Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DESPUÉS DE LA VICTORIA La inauguración de la C o p a en el campo del de España, Betis EL SEYILL H o y el Sevilla exhibirá por vez p r i m e r a o f i c i a l m e n t e su bien ganado título. sc PEÓN! Remedo de un estribillo popular era aquel grito de guerra sevillista, que cada año una vez, durante los últimos de los torneos regionales, con solitaria excepción, se oyó por las calles de Sevilla: ¡A l i r ó n! ¡Alirón! ¡E l Sevilla, es. campeón! Arbitraria manera de exteriorizar las alegres emociones del triunfo. S i n embargo, será difícil encontrar algo más expresivo. También durmió la cancioneilla el año pasado, primero del campeonato de mancomunidades. N o tuvieron los hinchas merengues motivo para reproducirla. Pero esta temporada las cosas sucedieron de otro modo, y el estribillo famoso se ha desperezado, y tras de acicalarse en las gargantas serillistas, ha vuelto a la calle. Él Sevilla, triunfante, se ha. encaramado sobre el penacho del cuadro clasificador del torneo liguista, y l a legión de fervorosos partidarios grita nuevamente, sin el ánimo burlón de otras veces: ¡A l i r ó n! ¡Alirón! ¡E l Sevilla, es campeón! Esperanzas de épocas pretéritas, trocadas en realidad. E l Sevilla no debe su ascenso a un capricho de; la suerte. E s el justo premio a l a capacidad deportiva de un grupo que, amante, de su propia historia, supo sacrificarse en horas de adversidad para que j a más padeciese el prestigio del Club, fundado en 1905 po varios muchachos sevillanos que habían sido estudiantes en el extranjero. Desde entonces, ¡cuántas alusiones y desesperanzas! E n el feliz instante actual, evocan los sevillistas dos fechas, gloriosas, en que su Sevilla F C. ganara sobre el terreno sendos campeonatos, sin que después se le atribuyese derecho a la ¡posesión de los títulos correspondientes. Es una, l a del primero de mayo. de 1921. L a formación merengue andaluza- derrotó por cuatro tantos a dos al Athletic bilbaíno, en semifinal de la Copa de España. Pero los vencidos fueron vencedores oficiales, por antirreglamentaria alineación- -reclamada en acta- -de Spencer y León. ¡Quién comprenderá el alcance de cuanto prescribían, los embrionarios reglamentos de aquellos tiempos! L a otra fecha gloriosa, la correspondiente al día en que el Sevilla se proclamó campeón de L i g a durante la temporada 1928- 29, primera de ¡la competición. Entonces, los sev- illistas hubieron de discutir el ascenso con el colista del grupo preferente- -a la sazón el Racing santanderino- y, tras repetidos empates, se produjo el casual triunfo de los montañeses. ¡Otra ilusión desvanecida! Pero en. tantas vicisitudes adversas están virtualmente l a razón y la justicia del premio alcanzado ahora. E l Sevilla ha hecho siempre frente al contratiempo, sustituyendo al desaliento momentáneo con la fe inquebrantable en la victoria definitiva. E l esperanzado otra vez será sevillista fué la bigornia donde, a golpe de contrariedades, se moldeó el trofeo que los muchachos de las blancas camisetas acaban de ganar con gallardía suprema. E l ascenso del Sevilla supone el triunfo de una sana orientación, fruto de l a experiencia. L a Directiva actual, desde hace tiempo presidida por Ramón Sánchez P i z juán, prototipo del sevillismo correcto, aunque apasionado, hizo un esfuerzo económico, que quizás pudiera calificarse de sensacional, e incorporó al equipo figuras internacionales, que no rindieron como debían, y entonces, calladamente, vino la puesta en práctica de algo bien meditado. E l Sevilla necesitaba sangre nueva, productora de velocidad, pero la transfusión no podía- hacerse violentamente. Recogió l a Directiva a los muchachos que destacaban en la tercera categoría, y organizó su equipo amateur, que había de preparar el veterano Pepe Brand, con la inteligente colaboración de Antonio Sánchez, el sevillista por excelencia, que en el tragín ordinario economiza energías para rendirlas luego sin regateos al Club de sus amores, cada vez que las ha menester. Aquel equipo llegó a finalista de la Copa de España correspondiente a su clase, y, aun derrotado por el Erandio en Montjuich, los aplausos de la sabia afición catalana para él fueron, porque los muchachos de Brand dieron la mejor lección de buen fútbol, pese al desdén de la suerte. De entre estos maestros en ciernes, se eligieron los sustitutos de los internacionales, y con algún elemento espigado en los trigales vascos, quedó completo un plantel de jugadores, todo entusiasmo, encariñados con sus colores, que defienden con gallardía, con tesón, con fe en la victoria; todo ello ligado por una altísima moral, de la que cuida ese excelente preparador llamado R a món Encinas. H e aquí razonado el triunfo sevillista. ¿Quién defenderá mejor el nombre de Sevilla, sino el jugador nacido a la sombra de la torre señera que remata en el famoso Giraldillo? Eizaguirre; Euskalduna, D e v a Alcázar, Segura, Fede; Tejada, Torrontegui, Camipanal, Tache, Caro. Ese es el equipo que j u gó la partida decisiva, en Vallecas, frente al Athletic madrileño, el mismo que aseguró el ascenso ante el duro grupo irondarra. Cuatro elementos salieron de aquella formación amateur, más Cortón, contribuyente en muchas victorias, como el sevillano López, captado entre los héticos. E n el mantenimiento de la orientación sana, se informábanla futura labor de la D i rectiva que con tanto éxito la adoptara. E l Sevilla, alto valsr histórico, se ofrece como exponente de esa escuela de formación. Y las legiones sevillistas, de aquí en adelante, podrán repetir muchas veces, a modo de vítor gueríerb, el remedo de aquel estribillo popular expresivo del triunfo: ¡AJirón! ¡Alirón! ¡E l Sevilla, es campeón 1 ANTONIO OLMEDO. Esta tarde los propietarios del Patronato Obrero inaugurarán en su terreno las jornadas del campeonato de España, enfrentándose con el Levante F C campeón regional valenciano. L o s levantinos llegaron ayer a nuestra ciudad, animados de los mejores deseos para procurar la victoria, o en su caso, el mínimo tanteo desfavorable. E l Betis presentará el siguiente equipo: Urquiaga; Aedo, Arqueta; Paquirri, Peral, Adolfito; Saro, Adolfo, Unamuno, Lecue y; Enrique. Como puede advertirse, reaparece el canario Adolfo. L a modificación de la línea media obedece a las enfermedades de Soladrero y Larrinoa. También llegó anoche el Recreativo de Granada, que disputará con los amateurs héticos la reprisse de la eliminatoria correspondiente al campeonato nacional entre no profesionales. L a premier fué ganada por los granadinos, con tanteo de dos- cero. E l Betis, por tanto, ha de remontarlo para eliminar a su rival. Durante el curso de la exhibición se darán noticias del partido Portugal- España, que se celebrará en M a d r i d a la misma hora. N o hay más noticias. H o y jugarán los seleccionados de Portugal y España el primer e l i minatoria de la C o p a del mundo Madrid. R a r a vez un partido de fútbol despertó t a n extraordinaria expectacióa como el que hoy deben jugar portugueses y, españoles. De la curiosidad y del interés dará idea aproximada el hecho jamás registrado de haberse agotado absolutamente todas las entradas, de suerte que no se abrirán las taquillas, porque el papel se agotó ayer en la Federación y hasta en los lugares de reventa autorizada. Los portugueses y autoridades deportivas que les acompañan fueron obsequiados ayeí con un lunch, que ofreció la Federación Castellana de Atletismo, durante el cual se cambiaron frases de mutuo y cordial afecto y al que asistieron además de los lusitanos numerosos invitados. A última hora de la tarde regresaron dé E l Escorial los jugadores españoles con el seleccionador, que ha preferido pasar la noche última en M a d r i d para evitar el viaje que habría sido hecho a media mañana. Entre los nuestros reina gran optimismo y se sienten decididos a jugar con el mayor entusiasmo para demostrar una superioridad que en su opinión es indudable. Por su parte los portugueses confían en hacer una brillante exhibición, y aunque temen que la suerte no les será propicia, confían en el desquite que h a de celebrarse el domingo próximo en Lisboa y hasta creen tan segura la victoria allí como la derrota en Chamartín. N o habrá cambios en los equipos nacionales, que serán los que Hemos anunciado Con los nuestros se alinearán Zabalo y Vantolrá en los puestos para los que se les había designado, puesto que el partido Constancia- Barcelona en Inca ha sido aplazado hasta el miércoles próximo. Después del partido de hoy y en un aristocrático hotel, los extranjeros serán obsequiados con un banquete oficia! Arbitrará el encuentro M Raphael V a n Praag, de nacionalidad belga.
 // Cambio Nodo4-Sevilla