Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
K B C. D O M I N G O 25 D E F E B R E R O D E 1 34. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 28. gá dé su autogiro, el público, emocionado porque l a realidad superaba a cuanto podía imaginarse, tomó al glorioso ingeniero español a hombros, pase ánd lo en triunfo. Las aclamaciones completaron l a apoteosis. A las seis de ía tarde, la asombrada muchedumbre inició el desfile. Muñoz Rivero, y señora; el general de la División, Sr. Núñez. de P r a d o la aviadora doña Gloria de Presa y los directivos de l a entidad organizadora. Ofreció el banquete el vicepresidente del Aero Club, Sr. K i t h Tassara, quien en elocuentes palabras realzó l a figura del genial inventor, con quien el A e r o ha contraído eterna deuda por haber accedido a visitar nuestra ciudad, que puede considerarse sede de la Aviación nacional. D i o las gracias el Sr. Cierva, quien fué aclamado por los comensales, puestos en pie. Se mostró complacidísimo de su estancia entre los sevillanos; prometiendo volver a la ciudad que cautiva apenas se la conoce. Para las actiyidades del A e r o Club de Andalucía tuvo. frases de elogio, afirmando que su historial es magnífico. También dedicó expresivas frases a sus compañeros asistentes ál acto. Finalmente hablaron el presidente de la Federación Aeronáutica Española, D Pío Fernández Mulero, y el experto piloto civil don Fernando Flores. Ambos, en elocuentes palabras, enaltecieron la personalidad universal del glorioso ingeniero español don Juan de la Cierva y Codorníu. Fueron muy aplaudidos como el Sr. K i t h Tassara. A l banquete asistieron numerosas personalidades y entre ellas todos los ingenieros residentes en Sevilla y muchos de las de Huelva y Cádiz, que vinieron expresamente para el acto. v L a recepción en el Ayuntamiento A las seis y media de la tarde, el señor L a Cierva, acompañado de su señora y del alcalde, concejales, gobernador civil y directivos del A e r o Club, hizo su visita al A y u n tamiento. L a Banda Municipal amenizó solemnemente el acto. Acompañado de los maceros, él ilustre huésped se dirigió al salón de sesiones, ocupando la presidencia. A su derecha sentóse el gobernador civil, iSr. Díaz Quiñones, y a su izquierda, el alcalde de la ciudad, Sr. Muñoz Rivero. E n los escaños tomaron asiento numei fleos concejales de todas las minorías y numerosas damas. L a parte destinada al público estaba totalmente ocupada. dió al Aeródromo y recibió al Sr. Cierva entre grandes aplausos- E l concejal señor Majan dio la bienvenida al ilustre aviador, en nombre del pueblo. Repuesto el aparato de esencia se elevó nuevamente el autogiro entre una ovación clamorosa, siguiendo con rumbo a Córdoba y Sevilla. Paso p o r La Carolina L a Carolina 24, 2 tarde. A las diez y unos minutos y volando a poca altura, atravesó la población el autogiro Cierva. A l llegar a ésta adelantó a un aparato que venía dándole escolta. E l vecindario salió a la calle para presen- ciar el paso del aparato. L o s cordobeses tributaron al i l u s tre ingeniero un entusiasta r e c i bimiento Córdoba 24, 2 tarde. Desde las nueve de la mañana se encontraban en las proximidades del campo de aterrizaje de. l a ElectroMecánica varios miles de personas, que fueron en aumento, calculándose que pasarían de doce mil, para esperar la llegada del señor Cierva. Las oficinas públicas y las. particulares. así como gran parte del comercio, declararon la mañana del sábado fiesta, para que asistiera, el personal a tan extraordinario espectáculo. A las once menos cuarto aterrizaba el señor Cierva, acompañado de su esposa, tributándole el público enormes ovaciones, a cuyas pruebas de afecto correspondía cariñosamente el ilustre inventor. E l Sr. Cierva descendió, saludando a las autoridades, cumplimentando éstas a su señora, a quien fué entregado por el alcalde un ramo de flores en nombre de la ciudad. Después de descansar unos momentos, el señor Cierva se elevó de nuevo en el aparato, haciendo evoluciones, que causaron la admiración del enorme gentío. Descendió de nuevo, trasladándose con su señora, las autoridades y gran número de señoras de la sociedad cordpbesa al chalet del T i r o de Pichón, donde las autoridades le obsequiaron con un lunch. E l alcalde, D Pascual Calderón. Uclés, brindó por España y por el Sr. Cierva, entregando a la señora de éste un artístico joyero de plata de filigrana cordobesa y al inventor una cigarrera de plata, también de filigrana. E l Sr. Cierva levantó su copa, brindando por Córdoba. A las doce y veinte emprendió el vuelo para Sevilla, seguido de los aparatos civiles y militares, que desde primera hora de la mañana le esperaban en el aeródromo de Córdoba, repitiéndose las manifestaciones de entusiasmo. El señor C i e r v a huésped honor de E l alcalde, Sr. Muñoz Rivero, usó de! a palabra seguidamente. D i j o que tenía el alto honor de dar la bienvenida de la ciudad al ingeniero D Juan la Cierva y Codorníu, ilustre inventor del autogiro de su nombre. Aludió a las demostraciones hechas en T a blada por el Sr. L a Cierva, que habían llevado al convencimiento de todos l a mara yilla del invento. E l Ayuntamiento de Sevilla- -dijo- -se honra en considerarle huésped de honor de la ciudad y hace votos por que continúen con éxitos sus estudios en honor de España. E l alcalde fué muy aplaudido. A l levantarse para hablar el Sr. L a Cierva todos los asistentes, en pie, le tributaron una ovación cerrada. -Aprovecho esta ocasión- -comenzó d i ciendo el glorioso inventor- para dar las gracias al Ayuntamiento de Sevilla, por el favor insigne de considerarme huésped de honor. D o y también las gracias al alcalde por sus palabras halagadoras. Y a todos los sevillanos. M e encuentro verdaramente conmovido ante la acogida que me habéis dispensado. De cuantas demostraciones he hecho en todos los países del mundo, jamás sentí tanto placer como en la efectuada esta tarde en Tablada. Creedme que estoy realmente conmovido y no encuentro palabras con qué responder a tanto honor como el pueblo de Sevilla me ha hecho. Muchas gracias. v E l Sr. L a Cierva fué calurosamente ovacionado. E l señor C i e r v a pasará el día de h o y en Sevilla H o y descansarán en Sevilla los señores de L a Cierva, quienes el lunes, a primera hora, saldrán en su autogiro hacia Murcia, tierra natal del glorioso inventor, a quien rendimos el tributo de nuestra admiración, deseándole, como a su ilustre esposa, que la estancia entre nosotros les sea grata. O t r a s notas E l autogiro aterriza en Daimiel Daimiel 24, 2 tarde. Poco después de las nueve de la mañana aterrizó en el A e ródromo de esta población el autogiro, en el que viajaban el Sr. Cierva y su esposa. L e escoltaba un aparato de la Escuela de A l calá, tripulado por el profesor capitán don Carlos Chovo. A pesar de la hora, numeroso público acu- U n alunch y despedida Seguidamente el Sr. L a Cierva y autoridades e invitados pasaron a los salones del piso alto del Ayuntamiento, donde se sirvió un espléndido lunch. L o s reporteros gráficos impresionaron ¡unas placas. Y a las siete el Sr. L a Cierva se despidió cíe todos, siendo acompañado por el alcalde y autoridades hasta la puerta principal, donde el público vitoreó entusiásticamente al autor del autogiro. Preparativos en Cartagena Cartagena 24, 3 tarde. E l ilustre ingeniero Sr. L a Cierva llegará el lunes por la tarde a la base aeronaval de San Javier, donde dejará el autogiro y. se trasladará a M u r c i a con sus familiares. E l martes por la mañana regresará a Cartagena para saludar al a l mirante jefe de la base naval, D Juan Cervera, y por la tarde se celebrará en el campo de Aviación una fiesta, en la que tomarán parte el inventor del autogiro y los elementos aeronáuticos de la Naval de San Javier, de Barcelona, de los Alcázares, A e r o Club de Valencia y Aviación civil de Madrid. E l Sr. Cierva regresará a Madrid el p r i mero de marzo. Probablemente asistirá a las experiencias el director general de Aeronáutica, Sr. H e r mida, y los ministros de Marina y Comunicaciones. Se preparan diversos agasaios en honor del ilustre coproviocianó. E l banquete de gala A las diez de la noche, organizado por el Aero Club de Andalucía, se celebró en el hotel Cristina el banquete de gala en honor de los señores de L a Cierva. E n la mesa presidencial con los agasajados se sentaron el gobernador civil, señor Díaz, Quiñones, y señora; el alcalde, señor
 // Cambio Nodo4-Sevilla