Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 2 3 D E FEBRERO D E 3 934. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S DIARIO ILUSTRAD O A Ñ O TR 1 GES 1 MO. NU; MERO 9.604 BEDACCION: PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES I ANUNCIOS. MUÑOZ OLIVE, CERCANA A TETUAN, SEVILLA LA Y SITUACIÓN POLÍTICA PARLAMENTARIA Una tregua en la confusión ambiente No hay crisis por ahora, pero... Madrid. Desde bien temprano acudieron los diputados a la Cámara en la tarde de ayer. Como es natural, en todas las conversaciones estuvo el tema de l a crisis, como suceso inminente. S i n embargo, poco a poco el ambiente se despejó cuando se supo que l a sesión se dedicaría por entero ai proyecto de ley de traspaso de servicios de Beneficencia al ministerio de Trabajo, proyecto que no tiene otro peligro que el de la obstrucción socialista, pero por el cual no puede producirse división alguna entre el Gobierno y las fuerzas de derechas que le apoj an. A d e m á s muchos diputados al comentar l a nota oficiosa del Consejo celebrado por l a m a ñ a n a en Palacio, decían que en, ella se daba l a sensación de que el Gobierno insiste en mantener los principios contenidos en su declaración ministerial, por entender que de entonces acá no ha sucedido nada que le haga variar de conducta, ni de actuación. Parece. indicarse por tanto que, con el refrendo solemne del jefe del Estado, se declaraba por el Gobierno un deseo de mantenerse equidistante entre las derechas y las izquierdas. Momentos después se supo que el señor L e r r o u x había anunciado su propósito de traer a debate tod s los proyectos que est á n pendientes de discusión en l a Mesa de la. Cámara, y por tanto aquellos en los que tienen evidente interés los grupos parlamentarios de derechas. Todo cuanto llevamos dicho explica que se creyeran alejados los acontecimientos políticos, por lo menos hasta l a próxima semana. ¿P u e d e considerarse como autentica esta primera impresión, que ayer se hizo tan general en los pasillos; de la C á m a r a? E n el agobio y l a angustia de estas jornadas políticas, l a reacción que se produce al desaparecer u ñ a dificultad es siempre excesiva. A s í ayer, al decidir la presidencia de l a C á m a r a que sólo se discutiera un proyecto de ley inocuo, se entendió que l a situación estaba resuelta. Mas, persistiendo las causas que han determinado una separación fundamental entre e l Gobierno y los partidos políticos que le ayudan en el Parlamento, es natural que los efectos vuelvan a producirse m á s temprano o más tarde. U n a ilustre, personalidad del campo de las derechas enjuiciaba ayer con gran clarid a d a nuestro juicio, el momento político y parlamentario actual: -E s evidente, decía, que el Sr. Lerroux. se encuentra atado de pies y manos, dentro de su Gobierno. Como hombre perspicaz en política, entendió que su labor parlamentaria debía inclinarse hacia el criterio que predominaba en las fuerzas políticas que les otorgaban sus votos. Sus primeros actos, aunque tímidos, se determinaron en esa d i rcci. ón. Inmediatamente surgió en el Gobierno la tendencia manifestada con toda clari- Lea V. BLANCO NEGRO dad en unas célebres declaraciones por el seEn la semana próxima se produñor Martínez Barrios, a quien siguieron cirá la crisis, en opinión del seotros dos ministros. H e aquí l a tragedia del Sr. Lerroux. De seguir el criterio del señor ñor Casanueva Martínez Barrios, l a derrota parlamentaria; Preguntado el Sr. Casanueva acerca del de cumplir sus compromisos electorales y su planteamiento que podría tener el debate popolítica de rectificación de l a obra realizalítico contestó: da por el Gobierno Azaña, l a crisis de fon- -N o hay que apurar las cosas. E n la do dentro de su mismo partido y por ende semana que viene se producirá l a crisis. E s o en el Gobierno. Solicitado por dos fuerzas es inevitable. E l Gobierno caerá él solo, sin contrarias, se inmoviliza y deja pasar los que le empuje nadie. días sin un solo acto de Gobierno ni en las- ¿Q u i é n lo sustituirá? Cortes ni fuera de ellas. -N o creo que en eso haya dificultad. E l- ¿Y cómo puede remediarse este estado nuevo Gobierno puede estar presidido por de cosías? el mismo Sr. Lerroux, si está dispuesto a- -Decidiéndose. N o hay m á s remedio que formar un Gobierno de centro derecha. S i esclarecer la situación. M e consta que los él se negase a esta fórmula el Sr. A l b a sería regíonalistas y Acción Popular están decila persona m á s indicada para constituirlo, y, didos a ello. Quizá el martes o el miércoles en último término, D Melquíades Alvarez. de l a semana próxima y mediante una pro- ¿E n t r a r í a n ustedes en este Gobierno? posición incidental que obligue al Gobierno- -N o creo que haya ningún inconveniena declarar cuáles son sus propósitos en orte para ello, siempre que l a política a desden al presupuesto y a los problemas que arrollar se adaptase a l a que nosotros seguiestán en pie y cuya resolución urge. Pero mos, pudiéndose llegar a una inteligencia. no es sólo en esos grupos donde existe este- ¿F o r m a r í a parte de él el Sr. G i l R o deseo de definir posiciones. E n l a misma bles? minoría radical hay el propósito decididp- -N o creo; pero eso sería lo de menos. de que se defina l a relación que el GobierL a designación de personas se haría en el no puede y debe tener con los grupos parmomento en que se requiriera nuestro conlamentarios que le presten su ayuda. E n la curso y según l a forma en que éste se solireunión del martes, se planteará l a cuestión citase. por un grupo de diputados radicales que no Sobre la forma en que se plantearía la. entienden cómo significando esta situación crisis dijo el Sr. Casanueva que no es ninpolítica una rectificación de l a política paguna incógnita, por la división de criterios sada, se aceptan y se defienden sus postudel partido radical. lados. -Y caso de plantearse l a crisis, ¿cómo El señor Martínez de Velasco, se resolvería? en cambio, no cree en una crisis- -A mi juicio, el partido radical tiene que total ser l a base de cualquier combinación ministerial. P o r eso creo que, el Sr. L e r r o u x tiene E l Sr. Martínez de Velasco dijo que aun que suceder al Sr. Lerroux, como tantas reconociendo que la situación del Gobierno veces ha dicho el Sr. Martínez Barrios. S i es dificilísima, no se producirán aconteciacepta, su política tiene que ser de centro mientos políticos y que todo se reducirá a derecha, con todas sus consecuencias. L o que un viraje a la derecha en la política que s i gue el Ministerio. no quiere decir sino que se respete aquel programa mínimo que sirvió de base a l a S i alguno de sus componentes nó estuviepropaganda electoral de los radicales y de ra conforme sería sustituido. otros grupos de derechas. ¿Y no cree usted que tengan éxito las Unas palabras de don Emiliano maniobras a que se entregan los grupos de Iglesias izquierda? E l diputado radical Sr. Iglesias habló con- -Y a sé que el Sr. Gompanys después de los oeriodistas. U n informador le dijo qué su entrevista con el presidente de la Reacababa de oír decir a un significado dipupública ha sostenido muchas conferencias, y tado de su minoría que eso del izquieidismo desde luego con los señores A z a ñ a y Casaestaba ya en desuso. res Quiroga. M e parece descabellado el i n- -Precisamente- -dijo el Sr. Iglesias- -me tento de un Gobierno republicano de centro acaba. i de preguntar hace unos momentos izquierda con l a benevolencia de los sociaqué es lo que entiendo por derechas e i z listas y del Sr. Maura. ¿S e r á posible que quierdas. H e contestado que yo por derecha alguien crea que este Gobierno puede sosteno entiendo al grupo de monárquicos que nerse en el Parlamento? ¿Será posible, adepretenden apoderarse por sus movimientos más, que alguien crea en una normal disode reacción de una opinión a la que no relución de estas Cortes? ¿P o r q u é? ¿Q u é ha pasado para eso? L o que ocurre es que en. presentan y que, por el contrario, entiendo una República democrática se atiende a todo, por tales a aquellas cuyos hombres representativos tienen un gran sentido de responmenos a l a libre determinación del sufrasabilidad y que se dan cuenta de que su m i gio. N o se quiere reconocer el triunfo de sión no es el desenvolvimiento de esta u otra los elementos de derechas, ni respetar la tencuestión, sino el de luchas substantivas que dencia predominante en este Parlamento. afectan a la substantividad de la patria, y en E s una prueba m á s del sectarismo izquieregte punto no hay derechas ni izquierdas, dista y de su absoluto desprecio a los susino ciudadanos. Por lo que se refiere a le fragios que no le son propicios. qug yo interpreto por izquierdas considere que son tales las que tienen este mitiz er el sentido puro del espíritu republicano, porque en otro aspecto tan reaccionario me pa