Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S g DE M A R Z O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. fondos dí un caja vuelva a la misma caja de la que sustrajo el dinero, si el Juzgado tarda en procesarle. Se atiene en un todo a las normas de su actuación dichas la otra tarde, y quiere decir que le halaga que el Cuerpo de Correos sea republicano; pero el republicanismo no puede ser una patente de corso para situarse fuera de la ley, pues precisamente los que son republicanos deben dar ejemplo, y si alguno incurriera en sanción, debe aplicársele E l Sr. M E N E N D E Z A todos, a todos, á todos. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Incluso a los ex ministros socialistas. N o vaya a pagar lo de Casas Viejas sólo el- capitán. (M u y bien. Aplausos. E l- S r M E N E N D E Z Casas Viejas nos tíió 400 votos. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Porque hicisteis pensionistas. E l ministro de C O M U N I C A C I O N E S repite que no sería un hombre de honor si, abusando de su posición, hiciera una política que no fuera lealmente republicana. (Aplausos de centro y derecha. U n a proposición incidental E l Sr. G I L R O B L E S defiende una p r o posición incidental en relación con la actuación del Sr. C i d frente al ministerio de Comunicaciones. Empieza recordando al Sr. C i d como d i putado agrario en las Cortes Constituyentes, y que hoy ha dado en el Gobierno una muestra de la energía que viene solicitando el país entero. N o podíamos dar constantemente fe confianza al Gobierno por todos sus actos; pero es llegada la ocasión de proclamarla hoy, qxe se ha dado una prueba de l a dignidad del Poder. N o nos interesa tener representación en el Gobierno, sino que éste mantenga el espíritu de las elecciones de noviembre e impida los abusos de fuerza de ciertos elementos del Estado. N o tenemos interés en que el Gobierno caiga, y sólo que cumpla con su deber. Hace un requerimiento al presidente de l a Cámara. N o es posible que se repita una tarde vergonzosa como la de hoy, dedicada a una obstrucción parlamentaria. E l Sr. A L O N S O ¿Qué hacéis vosotros con vuestra mayoría? E l Sr. G I L R O B L E S Hacemos lo que debemos hacer: Apoyar al Gobierno frente a esa obstrucción ejercida aquí para mantener fuera una agitación. E l Sr. M E N E N D E Z protesta, y las derechas responden con una ovación al- señor Gil Robles. E l Sr. G I L R O B L E S aconseja a los d i putados que no se presten a hacer el juego de los socialistas. Después de la conducta que de un diputado ha quedado ya patente, no puede mantener el diálogo. (Ovación. Nosotros esperamos del Gobierno que acometa los grandes problemas de orden material, porque no habría tantos anuncios de revolución si en vez de hablarse de la distribución de la riqueza nos preocupáramos de crear nueva riqueza. H a y miles de brazos parados, pero es lo cierto que somos tributarios del extranjero en multitud de materias. Hagamos riqueza, y quedarán todas las amenazas de revolución en las conversaciones para mantener a las ilusas masas en la subordinación a los Comités que necesitan de ellas para su medro. (Ovación. Grandes protestas del Sr. Menéudez y otros socialistas, que ahogan las réplicas de las derechas. E l Sr. G I L R O B L E S Hagamos una política positiva de creación de riqueza, de remedio del paro. Todo menos que continúe este desprestigio del Parlamento, que parece ser el intento de muchos. P o r el camino que vamos, las soluciones pueden ser fatales. S i continuamos así, vendrían dictaduras de derechas o de izquierdas, y bastante habría que preguntar qué sería de todos nosotros y del Parlamento. Tardes vergonzosas como la de hoy no pueden repetirse, n i por nosotros n i por vosotros. P a r a eso no contaréis con nuestro mínimo apoyo. (Grandes aplausos. E l conde de R O D E Z N O quiere consignar su agradecimiento al ministro de Comunicaciones por su proceder y a la minoría socialista por el afán que ha pues ¡to en el descrédito del régimen parlamentario. E l Sr. B E S T E I R O dice que los socialistas votarán en contra de la proposición, con la cual se tiende a producir un efecto peligroso, dada la situación de España. Preocupado diariamente de las vicisitudes de la política, me preocupa que el Gobierno se vea apoyado por la parte más reaccionaria de la Cámara (Protestas. E l P R E S I D E N T E ¡Orden! Voces en los agrarios y Acción Popular: Ahora, orden! ¿Y antes? (Protestas contra el Sr. Alba. E l Sr. B E S T E I R O recuerda que los socialistas procuraron en todo momento imponer la moralidad. Dice que no se puede hablar de desprestigio del Parlamento, cuando las derechas procedieron como lo hicieron durante las Constituyentes. E l Sr. M O L I N A protesta, diciendo que él tuvo que oír las mayores injurias. E l Sr. B E S T E I R O duda del republicanismo del Sr. G i l Robles; pero, aun aceptándolo, tiene que contestar algo importante. (E l Sr. Maeztu y el Sr. Alonso se dirigen algunas imprecaciones. V o y a aceptar que el Sr. Gil Robles y sus amigos van camino de ser republicanos; pero ¿de qué República? (Rumores. L a Constitución nos habla de una República democrática y parlamentaria, y en el programa de los populares agrarios existen temas, como el régimen corporativo, que s Servicio de automóviles de viajeros entre Sevilla, BurgiiiHos, Castilblanco y A l m a dén do l a Plata. H O I I A R I O D E IXYJK 1 UXO Salida de Almadén, siete m a ñ a n a Salida de Sevilla, canco tarde. Servicio especial, saliendo de Sevilla oclio m a ñ a n a y de Castilblanco, cinco tarde. Oiicina y parada en Sevilla: D. Fadrique n ú m e r o 31. E n Castilblanco: Plaza de la República Empresa 11 a i g a d i a Teatfro Cervantes T V I E R N E S 9 MARZO 1934 Estreno de ¿a comedia cómica en tres actos de los señeres QUJN TEKO y G U I L L E N Ultimo gran éxito en Madrid Quinta y últimas funciones tarde y noche de abono van contra las luchas de clase, la cual 3 vida y acción; y además, no son demócra- tas y parlamentarios. E l Sr. G I L R O B L E S La fantasía es! libre. E l Sr. B E S T E I R O Aunque en l a sesiori de hoy hayan ocurrido episodios que cree me hayan llenado de amargura, yo no votaré esa proposición. E l Sr. G O I C O E C H E A desea exponer sobriamente la actitud de su minoría, en relación con la proposición. (Se acuerda prorrogar la sesión. L a proposición no puede tener más que tres finalidades: un voto de confianza al Gobierno, objetivo, que no es el de la proposición, según hemos oído al señor G i l Robles. Podía ssr el camino de convertir al G o bierno de minoritario en mayoritario. L a finalidad es bien clara, y es, que cuando suena una voz enérgica en defensa de l a dignidad del Poder y paria contener la anarquía a que está entregada parte del Cuerpo de Correos, todo el país se levanta para aplaudir con toda convicción. De las palabras del Sr. C i d se deduce una doble enseñanza. Escuchaba yo cómo hablaba el Sr. Iglesias de lo poco: que se compadecen con el artículo 41 los Sindicatos de Coreos, y pensaba que éstos constituyen una dictadura nada brillante, y que es la más v i l que puede soportar el Poder publicó. A l ¡Sr. Besteiro le dice con todo respete, con su actuación en el partido socialista, que los partidos socialistas están llamados a evolucionar o desaparecer. Cita el üaso de A u s ttipf donde el partido fué destruido, y el de Bélgica, en que todo su proceder es contrario a l espíritu de Carlos M a r x Habla de ios ministros que ocuparon el Poder durante el triste bienio del Gabinete Azaña. Recuerda al Sr. Besteiro que hoy condena la violencia que propugnó- la desaparición, personal del Sr. Sánchez Guerra. E l Sr. B E S T E I R O S u señoría sueña, i E l Sr. G O I C O E C H E A E n 1917. Y o 16 oí sin perjuicio de que los prohombres socialistas ooimpartieran con él la idea. Es preciso defender la energía y la digni- dad del Poder público a toda costa y no con cobardes claudicaciones. (M u y bien. A p l a u sos de agrarios, populares agrarios y monárquicos. E l S r A L V A R E Z Á N G U L O Sí, lo que fué l a Monarquía. (Protestas del conde de Vallellaiío y demás monárquicos. E l Sr. T R A B A L de la Esquerra, dice que el Sr. G i l Robles trata de conseguir un efecto político, que no encontrará el apoyo de la minoría en cuyo nombre habla. E Sr. M A R T Í N E Z D E V E L A S C O explica el significado de la proposición, que tiende a una dignificación del Poder y a un robustecimiento de su autoridad. Estima que en la tarde de hoy se ha perdido el tiempo. Se complacía en que la propuesta haya partido de la minoría popular agraria. E l Sr. R A H O L A pregunta si puede calificarse de reaccionaria una proposición de apoyo a un Gobierno, para que actúe dentro de la ley. L o que ocurre es que se ha visto en contra de la costumbre un acto de energía en el Poder público, que el país ha aplaudido entusiásticamente. Recuerda que en las Constituyentes se l u chó contra todos los elementos que se denominaban antiestados Ejército, nobleza, térretenientes; pero al mismo tiempo se creaba un antiestado cein los Sindicatos de Correos y Telégrafos. L o s que somos liberales y democráticos que aspiramos a que todo el mundo se someta a la ley, no tenemos más remedio que aplaudir con todo entusiasmo la conducta del
 // Cambio Nodo4-Sevilla