Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 24 D E F E B R E R O D E 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 27. INFORMACIONES VARIAS DE Y NOTICIAS SEVILLA N o ha sido S e v i l l a al día. L o s conciertos de la B a n d a M u n i c i p a l hallado el meteorito de L a R i n c o n a d a Informaciones municipales y d e l G o b i e r n o c i v i l V a r i o s sucesos. N o t i c i a s diversas. Sevilla al día Otro día perdido para la Historia. Ni huelgas, ni atracos, ni meteoritos... Lo que se dice nada. Sólo una causa, por jurados, sobre pre sunto homicidio en Morón. Veredicto de inculpabilidad. En el Gobierno, visitas. ¡Hay que ver lo cumplida que es la gente! y hágame usted el favor de parar de contar. En el Ayuntamiento, comisiones. En el campo, falta de agua. Y en todas partes, el propósito de recibir dignamente al insigne ingeniero Sr. Cierva, que hoy ha de colgar del cielo riente de Sevilla la maravilla de su autogiro, que hasta los españoles elogian con orgullo y admira fión. -SIMPLICISIMO. No ha sido hallado el meteorito d e L a R i n c o n a d a Hemos estado en el lugar donde hace unos días cayó un meteorito, destrozando la vivienda de una familia campesina. N o s acompaña Serrano, para hacer unas fotos, y unos asesores científicos, cultivadores de los fenómenos telúricos. E l lugar del suceso dista bastante de L a Rinconada; seis o siete kilómetros. P o r partidos de olivar v a el auto. L a choza destruida está en la Dehesa Nueva. E n ella vivía Francisco Mejías M u ñoz, de cuarenta y tres años; su mujer, Antonia Vega, y sus hijos, Francisco, Pedro, A n a y Manuel. Y l a madre del cabeza de familia, A n a Muñoz Márquez, de setenta y seis años. Todos han quedado s i n hogar y sin ropas. Los vecinos de las chozas próximas han proyisto a sus necesidades. Francisco Mejías nos dice: -S e r i a poco más de las doce del día 17. M i mujer había ido a Sevilla, con varios tíe mis hijos. E l mayor se encontraba echando agua a las bestias, y yo me encontraba dentro de l a choza con m i hijo Perico, sentados alrededor de l a camilla, dispuestos a comer. De pronto se sintió un ruido especial. M i hijo creyó que era un aeroplano, que volaba bajo, y salió de l a choza. Pero no tardé mucho en oirle: ¡Papá, juya usté! Y salí de l a choza. A los pocos metros, entre un humo muy negro, atacado d. grandes fatigas, caí al suelo. Perdí la gorra, como si me l a hubieran arrancado violentamente. M i r e usted- -continúa Francisco- era como una columna negra, de gran polvareda, que prendió rápidamente fuego por l a parte de arriba, y, caso raro, en dirección coi traria al viento fuerte que aquel día reinó. De l a choza sólo han quedado las estacas. Los enseres, destruidos totalmente. L a copa del brasero, nueva, recién comprada, fundida en numerosos pedazos y amalgamada con otras materias. L a mancera de un arado, que se encontraba a cincuenta metros de la choza quedó calcinada. Y así, varios olivos íte alrededor. Fué una verdadera casualidad que no estuvieran en l a choza sus habitantes. Hubieran muerto, indefectiblemente. A poco de estar nosotros allí, han llegado en un auto D Pedro Castro, catedrático de Historia Natural de la Universidad de Sevilla, y D Gabriel Martín Cardoso, catedrático de Mineralogía de l a Universidad de Madrid. Y a habían estado por l a mañana, en busca del meteorito. Ambos catedráticos, que han llegado allí guiados por su curiosidad científica, nos i n forman acerca de estos fenómenos. -N o ha habido aerolito, y mucho menos bólido- -nos dicen- Los destrozos en la tierra hubieran sido mayores. Y en realidad, el hueco que ha hecho esta materia es pequeño. Y sobre todo, ¡estaría a l a vista! Pero no hemos encontrado nada. Se trata, sin duda, de un meteorito. Estos meteoritos tienen una extructura porosa, parecida a l a esponja. L o s hay de hierro y níquel, y de roca. S u tamaño oscila mucho. Los hay hasta de una tonelada, y tan pequeños como éste que ha caído aquí, y que no se encuentra, siendo fácil verlo, estando el fenómeno localizado tan concretamente como aquí. Estos cuerpos constituyen partículas, que habitan en él espacio i n dependientemente, y a veces, al entrar en el radio de acción de algún planeta, los absorben por atracción. Y esta atracción se efectúa cíe una manera rapidísima, a kilómetros por segundos, y con esta rapidez, al- atravesar las capas de la atmósfera, el roce las vuelve incadescentes, produciendo ese humo en forma de columna que acompaña al cuerpo. E l ruido que produce es semejante al silbido de una bala, y sólo cuando son de gran tamaño, el ruido se deja sentir en un gran radio del terreno. E l cuerpo, una vez que. cae a tierra, deja de ser peligroso. N o estalla, es materia muerta. E l que ha caído aquí ha debido ser muy pequeño, a pesar del estrago que ha causado. L o indica el no encontrarse prontamente y el escaso ruido que ha producido, que no ha sido advertido más que por el muchacho que lo vio. Serrano hace unas fotos del lugar del suceso, mientras los catedráticos buscan afanosamente el paradero del meteorito. Realmente ha habido poca fortuna en su busca. Y yai que ha dejado sin casa y sin enseres a una familia campesina, lo menos que ha debido el meteorito es dejarse aprisionar, en beneficio de l a Ciencia. P o r lo demás, sus visitas no son muy agradables, que digamos. Ateneo d e Sevilla V i s i t a s artísticas E l domingo 25 del corriente continuará el estudio de las capillas de nuestra Catedral, bajo l a dirección del S r Hernández Díaz, debiendo encontrarse cuantos deseen asistir a esta visita en el Patio de los Naranjos, a las tres menos cuarto de la tarde. 1 S 1 E x p o s i c i ó n I n t e r r e gionaS l i b r e d e B A y A r tes Industriales L a Asociación Profesional de Estudiantes de Bellas Artes y Artes Industriales de Sevilla (F U E. se propone celebrar l a III Exposición libre interregional que comprenda las secciones de Pintura, Escultura, Dibujo (no académico) Artes Industriales, Fotografía de Ar te Cerámica, Hierros y Maderas artísticas. Dicha exposición tendrá lugar en el palacio de Bellas Artes de l a Plaza de A m é rica y se inaugurará el 18 de marzo próximo. Las bases de concurrencia son las corrientes y quienes se interesen por su conocimiento pueden dirigirse al presidente de la ¡Asociación. Torre Sur de la Plaza de E s paña. Sevilla. Los -0 conciertos d e la B a n da Municipal G A F A S Puede V d obtenerlas perfectamente adaptadas a su vista en el Bazar M é d i c o Óptico, G U I T J L E R M O C R E E N Velázquez, 8 (frente a l C a f é Nacional) Teafe Cervantes Kuevo abono a cinco funciones, a la c o m p a ñ í a de comedias cómica) de AURORA SEBOADO VAILERÍAN LEÓN Butaca, las cinco funciones, 15 Ptas. Plateas, con seis entradas, las cinco funciones, 90 Ptas. Queda abierto el abono desde el d í a de la fecha hasta el lunes 26 inclusive Obras que se p o n d r á n en las cinco funciones de abono: Programa del que ha de tener luarar el domingo 25 de febrero, a las tres de la tarde, en el paseo de Cristina: Primero, El Príncipe Bohemio (marcha) y M i l l a r segundo, The Geisa (selección J o ne tercero, La Leyenda del Beso (intermedio) Soutullo y V e r t cuarto, El Barbero de Sevilla (sinfonía) Rossini. Segunda parte: Primero, Tanhauser, (obertura) W a g n e r segundo, El Amor, Brujo (danza ritual del fuego) F a l l a ter. cero, La Rosa del Azafrán (selección) Guerrero. 1 Lecturas y conferencias Juan Rodríguez Mateo, en el Ateneo Ayer tarde tuvo lugar en el Ateneo l a lectura de poesías originales del notable poeta D Juan Rodríguez Mateo. Presidió el acto el presidente de la Sección de Literatura, D José María del Rey Caballero, el cual presentó en breves frases al fino poeta. E l Sr. Rodríguez Mateo recitó seguidamente poesías, en las que se ha logrado una difícil originalidad y una forma expresiva, que se apoya en vigoroso contenido. E l Sr. Rodríguez Mateo, aplaudido en diversos momentos de su recital, fué a su téfmino efusivamente felicitado. ¡Viva Alcorcen que es mi pueftio! Es m i h o m b r e Carracuca fes einol L M a r q u e s e s Je ftiaiaiáe C o m o tú n i n g u n a (estreno)
 // Cambio Nodo4-Sevilla