional- -jugar con el arancel al arbitrio de un ministro. Que se trata de huir dice. Batiéndose en retirada titula su artículo. N o sé a quién (puede referirse. A mí, no. Y o no rehuyo tratar de esta cuestión. Para mí, no ahora, como dice el Sr. Domingo, sino siempre, el punto capital de las importaciones, y unas y otras, consiste en la forma y condiciones en que se efectuaron, y a eso iremos, aunque ¡no sea del agrado del Sr, Domingo; pero sin palabras gruesas ni literatura absurda, por brillante que fuera en la forma, que suele confundir a las gentes cuando de estos asuntos se trata. De las tres políticas que, según él, pudo seguir para efectuar las importaciones, señala ¡a de aplicarle un arancel, el de 14 pesetas oro, que pide el Sr. Matesanz (textual) no lo pide, el Sr. Matesanz. E s el arancel quien lo pide y lo fija, jr, en justicia, a Esta es l i sensación que experimentamos cuando las materias fecales quedan retenidas en el intestino por un tiempo demasiado largo, lo que tiene por consecuencia la penetración en la sangre de productos t ó x i c o s de d e s c o m p o s i c i ó n De ahí la necesidad de someter el e s t r e ñ i m i e n t o un tratamiento inmediato y adecuado. El tratamiento más conveniente será aquel que restablezca la normalidad sin ocasionar efectos secundarios perjudiciales. Él remedio que posee en el más alto grado estas propiedades es el N o r m a c o l Se trata de un producto natural, a base de un Jugo vegetal desecado, preparado por la casa del Veramon en forma de granulos mediante un procedimiento especial. Estos granulos, fáciles de Ingerir, poseen la singular propiedad de esponjar y ablandar las materias fecales. Este reblandecimiento y el aumento de volumen consiguiente provocan deposiciones pastosas y voluminosas, pero no diarreicas. El N o r m a c o l está, sobre todo, libre de aceites de parafina y de sustancias quí micas irritantes (Cajas de 150 gfs. E J Ayuntamiento d e Badajoz muestra su disgusto por Jos c a cheos Badajoz 13, 7 tarde. E l Ayuntamiento acordó en la sesión última mostrar su disgusto al gobernador por los cacheos que se efectuaron el domingo. También acordó protestar de que se hayan formado Comisiones gestoras sin socialistas. Se recogen muchas armas en C i u dad Real Ciudad Real 13, 7 tarde. Obedeciendo órdenes superiores, se efectúan diariamente cacheos dentro de l a población, cuyo resultado ha dado lugar a incautarse la Policía de muchas armas. E n las carreteras y en los caminos que tienen acceso a la capital realizan servicio parejas de l a Benemérita. E n toda la provincia la traquilidad es ab soluta. Grandes precauciones en Asturias Oviedo 13, 12 noche. E n toda la provincia se han adoptado precauciones con motivo del anunciado movimiento revolucionario, y en Oviedo se observa por la noche que en algunos puntos de la ciudad prestan servicios parejas de l a Guardia civil, patrullando también fuerzas de Asalto, con carabinas. es la mejor de las revistas