Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 25 D E F E B R E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G ao. 3 e ooalíiglón socialista azañista una posición concreta, tanto en las Constituyentes como en 1 a calle, que lo convirtió en el centro preponderante de la opinión pública, y con esa misma posición se presentó ante el Cuerpo electoral, que le otorgó por eso mismo su confianza. ¿Está claro? Pues ahora no quiere caer en la deserción de sus compromisos para convertirse en juguete de unos adjetivos. Eso es todo. -Entonces, ¿es que la minoría se inclina a la derecha? -No. Lo que la minoría no entiende es este guirigay de colocarla aquí o allá porque, en uso de su derecho y en reverencia obligada a la soberanía, pueda tomar acuerdos que impone la realidad y que pudieran llegar a establecer puntos de contacto con las minorías que están a su derecha y que han acatado y reconocen a la República. Esto no hay por qué silenciarlo, si se llega a una inteligencia, y mucho menos, tolerar que tales acuerdos impliquen deslealtad alguna. Por el contrario, lo que procede en las circunstancias actuales es, de acuerdo con nuestras propagandas, afrontar con sentido y con firmeza las resoluciones que interesen a la salud del país. Los socialistas alemanes que eran algo a pesar de haber hecho ellos solos la revolución, hubieron, ante la realidad de los resultados electorales y de la composición del Reischtag, de establecer Gabinetes de coalición con sus murtales enemigos del centro católico, y no una vez, sino bastantes otras coaliciones impuestas por la necesidad de responder a la opinión alemana, sin que por eso se consideraran disminuidos en su significación. Si llegó a caer en las tenebrosidades hitlerianas, débese precisamente a la falta de resolución en acometer los problemas que no tenían espera. Estas lecciones las tienen muy presente nuestros diputados, cuya capacidad y preparación son una garantía de futuros gobernantes, y por un impulso superior de su propia significación, quieren recuperar la hegemonía política a que tienen derecho, sacudiendo tutelas que no admiten ni toleran a título ninguno. -En resumen... -En resumen, radicales, radicales y radicales, honrando sus compromisos políticos, y conocedores de la responsabilidad inmensa del momento, dar cauce de fecundidad jurídica y gubernamental a la voluntad nacional expresada por el sufragio, única fuente del poder. -Dé mianera que la disolución... -No siga usted. Eso sería, un golpe de Estado, que nadie que esté en su cabal juicio lo intentaría, y que, además, no lo toleraría el país. Es la locura de los que no se avienen a su papel de vencidos, y que únicamente invocan a la democracia cuando les conviene; pero que no son jamás practicantes sinceros de estos principios, que forman la misma sustancia del pueblo español. talles del plan general, acordándose la formación de un presupuesto extraordinario, que se cubrirá con un empréstito. E l plan general será desarrollado 1 un proyecto de ley, que junto con un presupuesto extraordinario, se presentará a las Cortes dentro de seis u ocho días, después de la presentación de los presupuestos generales. Se manifestaban los ministros muy satisfechos del trabajo que han realizado, y suponían que produciría en el país un gran contento porque resolverá en gran parte el magno problema del paro forzoso. Los ministros que firman la ponencia irán hoy a San Rafael, donde se encontrará el presidente del Consejo, para continuar en el estudio del plan general y traer ya las directrices del proyecto de ley. Un almuerzo en Lardhy Ayer almorzaron en Lardhy el presidente del Consejo, los ministros de Obras Públicas y Trabajo y el presidente de la Generalidad, Sr. Companys. Según nos manifestó el Sr. Guerra del Río el cambio de impresiones había sido cordialísimo en relación con los problemas que afectan en estos momentos a Cataluña. Lo que dice el ministro de Ja Gobernación Varios periodistas saludaron anoche al ministro de la Gobernación, D. Diego Martínez Bárrioc. -Me encuentran ustedes- -dijo- -dándole los últimos toques al presupuesto de este departamento. ¿Se presentará el presupuesto general el miércoles? -Desde luego. Y poco después quedará sobre la Mesa de la Cámara el presupuesto extraordinario para el paro forzoso. E l Gobierno tiene el propósito de someter inmediatamente al Parlamento tres proyectos de ley: el de Arrendamientos Rústicos, que ayer fué leído; el de Reforma Tribuntaria y el de Presupuestos. Un informador le preguntó si pensaba ir hoy a la reunión de los varios ministros en la casa de D. Alejandro Lerroux, en San Rafael. Contestó que no forma parte de la ponencia, interministerial que estudia el problema del paro, pero que no tendría nada de particular que se decidiera a hacer el viaje. Otro periodista le participó que el presidente del Consejo en unas manifestaciones que acababa de hacer había dicho que en el Gobierno no había ni derechas, ni izquierdas, sino trece hombres de buena voluntad que deseaban, el biert de España. -Pues como esa contestación del señor Lerroux supone un elogio para todos nosotros, me abstengo de comentarla. También le preguntaron los informadores si pensaba asistir a la reunión de la minoría radical el próximo viernes. Se limitó a decir que no había recibido todavía la citación. Luego añadió: -Yo no quiero hablar. Cuando hablo tiene alguna resonancia lo que digo. -Y ¿hablará usted pronto? -Por ahora, no. TEATRO IJLORENS Importante reunión en la Presidencia. Un empréstito y un presupuesto extraordinario para remediar el paro obrero A las seis y media de la tarde de ayer terminó en la Presidencia la reunión convocada $o r el Sr. Lerroux de la ponencia interministerial que debe ocuparse de un plan general de servicios y obras destinado a remediar el p a r o o b r e r o en España. Asistieron los señores Guerra del Río, Estadella, Lara v Del Río, ministros de Obras Públicas, Trabajo, Hacienda y Agricultura, respectivamente. A la salida nos manifestaron que habían examinado con detenimiento numerosos de- Grandioso UNA é x i t o de Ja s u p e r p r o d u c c i ó n español MORENA Y UNA RUBIA en por Consuelo Cuevas Secciones, a las cuatro. Vermut, a las Voclie, desde las 8 S 30 6,30 E l Sr. Vidal y Guardiola, hombre inteligente y bi. en preparado, que tiene su re putación en cabellera, como se diría para hablar de cierta característica de los co- metas, pronuncia un discurso muy interesan. te, que tiende a probar que el dinero quoí el país emplea en obras públicas suele ser ¡malgastado, un poco locamente, sin obteneíí todo el rendimiento lógico. Sentado en USÍ extremo del banco azul- -negro el traje y ¡blanco los papeles- -como una urraca en l a rama de un árbol, el Sr. Guerra del Río escucha o finge escuchar. Vidal y Guardiola está convencido de que dice grandes verdades; los diputados, también. Y el ministro, que lo sabe mejor que él, mejor que los diputados y mejor que nosotros. Los demás consejeros han abandonado a su colega en la soledad. E l Sr. Lara ni aún ha aparecido, por la Cámara. Desde que el Consejo de ministros acordó que, al fin, se presentasen los presupuestos, el Sr. Lara corrió a su despacho, llamó a todos los timbres y ordenó íj sus empleados: i- -A ver... Hay que hacer en seguida unos presupuestas. Que sean buenos, que los h pedido D. Alejandro. La atención de la Cámara sigue apacible mente al Sr. Vidal y Guardiola. Pero hay, una más honda inquietud que impide entregar todo el espíritu a su discurso. Subiendo como un vapor desde el salón de conferencias, bajando como un río desde los despaches de las Comisiones a los pasillos, viene y va una preocupación representada en esta frase: E l martes se producirá la crisis E l martes... el martes... el martes... L a crisis... la crisis... la crisis... Es todo lo que se oye y todo lo que se piensa. L a crisis. Pero si esa obsesión se acurruca temblorosa en el fondo de todos los corazones no es porque una crisis más nos amedrente. Es porque, según han dicho los periódicos, según comentan los diputados, ésta será una crisis excepcional. Porque, a lo que se dice, el Sr. Companys está en Madrid principalmente para indicar cómo se ha de resolver, esa crisis, y en qué sentido. Y si así no fuese, Cataluña... Cataluña adoptaría una determinación. Cataluña y siete u ocho M u nicipios de Valencia. Naturalmente, esto nos sobrecoge. Hasta ahora, una crisis era un fenómeno ciertamente de importancia, pero da una importancia que de antemano podíamos conocer, calcular, fijarle límites. Caían unos, venían otros. Estos perdían sus sinecuras; aquéllos las encontraban... Pero las regiones, las provincias, los Municipios, permanecían inmóviles, señalados con los colores de siempre en los mapas de siempre. Ahora, en este lío de reacciones desaforadas, de consecuencias imprevistas, que desde hace algún tiempo convierten la política española en el gabinete de un prestidigitador, único sitio donde a nadie admira que de un huevo cocido salgan tres pañuelos de seda; ahora, repetimos, se resuelve una crisis, y puede ocurrir que una región se ponga el sombrero y se vaya sin decir Buenas noches Esto complica mucho la vida de los ciudadanos, y la enseñanza de la Geografía. Y en cuanto el procedimiento se divulgue y encuentre la aceptación con que aquí favorecemos esos trucos oposicionistas, por nacional e invencible tendencia a la oposición, vamos a vivir entre sorpresas extraordinarias. Porque, al conocerse la lista de un nuevo Gobierno puede ocurrir que Cataluña, Valencia y Castilla la Vieja no tengan nada que objetar; pero, ¿qué hacer si nos entera el telégrafo de que las islas Cíes, por no encontrar de su agrado al ministro de Comunicaciones, han resuelto declararse independientes? Bajando un poco 1 1 ACOTACIONES D E UN OYENTE
 // Cambio Nodo4-Sevilla