Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 22 D E MARZO D E 1434. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 8. -E n primer término vamos a realizar obras de construcción de edificio de nueva planta, para los servicios públipcs. Paga el Estado por alquileres para servicios oficíales una suma enorme, que figura en los presupuestos ordinarios. Durante mucho tiempo se tuvo l a práctica viciosa de abonar alquileres desproporcionados al valor intrínseco de las fincas, por recomendaciones e i n fluencias de tipo nolhico. E s un tanto que hay que apuntar, en buena parte, al desenfrenado caciquismo que España hubo de soportar. S i esas consignaciones se toman como base de un empréstito, servirían no sólo para los intereses del mismo, sino para su amortización, en presupuestos sucesivos. Mientras dure la construcción, el gasto será grande; pero a medida que los edificio? se terminen, aumentará la masa de consignaciones sustraídas al presupuesto en concepto de alquileres, y esa masa servirá para la amortización. Es posible que la cifra que se necesite para esas construcciones, asciendan a 1.000.000.000. L a re. d eléctrica n a c i o n a l E l segundo extremo del plan- -continuó el jefe del Gobierno- -es el de la creación de ía red eléctrica nacional. E n España hubo tanteos y después trabajos muy completos acerca del asunto, hecbcs por Gobiernos anteriores a la Dictadura. Nuestro propósito al recoger este gran proyecto es identificarlo en todo lo posible, con la vida agraria. H a y que utilizar muchos saltos de agua ya denunciados y otros conocidos, pero no denunciados aún. Con una importancia mayor, si cabe, y es esta; que habiendo en España bastantes minas de carbón pobre, que no son temunenádoras, podrían ser utilizadas en estaciones térmicas cercanas al carbón puesto en la bocamina. E s indudable que a muchos lugares del país no llega el agua de los grandes embalses o de las cuencas hidrográficas. H a y que suponer la eficacia de una red eléctrica que pudiera proporcionar al pequeño labrador el ñúido necesario para un pequeño motor en sus predios. A varios metros de profundidad encontraría siempre el agua que quisiera. Además hay que abaratar el. fluido, y sólo con esta obra, que yo considero cuan enorme es, pero que puede acometerse con decisión y voluntad, puede lograrse. E l plan d e carreteras Nos proponemos también un vasto plan de carreteras. E l Gobierno se propone que, bien por medio de caminos vecinales o por carreteras de tercer orden, todos los pueblos de España estén en comunicación con l a red general. Y o comprendo las grandes dificultades de realización que esto tiene; pero su necesidad salta a Ta vista, pues se lograría un progreso general del país y un aumento del comercio y la industria. servicios de Aviación y de Radiodifusión Abarca el plan de reconstrucción otros extremos muy interesantes- -nos añadió el Sr. L e r r o u x- D e ellos, el principal se refiere a sentar los jalones de una gran reforma en los servicios de Aviación. España, ha de basar toda su política defensiva en l a Aviación. Cuando tenemos un material humano realmente magnífico, debemos i r a la perfección posible en el aspecto material. Y o no hablo de la Aviación de guerra. Hablo de la Aviación en general, soberbio instrumento de transporte y de comunicaciones, que en plazo no lejano tendrá la extensión de t automóvil. E l autogiro nos demuestra hasta dónde se ha podido llegar en la Aviación. Este aparato del glorioso inventor Sr. Cierva sirve para muchos fines, Los y yo he dado órdenes para que se hagan pruebas con él en servicio de Policía, con resultados sumamente halagüeños. P a r a mí, la reorganización de los servicios de A v i a ción en España es cosa fundamental y a Ta que este Gobierno y cualquier Gobierno tiene que dedicar atención preferentísima. Otro de los extremos del plan es el de la radiodifusión. H a y que hacer, llegar la radio a todos los pueblos de España, porque ese es un medio insustituible de acercamiento y de cultura. E l plan puede desarrollarse en un, quinquenio. N o es una obra de par, tidg, sino una obra nacional. ¿H a cifrado el Gobierno el presupuesto extraordinario? -A ú n no. Creo que ascenderá a varios millares de millones. Tampoco nos hemos señalado fecha tope para ultimarlo, porque preferimos sacrificar la rapidez a la perfección. -r ¿Cuánto tiempo juzga usted necesario para el desarrollo de ese plan? -U n quinquenio. S i se acomete con resolución y con propósito firme de llevarlo a la práctica, el plazo es suficiente. Y o estimo que este es un plan nacional y no puede ser considerado como obra de partido. Todo el mundo ha de estar interesado en que prospere, no ya porque mitigará en gran parte la angustia del paro forzoso, sino porque abrirá nuevos horizontes a la economía del país. P o r eso, los proyectos que las minorías parlamentarias han presentado con la mira puesta en el problema del paro forzoso, deben ceder ante éste que presenta el Gobierno y que abarca en su conjunto a todos aquéllos. L a situación p o l í t i c a- ¿Cómo ve usted la situación política? -E s indudable- -respondió el Sr. L e rroux- -que el Gobierno ha cobrado autoridad en todos los órdenes. N o nos hacemos la ilusión de que en el Parlamento desaparezcan, las dificultades, pero hay que hacerse a la idea de aprobar las cuestiones indicadas en la declaración ministerial. E n ella quedó esbozado el compromiso del Gobierno. H a beres del Clero, amnistía, etc. Se cumolirá el programa, y para llevarlo pondremos a contribución nuestro mayor esfuerzo. Con esto dio por terminadas sus manifestaciones el, Sr. Lerroux. que, por lo que se refiere a los militares con denados, subsiste la pena de inhabilitación. E n el preámbulo del proyecto, que hemos oído elogiar a varios ministros, se explican las razones que ha tenido el Gobierno para, limitar la amnistía en lo que se refiere a su aplicación para los militares. E l Gobierno entiende que para el hombre debe haber l a máxima piedad, pero para el ciudadano que usa de las armas que puso, un régimen en su mano para ir contra las instituciones de ese mismo régimen, debe perdurar el castigo de la inhabilitación política y la inhabilitación para el mando de fuerzas. Mientras haya un régimen democrático, nadie puede ir violentamente contra las instituciones, s i no mediante el ejercicio del sufragio. S i se, habilitara a los generales y oficiales que se levantaron en armas, volveríamos otra vez a los excesos del militarismo, que tantos males causó a España. Por eso, en el. articulado se dice que los generales condenados recobrarán su libertad y tendrán la pensión que les corresponde en la reserva. Y que los jefes y oficiales recobrarán, asimismo, su libertad y tendrán l a pensión correspondiente al retiro de su categoría pero unos y otros quedarán inhabi- litados para el ejersicio de los derechos políticos, y no podrán tener el mando ds. fuerza. E l Gobierno, no obstante, respetuoso con las Cortes, deja a éstas la facultad de la rehabilitación en cada caso, mediante unaley especial. E n cuanto a los paisanos, la amnistía es total, y desde luego, quedan incluidos en ella los que tienen actas de diputado. Prórroga del presupuesto E l Gobierno en su reunión de ayer acordó mantener el proyecto de presupuestos, aun Con la convicción de que no es posible aprobarlo antes deí día 31 del presente mes. S i n embargo, esis. 3 sesiones, dedicadas al estudio del proyecto de ley Económica, serán provechosas, y desde luego harán adelantar a la Cámara en su labor de examen. Tenemos entfíidido que inmediatamente se redactará un proyecto de prórroga por un trimestre del presupuesto de 1933. No creemos que n i en el mes de abril esté aprobado el presupuesto ordinario, lo que hace sospechar que quizá sea retirado el proyecto que discute la Cámara y sustituido L a amnistía. E l p r o y e c t o se e x a por otro mejor pensado y mejor desarrominará e n el C o n s e j o d e P a l a c i o llado; es decir, sin las precipitaciones del que redactó el Sr. L a r a d e h o y y s e g u r a m e n t e será a u t o Precisamente porque se conocía el emrizada su lectura peño del Sr. Marracó de discutir y aprobar En, el Consejo de ministros de ayer fué lo antes posible el proyecto de presupuestos, examinado y aprobado el proyecto de ley de tomó ayer muchos vuelos la noticia de su amnistía. dimisión. Hasta se telegrafió a provincias H o y será sometido al jefe, del Estado, en con todos los signos de Ta verosimilitud. el Consejo que se ha de celebrar bajo su Nosotros, en las conversaciones que sospresidencia, y probablemente autorizará su tuvimos con varios ministros, no pudimos lectura en la Cámara el Sr. Alcalá Zamora. comprobar la noticia. Antes al contrario; se A juzgar por lo que ayer escuchamos a nos dijo que el Sr. Marracó había coincidido amenes conocen el proyecto de ley, éste puen Consejo con el criterio que juzgaba i m diera más bien ser designado con el nombre posible la aprobación del proyecto, antes del de proyecto de ley de indulto general, ya 31 de este mes y aun en todo el mes de ¿bril. Hígado, Riñon, Estómago, Diabetes. Aguas de Marmolejo Hotel Balneario 1. abril- i5 junio. Pida el agua embotellada. A JT! rvjtádore E l G o b i e r n o usará d e t o d o s ¡os resortes reglamentarios para a p r o bar los p r o y e c t o s pendientes H o y empieza la discusión del proyecto de ley de Haberes del Clero. Cuando se termine este debate se plantearán el de Amnistía y el de derogación de la ley de l érminos Municipales. Espera el Gobierno que no se haga obstrucción a estos proyectos; pero si la minoría socialista, o cuaipuiera otra, usara de su derecho reglamentario de dificultar la aprobación de estas leyes el Gobierno, a su vez. N o son un ensayo: 3 0 a ñ o s d e experiencia c v e l e n su m a y e rc- r. dirr. iento y d u r a c i ó n Acurauladares Eléctrica S. A. c a i i A i ¡Larc ss