Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M I É R C O L E S 21 D E F E B R E R O D E 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 16 el presupuesto de Gobernación, no serán destinados, como se ha dicho, para aumentar la Brigada móvil, sino para situarlos en las plazas que actualmente se hallan desguarnecidas dg fuerza pública. zas de derechas lo hicieron en un seriticlóV de apoyo para l a proposición del S r Comín, lo que indicaba claramente que habrían del votar enfrente del Gobierno. J Se siguió l a votación con un interés ví- i vísimo, y, desde luego, se supuso que el Go- ¡bierno sería derrotado. Esto lo pensaron to- j dos los ministros, y cuando l a votación ibah mediada el Sr. Guerra del Río, ostensible mente, metió sus papeles en l a cartera qué tenía sobre el pupitre del banco azul y sé dispuso a salir del salón de sesiones, sigeiéndole el ministro de Instrucción Pública, se- ñor Pareja Yébenes. E l Sr. Guerra del Río se encontró en el camino con el jefe de los: populares agrarios, Sr. G i l Robles. ¿L e parece a usted bien, como ministró de Obras Públicas, el S r Vidaü y Guardiol a? -l e preguntó. f- -A mí, sí, ¿por qué no? -contestó el sé- ñor G i l Robles. j- -P u e s y a tiene sitio- -le replicó el señor ¡Guerra del R í o- porque el Gobierno se vá ahora mismo. ¡E l Sr. P a r e j a Yébenes confirmó estas pa labras del S r Guerra del Río y añadió qué se disponía a recoger sus papeles. ¡E l momento fué de intenso interés. diputados se dieron cuenta de lo que sucedía y entonces algunos radicales reco- j rrieron las dependencias del edificio paral conseguir que entraran en el salón de tesio- tj nes algunos compañeros que aún no habían! votado, al mismo tiempo que algunos dipu- i tados de Acción Popular A g r a r i a se salían sin votar y otros agrarios votaban con el i Gobierno. C o n esto se restableció la situa- ción y el Gobierno logró unos catorce votos; de mayoría. Durante la última parte de la! votación estuvieron en el estrado presidencial el conde de Vallellano y el S r G i l Ro- bles. E l revuelo que se produjo duró largd, tiempo, apiñándose los diputados alrededorde l a mesa del presidente para hacer comen tarios de lo sucedido, hasta el punto de qué el S r A l b a tuvo que llamarles l a atención diciéndoles que debían conversar en el sa Ion de conferencias o en los pasillos. E l discurso de! presidente del Consejo. N o hay más G o b i e r n o que el G o b i e r n o L e r r o u x S e hace una política nacional A juzgar por los comentarios que escuchamos a. varios radicales, el discurso pronunciado por D Alejandro L e r r o u x tuvo evidente interés político. E l Sr. L e r r o u x examinó l a situación política en el Parlamento y fuera de él. A f i r mó que, lejos de hacerse desda el Gobierno una política de derechas o una política de izquierdas, se realiza una política de tipo nacional. -Yo- -añadió el jefe de los radicales- desde que ocupé el Poder he querido seguir una línea invariable, recta, sin inclinaciones a un lado o a otro, inspirada en ese crierio de verificar una política nacional. H e creído que de ese modo servía los intereses de mi Patria y Jos supremos de l a República, para ensancharla y consolidarla. Agregó que no era marxista n i antimarxista, sino un viejo liberal demócrata, que entendía necesario incorporar a l a política un sentido de justicia social, que es postulado indeclinable de todos los partidos en los países civilizados. Afirmó que esta política de tipo nacional le ha permitido con éxito conseguir la incorporación a l a República de importantes fuerzas políticas que estaban alejadas del régimen. H a y recelos acerca de otros partidos que aún no se manifestaron de absoluto acuerdo con el régimen- -anadió- Y o espero, casi tengo la evidencia de que esas fuerzas entrarán claramente en l a República y entonces se verá la eficacia de. esta política que yo he seguido. D i j o también que en estas Cortes no había posibilidad de otro Gobierno, sino el Gobierno de L e r r o u x o de otro de tipo análogo. S i yo fuera encargado de l a formación de un nuevo Gobierno- -dijo- -no le añadiría una sola gota más de derechas, pero no consentiría que se me hablara en nombre de un sectarismo izquierdista. E l Sr. L e r r o u x terminó su discurso d i ciendo emocionado que su íntima tragedia consistía en tener unos ideales políticos determinados y verse obligado a posponerlos al supremo interés de la República y de la Patria. L a minoría otorgó una ovación entusiasta y unánime al caudillo radical. r E l señor A l b a celebra una conferencia con el señor P r i e t o Durante u n cuarto de hora estuvieron reunidos, en el despacho del presidente de la Cámara, el Sr. A l b a y el ex ministro socialista tí. Indalecio Prieto. Fué éste preguntado por los periodistas acerca de lo conversado, y dijo que el señor A l b a le había dado cuenta de los trabajos parlamentarios que se propone, por su iniciativa, que las Cortes realicen inmediatamente, pero que le había hecho presente al Sr 7 A l b a que dicho plan debía hacérselo presente al presidente de l a minoría socialista, lo que había quedado en hacer el presidente de las Cortes. H o y no se planteará ningún d e bate político ni las derechas harán ninguna pregunta al G o b i e r n o E l Sr. G i l Robles fué felicitado a su llegada a l a Cámara por muchos diputados y periodistas por el discurso que ha pronunciado el domingo en Pamplona. -E n efecto- -dijo el jefe de l a minoría popular a g r a r i a- el caso de Pamplona es confortador, precisamente por haberse repetido en Pamplona, pues era natural el entusiasmo y la compenetración espiritual demostrados en Salamanca y en Valencia, y que allí aún no se había manifestado. Se le preguntó si haría alguna pregunta al Gobierno relacionada con l a nota que se ha enviado al Vaticano, y contestó que él no conocía el texto de l a nota en cuestión, y que, por lo tanto, habría de esperar para ello a conocerlo. P o r último, dijo que no veía ninguna cuestión que le obligase a plantear un debate político, y que habría de esperarse a que el Gobierno comiepce lo antes posible a realizar el programa en proyecto para resolver, rápida y eficazmente, los problemas que están en pie. U n incidente interesantísimo. E l G o b i e r n o se considera p o r u n momento en crisis. Las advertencias de las derechas Decíamos en nuestra información de ayer que el más leve incidente parlamentario pondría al descubierto l a dificilísima situación del Gobierno y podría dar lugar a los esperados acontecimientos políticos. Y el caso se presentó ayer mismo. Se discutía en el salón de sesiones la proposición incidental del Sr. Comín pidiendo que sea suprimida la representación estudiantil en los Claustros. E l debate se deslizó con varia fortuna para los distintos oradores que en él intervinieron y luego del discurso del ministro de Instrucción Pública, en el que declaró cuestión de confianza la no admisión de la propuesta, se llegó a la votación nominal. H a y que advertir que los diputados que intervinieron en representación de las fuer- U n a manifestación importantísima del señor G i l R o b l e s E n adelante, Acción Popular votará c o n arreglo a sus compromisos Cuando terminó l a votación, solicitamos del Sr. G i l Robles unas palabras para que nos explicara el sentido de su actitud y la, de sus amigos políticos. i H e aquí sus manifestaciones: -E l Gobierno quiere estar en el banco azul con plena dignidad. Nosotros, también. E n adelante nosotros votaremos con arre- i glo anuestras convicciones, a nuestros com promisos y a nuestro programa electoral. S i ocurre cualquier aconeteimiento, qué ocurra. Como le preguntáramos qué opinaba del resultado de la votación, nos contestó lo s i guiente (A mí no me importa lo que ha sucedido hoy. E l Gobierno ha ganado y me parece bien. D e cualquier modo ha sido una advertencia que debe ser tenida en cuenta para lo sucesivo. E l jefe agrario votó contra el Gobierno. También votó a. favor de l a proposición del Sr. Comín, y por tanto en contra del Gobierno, el jefe de l a minoría republicana! agraria, Sr. Martínez de Velasco. L e preguntamos sobre esta actitud, y nos dijo: -E n la minoría se ha votado con arregid a l a conciencia de cada cual. Unos han votado con el Gobierno, y otros, en frente de él. Y o he sido de estos últimos, porque creo que no está de más el aldabonazo. 1 Animación p o r la tarde en la C á mara Desde primera hora hubo ayer tarde una extraordinaria animación en los pasillos de l a Cámara, tanto más de destacar cuanto que en general los martes, primer día parlamentario, no suele hallarse muy concurrido el Congreso. Casi todos los comentarios giraron alrededor de l a reunión de l a minoría radical, bajo la presidencia del Sr. Lerroux. Escuchamos entre estos comentarios los de que un Gobierno que en l a situación actual ha conjurado las huelgas de los camareros y de l a construcción, que está alerta para garantizar el orden público ante el anuncio de una revolución cada 24 horas y que sigue una política en este orden, como l a de los cacheos, que continuarán cada vez con más intensidad, por el fruto obtenido en los ya realizados, según se demostrará con estadísticas oficiales, y que además se dispone a efectuar up, rápido programa parlamentario que resuelva todos los conflictos graves que están en pie, tiene, derecho al respeto de todos, aun cuando no tenga el aplauso de los adversarios. También se dijo por algunos diputados que los 1.500 números que se trata de aumentar en el Cuerpo de l a Guardia civil, en 1 l. BC ¡Ha S jueves 22, desde las seis y media, Una maravilla cinematográíica de l a famosa otoa de H B N R I BATAHdüE. Sentimiento, sésibilidad, arte y belleza.
 // Cambio Nodo4-Sevilla