Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M I É R C O L E S 14 D E MARZO D E 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 4 ABC E N MÉJICO El Estatuto catalán H u b i é r a m o s pensado que los efectos del Estatuto catalán se limitaran a l a desaprobación de l a mayor parte de los españoles que habitan en ja Península y a las naturales consecuencias de desagrado y aun enemistad entre españoles y catalanes, sin que a nadie le hubiera ocurrido parar mientes en que, hasta estas longitudes americanas habrían de llegar las desavenencias entre u n o s y otros. Peno, a lo que se ve y se oye, somos ios hispanos- -españoles y catalanes- -pasionales en todo tiempo y lugar. E l español de América- -y en tal calificativo incluyo a los nacidos en Cataluña- -dispone de tiemple, no obstante sus empeñosas actividades diarias, para pensar y discutir con acaloro acerca de l a política española. Tiene tiempo o se lo procura, pero tiene además interés sano y noble en l a buena marcha de los destinos de su alejada P a tria, porque n i los años a i las millas pueden disminuir el amor por l a tierra que l o vio nacer. Agrupados en los salones del gran Casino Español, o de algún Centro regiónal, en torno de l a mesa del Café, o en l a trastienda del establecimiento de comestibles, según l a condición social o l a patria chica de cada quien, comentan en todiss los tonos l a política española reflejada en l a prensa de todos los matices. Debo hacer l a advertencia, que a excepción de catalanes, vascos y asturianos, los restantes españoles, diseminados anteriormente en Centros y Centritos regionales, han buscado cobijo com ú n en el Casino Español, hoy representante, por mayoría de asociados, de l a colonia española de Méjico, y hago l a advertencia, aclarando que si, en catalanes y vascos, pudo haber razón de monta para no unirse a l a masa máxima, en los asturianos no existió otra incompatibilfd ad que l a deportiva, que no ha llegado a ser motivo para que l a j u ventud futbolera sienta hostilidad hacia l a del Club España, albergada en el Casino. Las discusiones políticas subieren de tono cuando l a implantación de l a República española, tanto m á s cuanto que los republicanos españoles estaban en minoría en M é j i co, pero ante l a realidad inexorable, ante los hechos consumados, las polémicas se orientaron en contra de l a política de A z a ña, y aun cuando l a presencia del embajador, Alvarez del Vayo, hubo de atenuar no poco, las estridencias de los protestantes, siempre disciplinados y respetuosos ante l a investidura diplomática, no se apagaron los clamores en contra del ex jefe del Gobierno que iniciaba con tan pocas simpatías el federalismo español. N o fueron las protestas de los españoles de Méjico por los desbordamientos de las imasas inquietas que aquel Gobierno nio supo o no le convino contener con energía, sus mejores manifestaciones de inconformidad tuvieron origen en l a concesión del cacareado Estatuto catalán que aquí se ha considerado como el principio de l a ruptura de l a unidad española. Pensamios, los españoles de aquí, que de ser inevitable, una amplia tregua en concederlo hubiera preparado a l a nación entera para federalizarse en masa con iguales derechos y s i n crear antipatías hacia el catalán laborioso y honesto, según ha sucedido en España, y ha repercutido aquí entre a l gunos fervientes nacionalistas que en momentos álgidos de protesta, han estado dispuestos a negar el pan y el agua a todo el que pronunciara una palabra en el dialecto de Mosen Chinto L o s catalaes, por su parte, han defendido su causa, sacando a colación el cliché de l a Castilla absorbente L a s campañas de unos y ottos han trascendido hasta l a Prensa, pero con m á s jico, ha roto lanzas en pro de l a autonomía ardor y ahinco por parte de los catalanistas, catalana, extendiendo sus propagandas hacia que s i n duda están convencidos de que no los vascos de aquí, y ha entonado loores cuentan con el grueso de l a opinión. por Maciá y por Azaña- -por Maciá en p r i U n ilustre y cuito (arquitecto catalán, mer término- y ha puesto como chupa I X Miguel B e r t r á n de Quintana, miembro de dómine a Trastamaras, Austrias y B o r prominente de l a colonia española de M é bones, colocándonos peregrinas lecciones de Historia, que l a Prensa mejicana ha p u blicado con l a mayor amabilidad. Y para robustecer ciertos artículos de disfrazado m NUEVO E 0I FIGI 0 SEVILLANO separatismo publicados en Barcelona, y que nos ha dado a conocer con minuciosos comentos, para demostrarnos que España debe ser L a s E s p a ñ a s ha arremetido contra el cardenal X i m é n e z de Cisneros, contra San Vicente rerrer, contra los Reyes C a tólicos y contra Cristóbal Colón, a quien concede l a nacionalidad catalana, sin que- -confieso m i ingenuidad- -hayamos logrado encontrar l a relación de la hemilía hisEn breve contará Sevilla, gracias a la tórica con l o que está sucediendo en E s iniciativa de una de laa más importantes paña. entidades que en la ciudad ejercen floreOtro escritor, igualmente ilustre y gaciente actividad, con un nuevo inmueble, lano, pues que escribe en castizo castellano, que ha de erguirse en la amplia y moderna Avenida de la Libertad, ayudando con su D Fernando Mota, ha salido al encuentro prestancia arquitectónica a la completa urdel Sr. Bertrán, y por cierto que no ha banización de aquel bellísimo sector de Se- necesitado de grandes elucubraciones para villa. hablar en nombre y de acuerdo con esa Las obras de construcción de la finca gran mayoría de españoles contrarios a l o fueron, inauguradas anteayer. Para celebrar que significa el famoso Estatuto. Entre otras el suceso, en el hotel Cristina reuniéronse mil bellezas que encierran verdades como a almorzar aquel mismo día, bajo la presipuños, y que ojalá me fuera dado reprodencia del gobernador civil, Sr. Díaz Quiñones, y del alcalde, doctor Muñoz Riveducir, ha dicho en definitiva: L a s E s p a ro, el vicepresidente del Consejo de Admiñas, únicamente mirando a A m é r i c a dennistración de Aurora D. Luis de Arana, tro, n o E s p a ñ a sola, grande o chica, pero relevante procer bilbaíno de alta significauna. ¿E s p a ñ a hundida en el anónimo de ción en la vida social y financiera; el dipuuna federación... Mientras Castilla exista, tado a Cortes, abogado de aquella prestireducida, pequeñita, visible apenas en el giosa Empresa de seguros, D. Manuel Blasco Garzón; el inspector de la Compañía, mapa peninsular, h a b r á en el solar íbero don Francisco Aguirre; el arquitecto señor una España, microscópica s i se quiere, pero Illanes- -autor del proyecto del nuevo edificio- el Sr. Mantecón, gerente de la im- España, y con l a indestructible grandeza de su Historia, que ha sido molde de raza y portante entidad Vías y Pliegos adjudirumbos de Humanidad. ¡Castilla sola... cataria de las obras de cimentación; el sub ¿Q u é importa? S u soledad no es vejez; es director de Aurora en Sevilla, D. César Alba y Alarcón; los señores Piruat y Ruiz, esa soledad fría y silente de las cumbres. del personal de la Compañía; el direcSi yo pudiera dudar de haber pecado de tor de A B C en Sevilla, D. Juan Carretero y Luca de Tena; los accionistas de la refe- pasión en mis afirmaciones anteriores, tenridad entidad de seguros, D. Salvador Ba- go en el haber de m i conciencia las cartas y adhesiones verbales que Fernando Mota sagoiti, D. Darío de Arana, D. Adolfo Major y D. Ricardo Zubiría; el secretario del ha recibido de infinidad de españoles, que gobernador civil, Sr. Feria, y los médicos pueden resumirse en, este p á r r a f o de un desde Aurora D. Juan Delgado Roig y don terrado en las sierras de Oaxaca: N o está Jesús Bravo Fierrer. usted solo, están con usted todos los que Durante el acto, gratamente caracteride verdad somos españoles, y que, por serzado por un cordial ambiente de intimidad, lo, queremos una E s p a ñ a única e indivisihabló familiarmente D. Luis de Arana de ble... Sus escritos, señor Mota, son el esla prosperidad creciente que vienen consipejo de nuestros sentimientos; por E s p a ñ a guiendo para Aurora con inteligente acy por Castilla, muchos de esos, señor tividad sin desmayo, así el Consejo de AdMota. ministración de la Empresa como su gerente, D. Aniceto de Dúo, cuya ausencia- -N o dudo que el S r B e r t r á n de Quintaobligada por múltiples ocupaciones de su na haya tenido a su vez las felicitaciones cargo- -lamentó efusivamente. de sus correligionarios, que, de conocerlas, Añadió que es una viva satisfacción para np las omitiría, a fuer de imparcial. la Compañía de Seguros de que es miemTEODORO R A M Í R E Z bro relevante; el acometer- -sin vacilar ante las dificultades que la época ofrece- -la Méjico. construcción de la nueva casa, cuyas obras llevarán el pan a muchos hogares necesitados, viniendo así en auxilio del problema del paro. E l edificio de que hablamos constará de seis plantas sobre una superficie de mil metros cuadrados. Dotado de cuantos requisitos demanda la vida moderna, dará cabida a buen número de viviendas a las que se fijará una renta ponderada y razonable. La realización del proyecto del Sr. Illanes esTokio 13, Q noche. E l torpedero japotará consumada- -ya que se trata de una nés Tomotsuru, que se creía perdido totalobra importante- -dentro de un plazo de mente, ha sido encontrado desamparado a l a dos años. altura de las islas de T i h i j i k i j m a También el lunes, después de la comida E l Tomotsuru era una de las unidades m á s do que queda hecha mención, se celebró, perfeccionadas y modernas de l a flota japooficiando un religioso capuchino, la bendición de las obras. En el acto, sencillo y sonesa. lemne, actuó de madrina la distinguida esSegún las últimas noticias, todos los miemposa de D. César Alba. bros de l a tripulación de dicho torpedero han Unimos sinceramente nuestra enhorasido salvadas. buena a la expuesta por las autoridades a la Compañía Anónima de Seguros Aurora que con actividad ejemplar así viene en ayuda. de los sin trabajo al contribuir, al mismo, tiempo, al embellecimiento de i a más hermosa vía sevillana, v NO SE H A P E R D I D O E L TORPEDERO JAPONES TOMOTSURU
 // Cambio Nodo4-Sevilla