Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 24 D E F E B R E R O D E 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 26. Marchaban después los oficiales de orde- nanza, el príncipe Carlos, los generales ayu dantes del Rey, y los oficiales de l a Casa! M i l i t a r y del Estado Mayor del Ejército, j U n a inmensa multitud se agolpa a todo Id; largo del recorrido de l a comitiva, portadora; de infinidad de banderas y aclama al nuevo Soberano. Este saluda emocionado. i E l cordón que mantiene a l a gente está! compuesto por fuerzas del Ejército, antiguo combatientes y niños de ias escuelas de B r u selas. Las ventanas de las casas por donde ha de pasar l a comitiva están llenas de gente Toda l a calzada está llena de flores. 1 AYER P R E S T O J U R A M E N T O E L N U E V O REY D E LOS BELGAS, L E O P O L D O 111 A B C en París. El Rey y su comitiva salen del Palacio Real para dirigirse al Parlamento. El juramento. Regreso a Palacio del Rey entre las aclamaciones de la muchedumbre. A B C en París jca Bélgk tiene ya un nuevo Soberano P a r í s 24, 2 madrugada. (Crónica telefónica. L a razón de Estado y las conveniencias nacionales aconsejan, e incluso exigen, que un interregno sea lo menos dilatado posible. U n particular tiene el derecho perfecto de llorar en l a intimidad l a pérdida de una persona querida. E l puesto que en vida ocupaba el que rindió su tributo a l a inexorable, puede permanecer vacante como postumo homenaje al que lo ocupó durante alg ú n tiempo. Pero cuando se trata de un jefe de Estado no es fácil constreñirse a un marco de. intimidad y recogimiento, y es m á s apremiante la necesidad de cubrir el puesto que quedó sin titular. Calientes a ú n los restos del que fué Rey de Bélgica, sube al Trono un nuevo Rey de Bélgica. A Alberto I le sucede Leopoldo III. E l Rey ha muerto. ¡V i v a el Rey! Bélgica tiene ya un nuevo Soberano, cuyas condiciones intelectuales y morales son g a r a n t í a de felicidad, para su pueblo. L a ceremonia de la coronación de Leopoldo III, celebrada esta mañana, ha consagrado un nuevo Rey, y ha sido al propio tiempo un homenaje al que l o fué. Bélgica, como una mujer coqueta, ha secado un momento sus lágrimas, para que en su rostro pudiera florecer una sonrisa. Muchedumbre incalculable en las calles; el buen pueblo que comenta l a gentileza del nuevo Soberano y l a hermosura de l a que con él ha de compartir el Trono... E l cortejo que pasa. Leopoldo III, a caballo, sonríe también, a pesar de su pena. Estalla potente un ¡V i v a el R e y! Toques de cornetas. E l H i m n o Nacional. Homenaje de flores a la realeza. L a s salvas de ordenanza, Leopoldo de Brabante, a caballo, cruzado su pecho por la banda de la Orden de Leopoldo, ha salido del Palacio Real para dirigirse al Palacio de l a Nación. E n el centro del Semiciclo del gran salón de sesiones se encuentra el Trono, bajo dosel, rebasado por colosal corona. Ministros, dignatarios, altos funcionarios, diplomáticos y representantes extranjeros llenan el salón. A las once de la mañana entra la Reina, dando l a mano a los infantes. S u palidez marfileña destaca doblemente por lo negro del atavío. Solemne silencio, que rasga l a voz de un ujier, gritando: ¡E l R e y! Y el Rey entra. Y el Rey habla. H a j u rado observar la Constitución y defender la integridad del territorio belga. Estallan las aclamaciones. L a ceremonia h a terminado. Y Leopoldo de Brabante, ya Leopoldo III, y l a Reina Astrid, entran en el Palacio Real, que ha de ser en lo sucesivo su jaula dorada... E l nuevo Rey salió del Palacio Real a caballo, seguido del príncipe Carlos y dé los oficiales del Estado Mayor del Ejército. A la puerta de Palacio esperaban a l Rey el burgomaestre de Bruselas, el Colegio y el Ayuntamiento de l a capital. E l burgomaestre de Bruselas, Sr. M a x saludó al Soberano en nombre de la ciudad de Bruselas, y le- dio l a bienvenida, a l a que el Rey contestó dando las gracias por la atención de las autoridades de l a ciudad. Seguidamente se puso en marcha, hacia el Parlamento, el cortejo Real. Abrían l a marcha los g u í a s después marchaban dos escuadrones, y seguidamente el Rey, a. caballo. Llegada al Parlamento. En el sa i lón de sesiones de la Cámara Poco antes de las once de la mañanará vanguardia llega a la puerta del Parlamento que está decorado. U n a compañía del regimiento de Granaderos espera al Soberano para rendirle ho ñores en l a sala llamada de los Pasos Perol didos, y las tribunas están abarrotadas de público. i Frente al lugar en que está instalado el trono ha sido colocado el banco del? Go- l bierno, que está ocupado por todcs los rr nistros. j Ante el trono ha sido colocada una mesai para los componentes de la Cámara. ¡E n distintos lugares de l a C á m a r a hart tomado asiento los altos dignatarios de Bél- ¡gica y los miembros del Cuerpo diplomático acreditados cerca del Gobierno de Bruselas, A las once en punto de l a m a ñ a n a pene- J tra en el salón de sesiones l a Reina A s t r i d que lleva a sus dos hijos de l a mano y viste riguroso luto, y a l a que siguen los prin- i; cipes extranjeros. ¡A l entrar en el salón la Reina es objeto de una clamorosa ovación. Después de sa- j ludar l a Reina, toma asiento en el Trono, y; detrás de ella, de pie, se colocan el prínrj cipe de Gales y el príncipe Humberto. L a l Reina madre no asiste a l a ceremonia. j Seguidamente penetra en el salón el hue vo Rey de Bélgica. Todos los asistentes, eni pie, tributan al Soberano una ovación, que! dura m á s de dos minutos. Únicamente dos I diputados comunistas permanecen sentados, y esto origina algunas protestas. J 1 1 1 r Compañía de Seguros Mutuos contra incendio de Casas en Sevilla Esta Sociedad, celebra Junta General extraordinaria, y seguidamente l a ordinaria, en la Casa Lonja, el d í a 25 del corriente mes, a las tres de l a tarde. Lo que se anuncia. por si algún señor socio no ha recibido éit. -ic: ú; i repartida a domicilio. E l secretario d é la Junta Gubernativa, Juan Pedro Llórente y Lacave. fí; K l domingo 25, a las seis y media, en vermonth numerada, estreno 1 en español, por Olaudeíte Colbert Reserve sns localidades. Servicio dé Ómnibus entro Sevílla- Cazalla de la Sierra y Alcolea, pasando por Villaverde- Cantillana- Villanueva y Constantlna. Horas de salida: De Sevilla, ocho mañana y cinco tarde; de Cazalla, seis y media mañana y tres y media tarde. E l coche de Alcolea sale cinco y media tarde. SE ADMITEN ENCARGOS Oficinas: 14 de Abril, 2 (antes Alfonso XH. Teléfono 21385. afines El Rey Leopoldo presta juramento y pronuncia un discurso Hecho el silencio, el Rey Leopoldo pro nuncia l a fórmula del juramento, primero en francés, y seguidamente en flamenco, r e produciéndose l a ovación. U n a vez restablecido el silencio, el Rey, empieza su discurso. Comienza manifestando que no se le ocultan las graves íesponsabilidades que ha de asumir, y afirma que en el ejercicio de su. cargo se inspirará en el ejemplo de sus gloriosos predecesores. A continuación agradece a Bélgica y á las demás naciones el homenaje que han rendido a su padre, Alberto I. Declara seguidamente que la paz social, los problemas coloniales y el bienestar de las clases trabajadoras serán sus principales preocupaciones. Agrega que Bélgica continuará asegurando l a paz del mundo, pero que está dispuesto a realizar todos los sacrificios necesarios para salvaguardar l a independenca de su territorio y de sus libertades. E l Soberano termina su discurso diciendo que todo su ser está incondicionalmente al servicio de Bélgica. Terminada l a ceremonia, la comitiva regresa a Palacio, en medio de aclamaciones dé l a muchedumbre. C o m p a ñ í a Teiefóiítea Nacional de E s p a ü a Avenida de P i y Margall, 2. M a d r i d De conformidad con lo dispuesto por Itíl Estatutos de esta Sociedad, se convoca parí el día 27 de marzo próximo la Junta general ordinaria de accionistas correspondienta al año actual, que tendrá lugar, a las once de dicho día, en el domicilio social. P o d r á n asistir a la Junta todos los señores accionistas que lo soliciten del Consejo de AdministraciQn y obtengan, en l a Secret a r í a general, l a autorización correspondiente, después, de acreditar su condición como tales accionistas, con cinco días de an terioridad, por lo menos, a la mencionad fecha. Francisco Martín de Nicolás. í yicesecretíiriq general, Salida del Palacio Real para jurar la Constitución. Saludo del burgomaestre Bruselas 23, 4 tarde. E s t a mañana, como estaba anunciado, se ha celebrado solemnemente la ceremonia del juramento del nuevo Rey de Bélgica, Leopoldo III, de l a Constitución de su paí rmniii TT HimíTinnrfn! 111! IBÜHUMHUBTl U B I 1 nm M iBB iiErinrerni t im m r i 1 ifflimiirftiiin
 // Cambio Nodo4-Sevilla