Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El nuevo Rey de los belgas recorre, a c a b a l l o las c a l l e s de Bruselas, c a m i no d e l P a r l a mentó. A la puerta del castillo de Laeken. Leopoldo III, Rey de los belgas, es saludado por el jefe del Estado Mayor del Ejército belga, mientras los ministros y los dignatarios le aclaman al grito de ¡Viva el Rey! Detrás del nuevo Soberano se ve, a caballo como él, al príncipe Carlos. (Foto Ortis- Keystone. Aclamado por el público, que se agolpa a uno y otro lado de la carrera, Leopoldo III va, por las calles de la capital, camino del Parlamento. (Foto Vidal. Las aclamaciones continúan delirantes, 3 es así cómo el pueblo que el día. antes lloraba la pérdida de su Rey saluda, emocionado, al nuevo Soberano. ¡El Rey ha muerto! ¡Viva el Rey! La Monarquía cumple de este modo MÍO de sus más esenciales fines. La historia gloriosa de Bélgica no se interrumpe. (Foto Rico.
 // Cambio Nodo4-Sevilla