Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 9 DE M A R Z O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 12. dos anarquistas y anarcosindicalistas peligrosos. Algunos eran buscados activamente por l a Policía, pues se tiene la impresión de que uno de ellos tomó parte en el intento de ¡asalto al Juzgado, hecho ocurrido hace po- eos días, y otro fué uno de los individuoáj que facilitaron la fuga de los evadidos de la) cárcel de Colmenar y que se hallaban presos con motivo del atraco de que fué víctima ei conde de Ruidoms. gos y Maleantes, ya está haciendo el ministro cíe Justicia los nombramientos cíe jueces especiales que la misma dispone, haciendo exactamente igual, es decir, adoptando las medidas correspondientes para su eficacia en los demás departamentos m i nisteriales que han de coadyuvar a su cumplimiento. E l tiroteo de esta mañana en la glorieta de Bilbao es un hecho lamentable que se Ira de procurar no tenga repetición, ya oue no se puede tolerar que los ciudadanos luchen entre sí, n i que haya nadie armado que no lo esté legalmente. A este efecto se practicarán las necesarias añedidas, entre las que conviene recordar que los armeros no sólo han de exigir licencia para l a venta de armas, sino otra. el despacho de cartuchería conforme a la orden de este ministerio de 11 de febrero último. V a r i o s vendedores de F E agredidos en la calle de F u e n carra! M a d r i d 8, 6 tarde. Minutos después de las dos de la tarde de hoy marchaban por la calle de Fuencarral uh grupo de muchachos pertenecientes a las Falanges Españolas, que voceaban el periódico F. E. Cuando los vendedores llegaban a la altura de la calle de Apodeca les salió al encuentro otro grupo, compuesto ptcr individuos de aspecto de lebreros, que se había formado en la acera de enfrente. Entre estos grupos surgió p r i meramente una disputa, con motivo de algunos insultos que los obreros dirigieron a los fascistas, y a continuación se produjeron diversas riñas aisladas. Con motivo de éstas, la alarma en l a barriada cundió en pocos momentos y pronto Se cerraron todas las tiendas de los alrededores. Mientras tanto en la calle la contienda se hizo general entre los grupos y salieron a relucir las armas. Algunos de los contendientes esgrimían porras, con las que golpeaban a sus contrarios, y otros empuñaban pistolas, con las que hacían disparos. Se cruzaron varios de éstos entre los dos grupos. Unos guardias de Seguridad que prestaban servicio de vigilancia en aquellos alrededores trataron de imponer el orden en los primeros momentos, pero no lo consiguieron, por lo que se vieron precisados a cargar sobre los contendientes. Estos emprendieron la fuga dirigiéndose por l a calle de Fuencar r a l hacia la glorieta de Bilbao. L o s guardias que los perseguían al llegar a la esquina de la calle Malasaña dispararon con objeto de amendrentar a los revoltosos. A l gunos de éstos cayeron al suelo víctimas de heridas de bala y de porra. U n o de los que formaban los grupos se refugió en la puerta del teatro Maravillas. Hasta allí llegaron algunos obreros, que i n tentaron agredirle, pero l a agresión no se llevó a efecto gracias a la oportuna intervención de un funcionario de Policía, aue contuvo a las turbias y ordenó a los guardias que trasladaran al muchacho, que se hallaba herido, a la Comisaría. L a Dirección General de Seguridad, en la que se había tenido noticias del suceso, ordenó que se trasladara a la glorieta de Bilbao una sección de guardias de Asalto. L a presencia de éstos restableció la normalidad! en aquellos lugares, y poco tiempo después se abrieron l o s comercio? A continuación procedieron 1 as autoridades a trasladar a l o s heridos a distintas caras de socorro. E n la Clínica de Sngasta fuer, n asistidos Miguel Montilla Cano, de cuarenta y ocho años, habitante en la calle de Malasaña número 4, víctima de una herida por arma de fuego en l a región metacarpiana de la mano izquierda. Este herido era completamente ajeno a. los sucesos. Salía del Tribunal de Cuentas en el momento en que los hechos se desarrollaban. Vicente López Peneda, de diecinueve años, oficinista, habitante en la calle de Medellín, 3 sufría una herida por arma de fuego en la región plantar y metatarsiana del. pie derecho, con orificio de entrada y salida. Tomás Marinas Galindo, de veinte años, impresor, habitante en la calle del Conde Duque números 12 y 14, al que se le apreció una herida contusa en la región mastoidea izquierda. E l estado de. todos, elle se calificó de leve. i i n la casa de socorro de Chamberí recibieron asistencia Luis Rico Serrano, de treinta y un años de edad, habitante en l a calle de Luchana número 37, empleado. Se le apreció una herida por arma de fuego en la pierna izquierda, con orificio de entrada, sin salida, y José Andrés Nieto, de treinta y seis años, delineante, con domicilio en la calle de Alyarez de Castro número 10. E r a víctima de una erosión por rebote de una bala, en l a pierna derecha. E n la casa de socorro de l a Universidad fueron asistidos Faustino Linares Cano, de dieciocho años, que vive en la calle de P o zas número 6, al que se apreció una herida contusa en la región occipital, y otra en la región parietal derecha, ambas leves, producidas por una porra. Mauricio Lozano F e r nández, de veintiocho años, albañil, domiciliado en l a calle de Juan de Olías, 7; víctima de una herida contusa en l a nariz y otras en las regiones occipital y parietal. Fué asistido también Ángel Montesinos C a r denal, de treinta y seis años, vecino de T e tuán de las Victorias, al que se le apreciaron dos heridas por arma de fuego sin orificio de salida en la región femoral derecha. Se calificó su estado de grave. Este y Luis Rico fueron trasladados al Equipo Quirúrgico del distrito del Centro. T r a n s f o r m a d o r destrozado al ha- cer explosión una bomba Anoche, poco después de las nueve, hizo explosión una bomba de gran potencia en un transformador de l a Compañía Industrial Electra, enclavado en la calle del P a r r a l (barrio de la Guindalera) E l IransfonnadorJ que tiene cuatro metros de altura por tres de largo ¿y dos- de ancho, quedo completa- j mente destrozado; en su! base, y al caer produjo l a rotura de quedaron destrozados los cristales de una casa próxima. U n a vecina dijo que momentos antes de ocurrir el hecho estaba a lá puerta de su casa, desde donde oyó decir: A h í va eso por cuyo motivo penetró de nuevo en su domicilio y momentos después oyó la explosión. Otra mujer que vive también en lugar cercano afirmó que minutos antes había visto a u n individuo delgado, que vestía un abrigo gris y se tocaba con una gorra, marchar por una senda próxima, llevando el rostro cubierto con un antifaz blanco. varios cables. También! Estalla otro petardo en una obra en construcción Anoche, a las diez y media, hizo explosión un petardo en una obra en construcción; sita en 3 a glorieta de Mariana de Jesús, I. S. E l explosivo arrancó algunos ladrillos de una pared y produjo en l a misma un pequeño boquete. L a obra que fué objeto del aten- tado estaba intervenida judicialtnerite y se hallaba paralizada desde hace nueve meses. Fallece uno de Jos heridos E n e! Equipo Quirúrgico, donde se hallaba hospitalizado, falleció anoche Ángel M o n tesinos Carbonell, de Tetuán de las V i c t o rias, que fué herido ayer mañana en los sucesos ocurridos en la Glorieta de Bilbao con motivo de la agresión de que fueron objeto los vendedores del semanario F. E. Almacén de madera incendiado A n o c h e fué sorprendida una r e unión de anarquistas y anarcosindicalistas peligrosos Anoche se tuvo noticia en la Dirección General de Seguridad de que en un bar establecido en el Puente de Vallecas se estaba celebrando una reunión clandestina de extremistas. E l jefe superior de Policía dio orden al primero y segundo jefe de la B r i gada Social, Sres. Vilanqva y Matute, y éstos encomendaron el servicio al inspector de la misma Brigada Sr. D e l Castillo, quien, en unión de varios agentes, se personó en el bar L a Gloria, de dicha barriada. E n un reservado del establecimiento encontraron reunidos a Celedonio Guillen López, L u i s A r r o y o Ruiz, Juan Morales López, Luis Caballero Montalbán, Clemente Moreno de la Cruz, Rufino Cascajero Lombriz, Antonio Alonso Santa María, Valentín Juan Soriano y Valeriano Jimeno. A l darles el alto no ofrecieron la menor resistencia a la autoridad y al ser cacheados no se les ocupó arma alguna. L o s detenidos fueron conducidos a la Dirección de Seguridad, donde manifestaron que se hallaban reunidos con carácter particular y no para tratar de asuntos políticos o sociales. L a Policía les ocupó algunos ejemplares de periódicos extremistas y documentos que se estiman de gran interés. Con el oportuno atestado fueron trasladados en las primeras horas de l a madrugada al Juzgado de guardia. L o s detenidos son to- Anoche, a las diez, dos desconocidos, tras de hacer un boquete en la pared de la finca, arrojaron dos botellas de gasolina, prendiendo fuego al líquido, en el almacén de maderas que el industrial D Antonio Pérez tiene establecido en l a Avenida de la Libertad, de Tetuán de las Victorias, frente a la P l a za de Toros. E l fuego fué advertido por los parroquianos de un bar próximo, oue inmediatamente y por el mismo boquete que ha bían hecho los incendiarios, lograron sofocarlo arrojando cubos de agua. A l mismo tiempo el guarda de la finca procuraba apa- gar el fuego de igual forma. Afortunadamente el incendio careció de importancia y loí bomberos, que acudieron rápidamente, no tuvieron necesidad de intervenir. U n detenido P o r escribir frases injuriosas en el Pala cío de Comunicaciones fué detenido en lá plaza de Caste ar Simón Gómez de Segura. Este individuo había escrito algunas frases injuriosas para las autoridades y el G o bierno en uno de los bandos en que se declara el estado de alarma. Con el atestado correspondiente pasó a disposición del juez de guardia. Clausura de Sindicatos y Centros en M a d r i d Por disposición del director general de Seguridad, en las primeras horas de la madrugada de hoy se procedió por varios funcionarios de la Policía afectos a las Brigadas Primera y Social a la clausura de los S i n- dicatos de la C. N T establecidos en l á calle de Fuencarral, y todos los Centros comunistas de Madrid y de Centros de Falan.
 // Cambio Nodo4-Sevilla