Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 24 D E F E B R E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G fallando con arreglo a su conciencia, que hs sido l a razón y la justicia. Quinto. Que el señor subsecretario, representante del partido radica! en Comuni caciones no ha hecho nombramiento alguno, a excepción del de subsecretario particular, y éste después de bastante tiempo, y hasta guardando al anterior l a deferencia. de que acabara el mes en este puesto, tan eminentemente de confianza, sin duda, a los efectos de la gratificación. Todo lo cual, a no ser por el entusiasmo. de esta Agrupación Postal Republicana y el cariño al subsecretario, podía incluso haber agraviado a nuestros afiliados. Y para terminar. Ante las amenazas encubiertas del Comité ejecutivo del Sindicato, hemos de hacer constar que el país, los usuarios del Correo, y en especial el comercio, l a industria, l a Banca y l a Prensa, a quienes tanto perjudican los trastornos postales, pueden estar tranquilos; esta Agrupación Postal Republicana, a la que todo sacrificio en beneficio de nuestra querida República le parece pequeño, afirma una vez más, rotunda, categóricamente, que responde en todo momento del servicio postal en España entera y de que éste no ha de estar suspendido ni una sola hora. Madrid, 23 de febrero de 1934. -Por l a Junta Nacional de la A P R. Carlos Servert, José García y García, Luis Miranda Podadera, Juan Guillen. cJón que no se haya atenido a l a ley. Porque es necesario advertir que l a ley también concede intervención al ministro en las resoluciones de l a comjsión de destinos. ¡Pues no faltaría más! Y si da opción a que el ministro opine, justo es que éste resuelva con arreglo a su conciencia y a los asesoramientos que ha recibido. H e dispuesto- -continuó diciendo el señor Cid- -que se abra una escrupulosa inf orina ción sobre lo ocurrido ayer, para lo cual he solicitado de Hacienda un abogado del Estado, que hará las funciones de juez de d i cha información. E n el Consejo de hoy se han adoptado algunas resoluciones, entre ellas la supresión de l a Comisión de destinos, por lo que se refiere al cuerpo técnico exclusivamente y de la de Justicia. A estas disposiciones se seguirán otras con el mismo carácter, pues eí Gobierno está decidido a que la disciplina no se quebrante en el organismo público. E l Gobierno bailará al son que le toquen... Y así sea la conducta que observe en los funcionarios, así serán sus resoluciones dentro siempre del cumplimiento de la más estricta justicia y en defensa de los ideales y los intereses de l a República. Terminó diciendo el ministro de Comunicaciones que no procedería contra l a Prensa profesional por ahora, y que está tarde daría a los periodistas una extensa nota, con la expresión de su pensamiento y de sus propósitos. República el escrito que el Sindicato entregó ayer al subsecretario del departamento. E l S r Lerroux repuso: -S í E s a actitud era francamente intolerable. U n a nota de la Agrupación P o s tal Republicana Como réplica a las conclusiones elevadas al ministro de Comunicaciones por el Sindicato que actúa en dicho departamento, l a Agrupación Postal Republicana nos ruega la inserción de la siguiente nota: Primero. Que efectivamente la Comisión ejecutiva de dicho Sindicato- -que no representa en la actualidad más de 150 funcionarios de los 2.000 que constituyen la plantilla de Madrid y menos de 600 en toda España de los 3.500 que componen sus plantillas- -se presentó ante el despacho del señor m i nistro, acompañada de unos sesenta funcionarios técnicos, cincuenta ordenanzas reclutados por el administrador principal sindicado y por el jefe de servicios, también sindicado, y unos treinta carteros cedidos galantemente por el jefe de Cartería. Segundo. Que del pleito de las horas extraordinarias n es ni puede ser responsable el ministro actual de Comunicaciones, sino el director general, que para atraerse el Sindicato que le puso en el carge repartió a voleo entre un grupo de sindicalistas, sin atenerse a las necesidades del servicio ni a la cantidad presupuestada, dándose el caso de pagarse en M í! nd 75.000 pesetas mensuaManifestaciones d e l subsecreta- les por tal- concepto- -i. r i o señor Jalón Tercero. Que reí nombramiento de don E l subsecretario de Comunicaciones, se- Ciríaco Rojas, que ostenta el número 1 del escalafón del Guerpí? con l a categoría de jefe ñor Jalón, que se hallaba en el despacho del ministro, cuando las anteriores manifesta- de Administración- fivijLde. primera clase es en absoluto legal jhC. onharreglo a l a orden ciones del Sr. C i d habló breves momentos ministerial publicada; en el Diario Oficial con los periodistas confirmando los propósinúmero 2.490, del 15 de diciembre de 1932 tos de éste. para la aplicátión de. tía í ley de Bases, que en -N o me explico- -agregó el S r Jalón- -su artículo- octavo dice: E n cuantos casos esas impaciencias en dos meses que llevamos lo exijan las circunstancias el director geen el Gobierno, después de dos largos años neral designará libremente con carácter i n en paciente espera. Y eso que en este breterino (como ha sido nombrado el Sr. R o ve espacio de tiempo hemos hecho lo que jas) los funcionarios que hayan de desempenadie se había ocupado de hacer hasta ahoñar las vacantes hasta l a posesión de los ra. E l asunto de los coches de Correos, que propietarios. yo comprendo no admite espera por las i n Cuarto. Que los nombramientos de tres humanas condiciones de algunos de esos furjefes a que se refiere en su nota el Sindicagones, ese ha sido encauzado y resuelto por to no son hechos por el ministro, sino por el nosotros. Había un crédito de 900.000 peidrector general, que es el que los firma. E l setas para estas atenciones, y este problemaseñor ministro se ha atenido única y excluarrinconado, ha sido removido por mí, y sivamente a lo que disponen las órdenes m i no obstante las dificultades que ofrecía, por algunas exigencias de la ley de Contabilidad, nisteriales qué aclaran dicha ley, aceptando el recurso interpuesto con todo derecho por ahí está en vías de rápida ejecución. E l asunlos funcionarios que se creían preteridos y to de los carteros urbanos, que se hallaba arrinconado, también ha sido resuelto por nosotros. Decía bien el ministro cuando recogía lo del caciquismo, que tampoco me comprenu e a mí, que n i u n solo funcionario he nombrado y hasta he recibido muesras de enojo de cierta agrupación postal, porque entregado por entero al servicio por igual de todos los funcionarios, desde m i modesto puesto EMPRESA D E AUTOMÓVILES me había olvidado por completo de ella, por el hecho de que esta entidad tenía un matiz RAFAEL H 1 AZ PAZ radical, para evitar toda clase de susceptiServicio diario de viajeros bilidades. Desde Sevilla a Arahal, Marchena, Puebla de Cazalla, Osuna, Aguadulce, Estepa, Herrera, Puente Genil, Lucena y Cabra, con L a firma de l o s decretos salida de Sevilla a las 7,30 de la mañana. Desde Sevilla a Arahal. Marchena, Puebla A las seis y media de la tarde el preside Cazalla y Osuna, con salida de Sevilla dente del Consejo sometió a l a firma del a las dos de la tarde. presidente de l a República entre otros decreDesdo Sevilla a Arahal, Puebla de Cazalla, tos los dos de Comunicaciones, por los cuaOsuna, Aguadulce y Estepa, con salida de les quedan cuprimidas las comisiones de Sevilla a las cinco de la tarde. Desde Sevilla a Arahal, Paradas, MarcheDestinos y Justicia del Sindicato de C o na y Puebla de Cazalla, con salida de Sevilla rreos. a las 5,30 de la tarde. Cuando el Sr. L e r r o u x dio cuenta de la Oficina y parada en Sevilla, Avenida de firma de estos decretos un periodista le dijo la Libertad, 70 (Puerta de Jerez) -teléfono que el ministro había enviada al fiscal- de l a 2698 Q Importante nota d e l ministro. H a y un E s t a d o que funciona dentro y enfrente d e l E s t a d o español A última hora de la tarde fué facilitada a la Prensa, en el ministerio de Comunicaciones, la nota anunciada por el ministro. Dice así: Aunque la opinión pública no necesita grandes aclaraciones en esta cuestión de los servicios de Comunicaciones, que toca a diario, y no ha de dejarse despistar fácilmente del juicio, que, a costa de una dolorosa y larga experiencia, ha ido fomando, este ministerio entiende que es su deber moral salir al paso de algunas manifestaciones tendenciosas y malintencionadas. A l tomar posesión de sus cargos, hace dos meses, las autoridades de carácter político del ministerio, se encontraron de un lado un cúmulo de quejas- -la Prensa, las Cámaras de Comercio, buen número de particulares- -en cuanto al estado de los servicios, y por otro lado, con un Sindicato, de vida legal como tal Asociación, en flagrante i n fracción del artículo 41. de! texto constitucional, que había absorbido por entero l a soberanía del Estado. Infiltrados en l a comisión de Destinos, que como organismo asesor creó la ley. de Bases de julio de 1932, los elementos del Sindicato repartieron todos los puestos de mando e inspección, con las gratificaciones y atribuciones anejas al cargo, entre sus afines, que previamente se comprometían a obedecer al Comité Ejecutivo. Pareciéndoles escasa l a conquista de toda la red- -administradores principales, inspectores e interventores- consiguieron que a los cinco altos cargos de l a Corporación Postal, que la Comisión no propone, pero en los que ha de ser oída, recayesen si no en afiliados, en simpatizantes, o, todo lo menos, en personas poco hostiles. Después nutrió el Sindicato una Comisión, de Justicia, no determinada en la ley de B a ses y un Comité de Ambulantes, que mantiene en viaje constante en comisión a u n equipo, con merma de un negociado organizado en pleno régimen republicano. E n el auge de acción sindical, por absorberlo todo, hasta los tribunales de exámenes, han ¿d irnuaiülll i r c i H i H U i n i t II l llir! Ur: DI! JII iUlllil IIDI mu RsinnnmBiiiEi irosn n nm m; tu un