Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r A B C, J U E V E S i DE M A R Z O D E 1934. EDICIÓN DE ANDALUCÍASPAGr zr. 1 A ULTIMA HORA D E L A SESIÓN LEYÓ Y E L M I- X. las: costumbres EXPLICO DE NISTRO D E H A C I E N D A ANTE L A CÁMARA EL PROYECTO PRESUPUESTOS Continuó la discusión sobre si habrá de irse a un nuevo plebiscito en Álava para la constitución del Estatuto vasco. VilJanova y otros representantes de minorías. Intervención de los Royo E l voto del señor dos señores O r i o l L a n d r o v e P r i m o de R i v e r a B i l b a o A g u i r r e Salmón es rechazado p o r una mayoría dé once votos. Lectura y explicación d e los presupuestos: C u a t r o mil seiscientos sesenta y millones de gastos y cuatro mil ciento cincuenta y ingresos. O t r a alusión a la crisis. derecho indiscutible el de las provincias españolas a constituirse en región autónoma, previo el cumplimiento de tres condiciones: A las cinco menos cuarto abre l a sesión que sean limítrofes, que tengan analogías coel S r A l b a Etay bastantes diputados en los munes y que lo acuerden las provincias. E s escaños y las tribunas están repletas. tas condiciones se cumplen en las VasconSe advierte una gran expectación. E n el gadas, con l a excepción de la última, y, a banco azul, los ministros de Justicia, Guenuestro juicio, es cierto que no han acorr r a y Estado, dado que sí, pero tampoco han acordado E l ministro de l a Guerra lee un proyecto que no. de ley. N o somos enemigos n i partidarios de todo O r d e n del día. L a propuesta de Estatuto. Nos atenemos a lo que el Estatuto diga. Nuestro prejuicio es único y conJa celebración de un nuevo p l e- siste en impedir que un Estatuto oprima a un individuo, a un Ayuntamiento o a una biscito en Álava para el Estatuto provincia. H a c e historia de las tres asamSe reanuda l a discusión de l a propuesta bleas de Ayuntamientos de Álava, en las ¡de l a comisión de Estatutos de que se celecuales van aumentando progresivamente los. bre i m plebiscito en la provincia de Álava votos contrarios al Estatuto, hecho qué i m para conocer la voluntad de dicha provincia presiona fuertemente a la Comisión. de entrar a integrar una región autónoma Propone que no constando de nada auténvasca, tico l a voluntad de Álava, n i en pro n i en Interviene el Sr. O R I O L Hace historia contra, se debe ir a una nueva consulta a de su intervención en este problema. C o n la Álava por medio de un plebiscito de absoaparición de los decretos de la Presidencia luta claridad. E n realidad es partidario de en orden al plebiscito, en vez- de proceder dos plebiscitos: üno para preguntar si es del ministerio de l a Gobernación, se pone de partidaria de su unión a Guipúzcoa y V i z manifiesto que hay algo explicable. Justificaya y o t r o para preguntar si desea el E s ca el voto particular del Sr. Salmón, que él tatuto. (Rumores. también ha suscrito. Entiende que Álava E l Sr. P R I M O D E R I V E R A dice que en se ha manifestado cumplidamente y no preCataluña se pudo disculpar este movimiencisa l a celebración de ningún nuevo plebisto separatista por circunstancias especiales. cito. Álava dio el no a l Estatuto y no cabe Añade que Cataluña es u n pueblo sentimenotro nuevo requerimiento. A h í está su votal, no conocido por las personas que le luntad y nadie puede forzarla, achacan codicias y espíritu de sordidez. H a Constitucionalmente no se puede volver bla de los viejos comerciantes catalanes, que sobre ese acuerdo. transmitían a sus hijos sus pequeños comer E l S r L A N D R O V E de la Comisión, ca- cios como escudo familiar, que representa lifica de insospechado e inexplicable el dispara los catalanes una poesía impregnada de curso del Sr. Goicoechea, quien, descentranespiritualidad. do el problema, levantó una ola de pasión L a vida del pueblo vasco es una pugna y dificulta la solución armónica que todos anhelamos. E l Sr. Goicoechea es miembro trágica entre lo antiguo y lo nuevo. E l E s tatuto es verdaderamente antivasco. de la Comisión y conocía dentro de qué líDefine lo que es el espíritu universal del mites quedaba encerrado el problema. P o r pueblo vasco, que ha sido demostrado en eso resulta inexplicable el discurso. N c se 3 a Historia. H a dado genios al mundo, pero atuvo n i a la propuesta n i a los votos parprecisamente cuando se hallaba fuertemente ticulares. Está fuera del marco de l a prounido a Castilla. puesta. Está inspirado en una pasión políE l Sv. P I C A V E A Cuando teníamos más tica y ha pretendido quitar al Sr. Royo V i libertad de la que pedimos. Ilanova el taburete que le sirvió para levanE l Sr. P R I M O D E R I V E R A España si tarse a base de los Estatutos, o ha querido que justificó su destino universal y llegó a poner los pies en ese taburete. la empresa universal de descubrir y civiliE l Sr. R O Y O V I L L A N O V A P i d o la zar el mundo. palabra sobre el taburete. (Risas. Manifiesta que a los socialistas no les repugna del todo el aceptar el espíritu del articulo- 2.2 de la Constitución. TEATRO IJLORENS Dice que l a tesis del Sr. Goicoechea desJUEVES, 1 D E M A R Z O cansa en un error y en un olvido. E l artícuEstreno de í F A J í T O a t A S lo II de l a Constitución ¡conoce como un por Jean Galland tres millones de Déficit inicial de quinientos nueve millones de pesetas. La sesión de ayer tarde T E l designio dé i r a l a lengua especia! I nativas, os entrega a un espíritu antiuniversal, que representa un espí- rita antivasco. Todos los. vascos de valorí. universal son de espíritu entrañablemente español. Y he aquí u n ejemplo: los señores Maeztu y Unamuno son vascos y representan este espíritu universal. E l Sr. A G U I R R E Pero da la casualidad de que esos señores, a quien admiro, nc representan, a l pueblo yasco que representamos! nosotros. E l Sr. P R I M O D E R I V E R A E s extra. ño, porque estos señores son figuras eleva dísimas del talento y de la cultura y sus se. norias son representantes de un equipo de fútbol que defiende el Estatuto vasco, (R u mores. E l Sr. A G U I R R E Y a hablaremos también de eso de l a universalidad. ¿Qué dicen los tradicionalistas. ante las palabras de su señoría? E l conde de R O D E Z N O Hasta ahora, que estamos absolutamente de acuerdo. E n ese sentido de universalidad defendido por el Sr. P r i n i o de R i v e r a estamos todos de acuerdo. E l Sr. P R I M O D E R I V E R A Yo digo que es absurdo ese afán de llevar a l pueblo vasco, a sus pequeñas aldeas, a sus pequeños sentimientos locales, después de haber tenido navegantes heroicos e inmortales que llevaron el nombre de España a todos lo? ámbitos del mundo. (M u y bien. E l Sr. L A B A N D E R A (nacionalista vasco) diputado por Álava, consume u n turno en favor del Estatuto y en su discurso te ve frecuentemente interrumpido por el señor; Oriol, 3o que motiva fuertes llamadas al o r den de la presidencia. Termina diciendo que la causa del E s t a tuto es la causa de la justicia, de la razón y de l a humanidad. E l Sr. B I L B A O (tradicionalista) diputado por Navarra, dice qué ama a su tierra con un amor tan alto como el que puedan sentir los vascos. Entiéndase, no obstante, hermano de todos los españoles como hijos. de una misma madre. Recuerda que siempref defendieron l a autonomía de Navarra, im- puesta por una tradición, impuesta por e l recuerdo de l a protesta de las Juntas forales; pero partidarios de una autonomía, lá tendremos que condenar si ha de ser perjudicial a nuestro país y a la unidad sacrosan- ta de la patria. T o d a reforma tiene que descansar en sus tradiciones, que no pueden ser sustituidas! con l a labor de unos cuantos hombres r e unidos para elaborar un Estatuto, que podrá llegar a ser una maravilla jurídica, pero que no será absolutamente nada si no descansa en la voluntad popular. E l País Vasco tiene una historia gloriosa unida a la de Castilla, que fué en el pasado la representación de l a unidad nacional. L a unión de las Vascongadas. empe ¿ó precisamente cuando empezaron a perderse las; libertades forales: en 1839, y acabó dé afian- i zarse en 1876, cuando se inició el concierto: económico. E l Estatuto vasco tiene que basarse precisamente en esa diferenciación. Y o español fervoroso y por mi condición de vizcaíno, jamás me perdonaría haber sometido a una provincia al dominio de las otras. E l Sr. L E I Z A O L A (enardecido) ¿Y el testamento de Sancho el M a y o r? (Risas. E l Sr. B I L B A O E n nombre de ese gran amaño, de esa falsificación que es el Estatuto vasco, no se puede someter a una p r o vincia como Álava al dominio de las otras; dos, que dejarían de ser sus hermanas para convertirse en sus dominadoras. (Aprobación. Protestas de los nacionalistas vascos. Dice que vascos, fueron E r c i l l a el padre Vitoria, Sebastián Elcario y tantos españoles gloriosos; y vascos fueron San Ignacio de Lpyola x 3 5 Francisco Javier, 1 5