Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 15 D E F E B R E R O D E 1934. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S KKDACOION: PRADO DE SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES S ANUNCIOS, MUSOZ OLIVE, DIARIO ILUSTRADO. AÑO TRIGÉSIMO. NUM E R O 9.597 CERCANA A TETUAN, SEVILLA LA Y SITUACIÓN POLÍTICA PARLAMENTARIA Ayer circuló el rumor de una crisis inminente Se concede extraordinaria importancia a la reunión que la minoría radical celebrará el martes M a d r i d L a tarde de ayer fué m á s animada que las pasadas de Carnaval en los pasillos del Congreso. H u b o rumores a granel, pero el que m á s consistencia tomó fué el de una crisis para plazo muy inmediato. L a fundamentaban unos en determinada actitud del ministro de Justicia, tomando por base l a frase que el Sr. Alvarez Valdés pronunciara el d í a último de Cortes y que se refería a que el Gobierno viviría por lo menos hasta pasado el Carnaval. Pero los m á s opinaban que l a crisis vendría por l a división del partido radical, en el que al decir de los comentaristas existe una fundamental discrepancia entre los que creen que el Gobierno debe mantener en l a política un criterio netamente radical y los que opinan que por haber ido a las Cortes merced a los votos de las derechas es un deber de lealtad y de conciencia el hacer una política de tonos conservadores. Y parece ser que esta cuestión h a b r á de ser dilucidada el próximo martes en Ja reunión que l a minoría celeb r a r á presidida por el propio Sr. Lerroux. L o s periodistas hablaron anoche con el jefe del Gobierno y le hicieron saber l a i m portancia que se concedía a la reunión, precisamente por presidirla él. -Entonces l a importancia me l a dan a mí- -contestó el S r Lerroux- L o que ocurre es que estos amigos quieren que yo les presida alguna vez, pues ya es sabido que el cargo de presidente del Consejo no permite atender a esta clase de reuniones. T a m bién sucede que dentro del partido existen algunos q u e se sienten molestos con respecto a su situación, pensando acaso en lo que es corriente en otras situaciones y en otros partidos. Pero yo ya advertí hace mucho tiempo que cuando llegáramos al Poder, el partido radical tendría que ser el primero que se sacrificase y, en efecto, ha habido muchos sacrificios. Pero ya v e r á n ustedes cómo bastará que yo le hable a su razón y a su corazón, para que no aparezca l a menor discrepancia. A l Sr. Salazar Alonso, a quien encontramos en l a Presidencia del Consejo, cuando acababa de terminar una larga entrevista con el Sr. Lerroux, le preguntamos sobre el rumor de crisis y sobre las escisiones dentro del partido radical. -Nada de crisis. Y a se que hov circula ese rumor, pero comprenderá usted que estos no son momentos de crisis, sino de unión de todos los españoles al lado del Gobierno. Ocurre que ahora no hay tema político candente, porque todo el interés lo absorbe el orden público, que está sobre toda g é n e r o i. a gráfica ¡presente número continúa en la penúltima página. -Por cierto- -añadió- -que hoy he confede politiqueos, y. como algunos entienden que la única manera posible de quebrantar al I rendado, por la mañana, con el jefe de la Gobierno es este lío de las escisiones en Aeronáutica Militar, más tarde con el de 13 nuestro partido, ahí ahondan, olvidando los C i v i l Sr. Pastor, y esta noche e n c a r g a r é comentaristas de mala fe los últimos discural ministro de Marina que me visite m a ñ a n a sos del Sr. Martínez Barrios y la nota ofiel de Aviación Naval, porque quiero dar ciosa, que por unanimidad aprobó nuestra un gran impulso a cuanto se relaciona con minoría últimamente. la Aviación, que constituye hoy el arma Estoy convencido de que no puede hamás poderosa; he examinado unos estudios ber crisis. E l Gobierno forma una unidad muy interesantes que sobre los servicios de política, que tiene en estos momentos, por Aviación ha hecho la Comisión encargada encima de todas, la misión patriótica de deal efecto. fender a España. Por último, el Sr. Lerroux dijo, despiE l jefe del Gobierno repite que diéndose de los periodistas, que marchaba al domicilio del presidente de la República; cualquier resquebrajadura la sol- para someterle varios decretos a l a firma y para preguntarle si creía que debía celedaría en el acto brarse Consejo en Palacio, bajo su presiTambién hablaron los periodistas coa el dencia, como todos los jueves. Sr. Lerroux sobre los rumores de crisis, y el presidente del Consejo dijo, en tonos muy vivos: El señor Alba propone un plan- ¿Crisis? Claro es que puede haberla, porque yo estoy decidido a no dejarme solegislativo rápido papear ni capotear por nadie. Y suavizando la frase, a ñ a d i ó Se ha publicado un documento, escrito por- -Claro es que no me sopapea ni me caD Santiago Alba, en el que éste comienza potea nadie. N o sé qué fundamentos puedan diciendo que no es un beligerante más en tener esos rumores de crisis, porque yo, la lucha enconada de las distintas fuerzas como ustedes ven, estoy aquí encerrado todo políticas, y que sobre ella eleva su voz, el día, trabajando. Pero ya he dicho otra porque E s p a ñ a quiere vivir y reconstituirse vez, y repito ahora, que cualquier resqueen paz. L a nación está fatigada, quebrantabrajadura la soldaría en el acto. Y lo digo da, dolorida, y en muchos hogares, en la así porque tengo plenos poderes para ello. ciudad y en el campo se siente el nambre P o r otra parte, yo no tengo inconveniente por lo que los legisladores deben hallar un ninguno en dejar el Poder, pues bastante he lenguaje de paz, fraternidad, justicia social, luchado en mi juventud para que ahora, en y cálida solidaridad humana. la vejez, tenga que luchar más quien, como Reproduce las palabras de D Indalecio yo, pone toda su buena voluntad y su mejor Prieto, en una de su intervenciones parlaintención en l a obra de Gobierno, en estos mentarias, en las que recomendaba al G o momentos febriles. Nada de crisis. bierno que encontrara cuatro o c i n c o p r o Y el Sr. Lerroux terminó este aspecto de blemas fundamentales, de amplia envergala conversación con los informadores, d i dura, en los que pudieran coincidir fuerzas ciéndoles: parlamentarias de distinta ideología. Y alu -S i fuera andaluz, les diría a ustedes una de, asimismo, a una frase del último discurfrase andaluza, muy gráfica: Hasta los so del Sr. Azaña, por la que la obligación pratüos, en vasar, riñen de republicanos consiste en impedir que e! conflicto surja. El señor Lerroux comenta los in E l Sr. A l b a dice haber meditado sobre cidentes huelguísticos de ayer las palabras del orador socialista, meditación que le obliga a comentar en público l a Preguntaron al presidente del Consejo sorespuesta del diputado por Bilbao, aun sin bre la situación de orden público en E s p a ñ a haber dialogado previamente sobre el docuen el día de ayer. mento que da a la publicidad con su ilustre- -Parece que hay tranquilidad, a lo mejefe, el presidente del Consejo de ministros, nos en apariencia, salvo los incidentes ocusuponiendo que éste aprobará su gesto y su rridos en Cuatro Caminos y Las Ventas. Por cierto que habrán ustedes observado lenguaje. Y señala como imperativo urgente, de que estos incidentes se han producido con e x t r a ñ a coincidencia y elección estratégica. orden económico y constitución, aparte el Presupuesto, el siguiente plan de trabajo: Puede ser que hayan ocurrido como aviso Primero, paro obrero; segundo, Estatuto d é de otros sucesos, pero a mí no me cogerán salarios; tercero, fórmula ferroviaria; cuardesprevenido. to, ley de Arrendamientos, quintoj revalode la riqueza H o y asistirá el Gobierno a las rización ley Electoral. rústica y ganadera, y sexto, fiestas en Barajas. Se va a reorSe ofrece el presidente de la Cámara para negociar cerca del Gobierno y de las minoganizar la Aviación rías un plan de trabajo igual o semejante E l Sr. Lerroux dijo a los informadores aLenunciado, actuando intensamente en las que hoy asistiría el Gobierno, con el presicomisiones y con una discusión rápida y de dente de la República, a la fiesta que se totalidad en el salón de sesiones, con obcelebrará en Barajas. jeto de que en un mes, a lo sumo, pudiera todo ello pasar á la Gaceta, sin perjuicio del restó de la obra legislativa que hubiera de acometerse. A juicio de! Sr. Alba, bastaría Í 5 S 1 TKSII BCBÓÍS la indicada obra para, acallar a los s i n trabajo y a s é g u r a n a E s p a ñ a un ciclo, por 16 menos de tres años, de un ritmo ds bienestari; ¡progreso cuteras
 // Cambio Nodo4-Sevilla