Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC D O M I N G O 18. DE F E B R E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 29. CUESTIONES ECONÓ- MICAS Y FINANCIERAS Nil prodest quod non leadere possit idem, Decía Ovidio, y esto es tan verdadero en nuestros días como- entonces. ¿Cuáles lian sido los resultados positivos de las prestidigitaciones finiancieras y económicas que el presidente Roossevelt practica desde hace un año? ¿Acaso ha conseguido sus fines, hacer subir el nivel de los precios, gracias a los artífieos de l a economía dirigida? ¿Es posible, hablando en general, el arreglo de los precios dé las mercancías mediante l a depreciación de una divisa? Estamos inclinados a negarlo. Así en Inglaterra se d i r i ge l a libna desde 1931 y según las estadísticas del Borad of Tyade el nivel de los precios se encuentra más o menos alrededor de entonces. La. Controlled Inflation no ha provocado más que una disminución de las deudas oro y ha desplazado el poder de compra de los acreedores a favor de los deudores. Además en Inglaerra no se deseaba un alza del precio de las mercancías para poder conpetir mejor con los mercados extranjeros; pero si la baja de l a moneda tuviera como consecuencia el alza de los precios, ya hubiera debido manifestarse. E l éxito ha sido negativo engodos los países en que por el susodicho medio se ha querido hacer subir los precios. P a r k e r W i l l i s declara que en los E s tados Unidos los precios al por mayor han subido el 17 por 100; pero no hay que olvidar que esta cifra comprende también productos como el trigo, el algodón, el estaño y otros, cuyos precios dependen de los mercados internacionales y cuya alza, relativamente pequeña, ha sido l a consecuencia, más de la restricción, de l a producción, que de l a baja del dólar. S i se sacan estos productos de las estadísticas, se constatará que los precios en América no han avanzado nada. Desde que se sigue la política de las compras de pro, el nivel de estos precios más bien ha bajado, y nada prueba que la política financiera del Gobierno dará en el porvenir mejores resultados. L a compra de l a plata por arriba del precio del mercado dará probablemente el mismo resultado negativo que el del oro, y. no producirá otra cosa más gue un beneficio para los productores de ese metal. cuatro y medio millares de millones de dólares que han sido adelantados, sólo se han reembolsado 1.100 millones. Además empieza uno a preguntarse cada vez con más insistencia si los precios podrán seguir subiendo. N o obstante el optimismo oficial, el consumidor no puede pagar los precios elevados provocados por los Códigos, y ya muchos economistas temen una paralización completa de l a máquina económica. H a y algunos miembros del Congreso que han empezado a hacer una campaña para conseguir una nueva baja del dólar, hasta el 35 por 100 de su valor primitivo. P o r otro lado se asegura que el presidente quiere mantener la depreciación a 60 por 100; pero para evitar que después de una estabilización legal Inglaterra haga bajar todavía más l a libra, quiere llegar primeramente a un arreglo con este país antes de estabilizar legalmente l a divisa. Todos los fracasos de l a política americana no impiden que otros países imiten su ejemplo. Así Yugoeslavia ha decidido controlar la producción del oro y Checoeslovaquia por su parte ha desvalorizado su moneda sin proceder, sin embargo, a la inflación. E l caos monetario no hace más. que aumentar. A esto hay que añadir l a guerra de tarifas que acaba de estallar entre F r a n cia e Inglaterra. Algunos productos franceses pagarán, a partir del día 13 y a su entrada en Inglaterra, un derecho adicional de 20 por 100 ad valofem. Se teme ahora para completar el desorden que Francia denuncie el tratado de comercio francobritánico. E n tre tanto el fondo de regularización americano ha empezado a trabajar. Existirá un arreglo entre Wáshintong y París, por el cual la Federal Reserve Bank pone oro a la disposición del Banco de Francia, con el fin de que éste deprecie el dólar, no obstante la fuerte demanda de la divisa americana. Se añade a estas operaciones las efectuadas sobre o r en París por los Bancos ingleses. Estos Bancos, comprando oro en París, deben vender libras contra francos para adquirirlo. Después enviando el oro a Nueva Yorl? reciben dólares y los revenden con l i bras. Esto produce de nuevo como resultado una baja del dólar en Londres y del precio del oro en esta, ciudad sobre el open Market. E l hecho de que el precio del oro disminuya en l a ciudad, tiene un contragolpe sobre l a prima del franco que disminuirá también. Se dice que para contrarrestar esto el Banco de Francia ha elevado el tipo de descuento y esto sobre todo para atraerse l i bras a París. U n a baja de la libra que podría ser l a consecuencia traería, como se espera, una baja análoga del dólar a los nuevos t i pos de 15,22 y pararía por el momento las expediciones de oro a los Estados Unidos. 0 mercados de cambios, pero al mismo tiempo está cada vez más claro que los países que aún poseen el patrón oro, tratan de conservarlo, cueste lo que cueste. Sin embargo, la situación del franco francés da lugar a bastantes inquietudes. Podrá fácilmente ser sostenido, pero tres factores son indispensables primero, una política financiera, sana, que haga que los capitales franceses no busquen refugio fuera, un Parlamento íntegro y. un presupuesto nivelado. E l cumplimiento de una política de economías ha sido diferido demasiado tiempo, bajo el pretexto- -que nos viene de América y hace l a alegría de los socialistas- -de que no hay que disminuir el poder de compra de los funcionarios. Empleando, esta teoría se impide aumentar el poder de compra de los otros y se disipa una parte ¡del capital nacional. L o más grave del caso es, como dice Le Temps, muy justamente, que no se trata de un sencillo cambio del poder de compra. E l exceso de gastos públieos, l a persistencia de un déficit importante secan directamente todas las fuentes: del poder consumativo. N o solamente forman una amenaza permanente para l a moneda y entretienen así l a inseguridad, sino también los empréstitos y los impuestos, a los cuales hay que recurrir, impiden la formación de capitales nuevos o el empleo de éstos en fines productivos. L a actividad económica en F r a n c i a no volverá mientras los precios de costo no puedan ser ajustados a los precios de Venta, y si l a industria y el comercio no tienen la esperanza de realizar beneficios razonables. E l exceso de fiscalización mata esta esperanza y entorpece el precio de costo. E n su libro El mal financiero y su remedio, el conde de Fels destaca, de una manera admirable, el hecho de que el resurgimiento francés de 1926 no haya parado el aumento de impuestos. E l Presupuesto, no siendo otra cosa más que un instrumento de socialización, tiende a cargarse sin cesar, aumentando los gastos del Estado, en detrimento de la nación, empobrecida. E l resurgimiento, después de 3 a inflación, no contenía en sí ningún germen de resurgimiento, y no podía tener amanecer. L o que importa es que, arparte de consideraciones políticas los E s t a dos, instruidos ahora por l a experiencia, pongan remedio de una vez a las causas profundas del desorden financiero, a l a fiscalización mal concebida y al estatismo corruptor. Pero, ¿tendrán el valor necesario para cumplir este deber delante tíe l a terrible c r i sis económica quienes no tienen en cuenta sino su propio interés momentáneo? -MAURICIO V A N V O L L E N H O V E N E s evidente que s i los factores que han ocasionado. la crisis, como la superproducción, e l exceso de créditos, etc. prosiguen su obra como en el pasado, no será posible, con la manipulación de las monedas, mantener los precios arbitrariamente. S i en el más favorable de los casos se consiguiese hacer subir el nivel de los precios al tipo de 1926 el fin perségtiido por el presidente y esto, gracias á los artificios, quedará obligado a Se comprenderá lo difícil que resulta concontinuar esta manipulación indefinidamente. Lqs hombres de negocios más prudentes se trolar todos estos movimientos sobre los encuentran cada vez más inquietos. L a política del Commodity Dóllar, que no es; más que: una base de l a filosofía general de la moneda dirigida, no posee, desgraciadamente, ninguna base sólida. E n los. Estadok Unidos una nueva lucha encarnizada ha comenzado entre l a Recovery Administration y la industria y el comercio. Se trata en este momento de la oposición, siempre creciente, contra los Códigos que han puesto sobre una base falsa las relaciones entre obreros y patronos. Aparte de l a elevación del costo de. producción, bajo el pretexto que después la masa tendría un poder mayor de compra y compraría los productos cada vez más caros, se ha preconizado que grandes avances a los productores compensarían los gastos supleP A Sí I MONT- TABOE mentarios ocasionados al principio. Pero en Ampliado en 1932. 180 habitaciones. 100 baños. I realidad este sistema no lia hecho más que G E R E N C I A ESPAfi. QJiA empeorar las finanzas públicas. Así, de los Madrid, febrero, 1934. INFORMACIONES MARRUECOS El DE desenvolvimiento económico y financiero de Tánger HOTEL- MDW- THABOR 4 r u e n 1 0 t Tánger 17, 7 tarde. E n l a última sesión celebrada por la Asamblea Legislativa I n ternacional. se presentó. un dictamen técnico, en el que se detalla lo que necesita Tánger para su desenvolvimiento económico y. financiero y se expone la inoportunidad de crear otras tasas fiscales mientras no se reduzcan las anticipaciones de l a zona tocante al ferrocarril, Tánger- Fez y al- puerto, tocia vez. que desparece la ayuda económica de las potencias para equilibrar; el presupuesto. E n el dictamen se pide, la; derogación del artículo 52 del Estatutp, que prcíübey el juego y propone la construcción d e u n Casino Municipal para explotar los juegos por monopolio, en el que tendrían una participación proporcional todas las potencias. E l dictamen fué. aprobado por unanimidad.
 // Cambio Nodo4-Sevilla