Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 24 D E F E B R E R O D E 19 vt- EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 31. ONES AS AB Y NOTICIAS VA- DE LA REGIÓN ANDALUZA pide dinero en C en H u e l v a S e fuga del domicilio paterno y nombre de su padre. Otras noticias. ABC en H u e l v a L i b r o s l i b r o s y libro La Agrupación Artística Alvares Quintero, de Huelva, tiene tal sustancia popular ¡y, tales orientaciones culturales que el cronista se ve influido constantemente por ella, y. esto da lugar a crónicas en que se enaltece a estos obreros tan inteligentes, tan pnubenses y tan simpáticos. Yo tengo mucho, gusto en sacar en las póginas de A B C los adelantos y las ini. dativas de carácter material, como por ejemplo, la idea de unos señores valverdeños de montar una gran fábrica de pasta de papel, a. cuyo asunto, que puede llevar en sí una transformación de la parte pobre de nuestra, provincia, he de referirme tantas veces como sea preciso para conseguir este triunfo en nuestra región; digo que yo, atento a los problemas materiales, cuando se tercia en mi camino algo de carácter moral o intelectual, tengo una verdadera satisfacción si muevo mi pluma un rato enalteciendo la especie. Varias veces, en poco tiempo, he recibido peticiones de libros para formar bibliotecas populares. Es de la más vulgar y elemental actuación de mis deberes ciudadanos oír estas peticiones de libros y satisfacerlas cuanto sea posible en la modestia de mis. medios materiales. Yo tengo mis libros dedicados a contribuir con el producto, de sus. ventas al sostenimiento de las Escuelas del Sagrado Corazón de Huelva, pero esto no me priva del placer íntimo de ayudar con mis modestas publicaciones al desenvolvimiento de buenas: bibliotecas; y sobre toda, me proporciona la gran satisfacción de hacer la propaganda por la Prensa cuando, como ocurre ahora, sé traía de ima Asociación tan serla y de tan bien cimentada reputación, como la que tienen en la capital onubense los Alvares Quintero. Antonio Plata, el presidente de la Agrupación, y Lorenzo Barroso, el iniciador de la idea, se han lanzado, con él calor que ponen siempre estos hombres en los asuntos que manejan, a la noble y generosa idea de formar una- gran biblioteca donde el pueblo pueda instruirse. Este problema tiene en sí otros dos: reunir los libros y conseguir que sean leídos. El primero, con todas sus dificultades, es relativamente fácil de resolver. El otro, o sea que los libros se lean, ya es harina de otro costal. Yo vivo prácticamente en esa lucha constante por la cultura del pueblo y sé, por una triste y dilatada experiencia, que aquí no lee libros nadie, casi nadie. El pediódico si se lee porque trae la política, el fútbol, los toros, el teatro, los crímenes, etc. pero los libros, que le dan toda la primacía e importancia a las ideas, a las orientaciones del pensamiento, de la sensibilidad y de la emoción creadora, esos los lee quien los lee. Nuestro pueblo español ama más sus aficiones actuales, que informan la vida de ahora, que la preparación de los caminos nuevos; ama más un pájaro éñ la mano que ciento volando, y en esto hay que distinguir, porque si los cien pájaros no pueden en- absoluto cogerse tienen rasón los que prefieren uno asegurado; pero si de los cien, pueden caer diez, veinte- o treinta, -será una locura- des- Cádiz 23, 11 noche. Desde hace varios días conocíamos la noticia de que a bordo del cañonero Canalejas, fondeado en Las Palmas, había ocurrido un incidente, resultando un cabo y un marinero heridos. A la llegada a este puerto. del referido buque, hemos procurado informarnos de la ¡verdad de lo sucedido, y he aquí el relato; que se nos hace: E n la noche del pasado domingo, día 11, se encontraba de guardia en el castillo; del Canalejas el marinero Antonio Murcia. P r ó ximamente a las once y cuarto, abandonó su puesto de guardia y sin autorización se dirigió al dormitorio de la tripulación, donde descansaba el cabo Bartolomé Meca. Y a en dicho sitio, cargó el fusil e hizo un dispara S e fuga del domicilio paterno y casi a boca de jarro sobre el referido cabo Como éste descansaba con las manos puespide dinero, en nombre de su tas sobre l a frente, el disparo, dirigido a lal cabeza, penetró en el brazo derecho, a l a padre altura de la muñeca, causándole una heridai H u e l v a 23, 4 tarde. Ante la Guardia c i v i l de pronóstico reservado. A l ruido de las de- i del puesto de Jabugo se presentó el industonaciones, acudieron el vigilante y otro catrial hojalatero de dicha plaza Rafael Moya bo, forcejeando con Murcia, intentando desPablos, manifestando que hacía mes y mearmarlo, y como no lo consiguieran y el dio que se había fugado del domicilio pateragresor les amenazara con el machete, aquéno un hijo suyo, llamado Fernando M o y a llos salieron a pedir auxilio, mientras A n t o Ruiz, de veinte años, el cual se dedicaba a nio se acercó a la litera de otro de los cabos recorrer los pueblos de aquellos contornos, con ánimo de disparar también sobre él, pidiendo dinero en nombre del denunciante, cosa que no logró, ya que éste no se ena las amistades y clientes del mismo. contraba por fortuna allí. Rafael M o y a pide que su hijo sea. detenido Murcia, al verse imposibilitado de consey reintegrado a su domicilio. guir sus propósitos, colocó el fusil apoyado en el suelo, y apuntándose al corazón, con Manifestaciones de! gobernador ayuda del machete, se disparó un tiro en el Huelva 23, 4 tarde. E l gobernador civil, pecho. insistiendo sobre el asunto del muelle de L o s heridos fueron recogidos inmediataPunta Umbría, nos ha dicho hoy que le hamente y trasladados á la enfermería, donde bía visitado una representación de la Compor el médico de a bordo fueron curados de pañía de Río Tinto para decirle que aunque primera intención, y conducidos después al dicho muelle era de su propiedad, ya no lo Hospital de L a s Palmas. Las lesiones quei utilizaba, y que, por lo tanto, lo cedía al presentaban los heridos eran: E l cabo B a r Ayuntamiento de Cartaya, que es quien tie- tolomé Meca, una herida por arma de fuego ne jurisdicción en la playa de igual nombre. en la parte anterior del brazo derecho, por E l Sr. Malboysson ha citado para el lunes s u tercio inferior, y el agresor, Antonio al. alcalde de Cartaya, ingeniero jefe dé Murcia, una herida, también por arma de Obras Públicas y representante de la c i fuego, en el pecho, que le interesaba los pulmones. L o s móviles de la agresión ¡parece que han sido por resentimientos anteriores contra los cabos; de a bordo, pUes. el agresor ha declarado que. era objeto de malos tratos: nara la oficina de colocación obrera del ¡Ayuntamiento de Madrid: un jefe con 12.000 por parte de aquéllos, cosa que niegan aquepesetas, ocho oficiales con 5.000 y ocho auxillas personas que no s informan de lo oculiares con 4.000. No se exige titulo. Se admirrido. ren señoritas. Para programas, que regalamos; -textos- y preparación, diríianse al Los heridos hasta la hora presente, con INSTITUTO REUS Preciados, ¿s f y e r tinúan mejorando, siendo el estado del cabe -jjajjelSol; 13. afaMrid. Bartolomé Melca bastante Satisfactorio, 1 precira la posibilidad o la ocasión, mucho más cuando en nada estorba que se ame mucho al pájaro seguro el hecho de que nos lancemos por el camino ideal a la posible captura de un bando entero. El libro es tesoro de la meditación, la alcancía de los conocimientos, la expresión más completa de las modalidades que pueden integrar una idea. El que no lee libros no sabe nada de nada. El periódico es la raíz cúbica del libro, y el pueblo no entiende por raíces cubicas. La síntesis en que forzosamente se mueve la Prensa diaria, no puede ser más que un buen estímulo para buscar el análisis del libro. El periódico debe ser el prólogo de la obra literaria, científica, artística, religiosa, política, etc. Si después del periódico se va al libro, el proceso intelectual es completo; si nos quedamos sólo en el periódico no iremos nunca al fin. Yo creo que los Alvares Quintero, que han hecho siempre en nuestra capital cosas admirables, son capaces de conseguir el milagro de que el pueblo lea en su biblioteca. Si k consiguen habrán hechg imá ifpt. d superior a todas las realizadas por ¿Upf c. on ser tan útiles, tan bellas y tan. verdaderamente democráticas aquellas en que. la. benemérita Agrupación puso eitós y siis manos. Huelva, la provincia ¿Estado, deben ayudar a estos miictyaijlios J O inteligentes T y tan trabajadores. -Mi S I U R O T tada Compañía, para ver de ultimar este asunto, y que el muelle sea reparado antes de la próxima temporada veraniega. H a estado visitando al gobernador el ál calde de San Silvestre de Guzmán para manifestarle, con relación a la denuncia que se hizo a aquella autoridad, que el Ayuntamiento de su presidencia no había acordado suprimir los nombres de Galán y García Hernández, que figuran en dos calles de dicho pueblo, sino alterarlos, no prescindiendo para nada de aquéllos. N o obstante, dicho alcalde ha prometido que se volverá sobre aquel acuerdo y dichos nomlbres continuarán en las dos calles donde figuran, como hasta ahora. INCIDENTE DEL A BORDO CA- CAÑONERO NALEJAS U n marinero hiere a un cabo después intenta el suicidio y
 // Cambio Nodo4-Sevilla