Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. SÁBADO if DE FEBRERO DE 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 24. mesi, emprendió la fuga, seguido, según parece, por algunos transeúntes, que, no obstante el esfuerzo realizado, no pudieron darle alcance. Entre tanto el herido, que se hallaba en el suelo, arrojando gran, cantidad de sangre, fué recogido por algunos transeúntes, que Je acomodaron en un taxis, trasladándole con toda rapidez al Hospital, en cuyo benéfico establecimiento ingresó cuando ya era cadáver. Los médicos de guardia le apreciaron tres heridas de bala, dos en el pecho y otra en la ingle, tedas ellas mortales de necesidad. E l juez de guardia, con los funcionarios a sus órdenes, se personó en el Hospital, comenzando seguidamente a instruir las oportunas diligencias. En los bolsillos de la víctima fueron encontrados tm método para él estudio del idioma inglés, un ejercicio escrito en dicha lengua y un periódico de la noche. En la Comisaría del distrito del Congreso comparecieron unos quince testigos del suceso, algunos de los cuales confirmaron que habían intentado perseguir al agresor, sin lograr alcanzarle. Manifestaron asimismo que el criminal iba al parecer pobremente, vestido. miento en dichos almacenes era inmejorable, habiendo granjeado el afecto y la consideración de sus jefes, los cuales le. habían, concedido hacer próximamente un viaje de compras al extranjero, por cuenta denlos almacenes citados. Todos los empleados que tenía a sus órdenes han coincidido en sus manifestaciones, dando las mejores referencias de la víctima del criminal atentado. P o r él Juzgado y la Policía se. continúan practicando activas gestiones para descubrir la personalidad y el paradero del agresor. -5 BANQUETE- HOMENAJE A L ILUSTRE INVENT O R SEÑOR C I E R V A Madrid 17. Anoche, en el hotel Palace, se celebró el banquete organizado en honor del ilustre inventir del autogiro que lleva su nombre, D Juan L a Cierva. Concurrieron unos doscientos comensales, entre los que figuraban las más destacadas personalidades de la Aviación, de la Ciencia y de la política. Con el agasajado ocuparon l a presidencial del banquete los ministros de la Guerra, M a r i n a y Comunicaciones, señores Hidalgo, Rocha y Cid, respectivamente; el subsecreta- rio de este último departamento, Sr. Jalón; el secretario del presidente de la República, Sr. Sánchez Guerra; el presidente del Instituto de Ingenieros Civiles, el presidente d? l A e r o Club, Sr. Paratcha; los señores Ruiz de Alda, Haya, Ruiz F e r r i Abial, Alvarez Builla, Herrera Henmida, A la hora de los postres ofreció el. banquete D Pío Fernández Mulero, quien, en términos humorísticos, describió lo que era el autogiro. H i z o después un caluroso elogio de la figura del Sr. Cierva y señaló las aplicaciones del autogiro, tanto en su aspecto técnico como en su aspecto. práctico. Describió la eficacia que, como elemente sanitario tiene, e igualmente la. utilidad que reporta como aparato de bombardeo, y dijo que España debiera adquirir varios autogiros, porque les sería muy útil para diversos servicios. El Sr. Cierva pronunció un discurso de gracias, contestando a quienes le reprochan que haya ido con su invento al extranjero y a quienes por el contrario opinan que hizo bien en llevarlo. D i j o el ilustre inventor que aprovechaba este momento para decir que su autogiro nació en Getafe, se crió en Cuatro Vientos, marchó al extranjero, de donde vuelve perfeccionado hasta lo posible. S i el aparato lo ha perfeccionado fuera de España, lo hizo por entender que la técnica aérea de un país no basta para el perfeccionamiento de un invento, sino que precisa de varias técnicas; por tanto precisa lá colaboración del mayor número posible de países. Así lo ha hecho y ello le ha permitido volver con su autogiro, que, aun cuando en mecánica menos que en ninguna otra cosa, se llega al máximo de la perfección, viene en las mejores condiciones posibles. Añadió que en sus largas caminatas por los distintos puntos que ha recorrido tuvo indudables momentos de contrariedad, pero también logró muchos de satisfacción y éstos han sido aquellos en que, tratándose de éxitos, iban asociados el título del aparato y el nombre de España. Nutridísimos aplausos acogieron el discurso del Sr. Cierva. Segudiamente el ministro de Marina, quien, en nombre del Gobierno, se asoció al homenaje, como representante de Murcia, cantó las excelencias del país y destacó los Declaración de una m u c h a c h a presencial de! c r i m e n testigo Momentos después de cometido el crimen, se personó también en la Comisaría del distrito del Congreso el jefe superior de P o licía, D. Jacinto Vázquez, que procedió a hacer las indagaciones pertinentes para el debido. esclarecimiento del alevoso atentado. Una muchacha, testigo presencial del suceso, manifestó que el agresor es de regular estatura, joven y vestido con un viejo traje, azul de mecánico. Dice que cuando l a víctima llegó aj portal de su casa, llevando un periódico en la mano, le salió al paso un individuo, que le seguía, haciéndole un disparo, a consecuencia del cual cayó casi instantáneamente al íuelo. U n a vez tendido le hizo otros dos disparos a quemarropa, dándose después a la fuga, hasta que llegó a la Carrera de San Jerónimo, donde, al parecer, continuó con paso normal, logrando desaparecer entre la gente que transitaba por aquella vía. L o s antecedentes del c r i m e n lazos de paisanaje que le unen cotí el inven tor. del autogiro. Recordó que cuando L e- rfoux no era Poder todavía le acompañó a una conferencia del Sr. Cierva, en el Círcu- lo de Bellas Artes, en la que habló de su au- togiro, y el hoy jefe del Gobierno hizo un elogio calurosísimo del Sr. Cierva y de sur aparato. Pues bien, añadió el Sr. Rocha, ahora que el Sr. Lerroux es presidente del I Consejo, aquellos elogios los traducirá en h e- j chos y estos hechos se convertirán en una, í realidad para premiar los trabajos del gl o- í rioso inventor del autogiro. A l efecto, en e l Consejo de hoy llevará una propuesta de re- compensa que, según mi deseo, será la gran; cruz del Mérito Naval. A l g o extraño os parecerá esta recompensa, pero he de deciros que como la condecoración tiene los colores nacionales, cuando la luzcáis en el intranjero todo el mundo podrá decir que la ¡ostenta un gran español. Contestando a unos párrafos del Sr. Mu- lero sobre la efiacia del autogiro en determinados servicios, dijo que el Gobierno apoyará la posible aplicación del aparato, más que en nada en su aspecto sanitario. N o hablo de aplicaciones bélicas, añadió, porque a m i modo de ver solamente podría aplicarse en un caso de defensa nacional. P o r eso digo que sólo en el aspecto sanitario tendrá mayor aceptación y aun en l a guerra también la tendría, puesto que: lo. más respetable de las luchas son los heridos. Volvió a hablar el Sr. Mulero para decir que en su entrevista con el presidente de la República habían hablado de que patrocinara éste una: suscripción nacional para erigir un monumento a los infortunados aviadores Barbe rán y Collar. E l jefe del Estado acento l a propuesta y yo ahora suplico al Gobierno que se emplace dicho monumento en l a avenida del antiguo Hipódromo. A esto le contestó el ministro de M a r i n a que, como de las calles no dispone el Gobierno, habrá de pedirse la autorización necesaria al Ayuntamiento. Todos los oradores fueron aplaudid simos y. el glorioso inventor del autogiro Cierva recibió infinidad de felicitaciones. 1 1! 1 El autogiro voló ayer sobre Madrid De las diligencias practicadas, parece desprenderse que el crimen no tiene carácter político, toda vez que la víctima no pertenecía a ninguna organización, n i se había manifestado jamás partidario de ninguna tendencia ideológica. E r a persona seria y estudiosa, que habla correctamente el francés, y se hallaba estudiando inglés actualmente. Entre los objetos que se le encontraron en los bolsillos, figura el retrato de una señorita de París, donde la víctima había residido algún tiempo. También le fueron encontradas una invitación para una boda, unas l l a ves y cierta cantidad en billetes y metálico. Actualmente vivía: en la mencionada casa de la calle de Ventura de la- Vega, número 2, pensión, en compañía desvarios amigos suyos. Según manifiesta el médico del Hospital Provincial, que hubo de certificar la defunción d L u i s de Dios, éste se hallaba citado con él para concurrir a un baile juntos. Inmejorables; antecedentes de la víctima Ayer, el insigne inventor del autogiro, D. Juan de la Cierva, obsequió a los. informadores gráficos de Prensa, de Madrid, -con varios vuelos en su autogiro, demostrando con ello las seguridades de su invento. Realizaron diversos vuelos sobre el campo de Barajas y Madrid. El insigne inventor llevó a nuestro compañero el fotógrafo de Prensa Española señor Zegri en su aparato, volando sobre la ¡casa de A B C. El ilustre inventor s ñor La C i e r v a llegará a S e v i l l a el próximo miércoles En el A e r o Club de Andalucía se recibieron anoche noticias del próximo viaje al Sevilla que realizará el ilustre ingeniero español Sr. L a Cierva. El inventor del autogiro, llegará a nuestra ciudad el próximo miércoles, pilotando el último modelo del aparato por él creado. L e acompañará su distinguida esposa. Con tan feliz motivo, el A e r o Club organiza una fiesta aeronáutica, que se. celebrará en el Aeródromo de Tablada, y en la que tomarán parte los aviadores civiles y los de la Escuadra aérea perteneciente a la Bastí sevillana. Los socios del Aero andaluz exteriorizaron! anoche el júbilo que les produjo la grataj noticia. Merced a investigaciones practicadas por el comisario jefe del distrito del Congreso, D. Antonio L i n o se ha logrado saber que el muerto entró en los Almacenes Rodrigue; donde prestaba sus servicios, como jefe de sección para substituir a un empleado llamado Mariano Campos, que es presidente del Sindicato de U s o- y Vestido. S u comporta- Les usted BLANCO Y NEÜRO g la mejor d Jas revistas
 // Cambio Nodo4-Sevilla