Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 23 D E M A R Z O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 6. Se vio que el S r G i l Robles conferenciaba largo rato con el titular del departamento de Agricultura, D C i r i l o del Río, y parece natural- -aunque nosotros no lo sabemos- -que en esa entrevista le expusiera los agravios de aquellos que se sienten atropellados por quienes aplican la ley A g r a r i a para el Sr. M a u r a y así lo oímos comentar en los pasillos, incluso a aquellas personas que siempre mostraron simpatía por el ex ministro de l a Gobernación. E l voto particular del Sr, A r r a z o l a obtuvo una votación lucidísima. A su favor votaron 191 diputados, y en contra, 6. Este resultado prejuzga ya el voto definitivo de l a Cámara. A h o r a se presentarán i n finidad de enmiendas por los socialistas, se defenderá el voto particular de los liberales conservadores y se procurará entorpecer l a discusión del proyecto; pero el Gobierno está decidido a l a aplicación de los resortes reglamentarios, tan pronto como se convenza de que se intenta l a obstrucción. E l conde de Romanones ataca a f o n d o los propósitos del G o b i e r n o en materia de presupuestos M a d r i d 23, 2 madrugada. E l conde de Romanones sostuvo una extensa conferencia en los pasillos de l a Cámara con los periodistas. U n o de éstos le preguntó cómo apreciaba el panorama político. -S e vive- -contestó- y el país va sintiendo confianza en el Poder público, pero todo esto no es nada al lado de las cuestiones económicas que hay pendientes y que son las más interesantes. Los presupuestos que están en vigor debieran prorrogarse por lo menos seis meses, y mejor, los pre supuestos que ahora se van a empezar a discutir debieran ser los de 1935. Y esta sería la única forma de que tuviésemos un presupuesto debidamente estudiado y discutido. -P a r e c e- -d i j o un periodista- -que se pretende llevar, l a discusión un poco aceleradamente. -D e esa manera- -contestó- -no es aceleradamente, sino atropelladamente. D e los 460 diputados que hay en l a Cámara, estoy seguro que 400 no han leído una sola línea del proyecto de presupuestos, y desde luego hay lo menos 350 que no piensan n i leerlos. ¿Va usted a intervenir en la discusión? -Y o ya he hablado cuando tenía que hablar no obstante, puede que l a materia presupuestaria me anime a intervenir, y lo haga para aportar los conocimientos que sobre la materia poseo. E l presupuesto presentado no solamente no es posible discutirlo en el tiempo que queda- -ocho días- sino que n i da tiempo a leerlo, y ahora lo que hay que preguntar es quién ha hecho el presupuesto. ¿El S r L a r a? ¿E l S r Marracó? Porque esta es l a h ora en que no sabemos quién es el responsable de l a ley económica que se presenta al Parlamento. U n diputado, perteneciente a l a comisión ele Presupuestos que escuchaba l a conversación, dijo al conde: -A l llegar el presupuesto a l a comisión, él S r Calderón dijo que para poder tener una idea aproximada del presupuesto que se pretendía aprobar en tan breve plazo, teníamos que leer ochenta hojas diarias. ¿Y cuántas han leído ustedes? -preguntó el conde de Romanones, añadiendo- porque casi estoy por. asegurar que no han leído ustedes n i una sola. -Efectivamente, así ha sido- contestó el diputado. -N o se ha ndado cuenta- -continuó diñen- tíonos el conde- -los Gobiernos de l a República, de que l a mayor reforma que tenía que haberse hecho en el nuevo régimen, era la de variar totalmente los presupuestos; darles nueva estructura, porque hasta ahora no se ha hecho una sola reforma a fondo, sino refonmas epidérmicas, y donde hay. que volver la vista es a la reforma tributaria, -S i n embargo- -dijo un periodista- -se le concede aquí más importancia a l a ley. sobre Haberes delnClcro que a l pxesupuesto, r r -E s o no tiene importancia y me parece además muy lógico; en un prespuesto de cuatrocientos sesenta millones 210 supone nada una partida de dieciséis, para una atención de esa índole. Vielvió de nuevo a hablar sobre l a orientación del presupuesto y d i j o -A p a r t e d e la estructura del presupuesto hay que tener presente la cifra de gastos y la de ingresos, y aún más estos últimos. L a situación económica de España no es cscimo creen muchos difícil, sino todo lo contrario. España tiene recursos sobrados y sólo se requiere saber buscarlos. P o r eso no hay que ser pesimista, en la cuestión financiera. -L o más grave de todo esto- -dijo un i n formador- -es que, al parecer, en el presupuesto presentado falta una orientación. -A h í es nada- -respondió con viveza el doinde- E n un presupuesto l a dirección y las líneas generales lo son todo. -Parece que hay el propósito- -le indicó otro periodista- -de i r trayendo el presupuesto por etapas. -U n presupuesto no se discute por entregas, Dues debe existir una gran compenetración entre las cifras de gastos y las de ingresos. A h o r a se presenta un presupuesta con un déficit de 500 millones y a nadie le preocupa. S i n embargo, en los tiempos de Echagaray, en que el presupuesto total era de ochocientos millones, recuerdo que dijo que había que sentir el santo temor al déficit. A h o r a no existe ese temor y todos se saltan es del déficit a l a torera. Los periodistas le dijeron que el Gobierno parece tener propósito, y en ello trabaja con ahinco, de presentar en breve un presupuesto extraordinario. -H a b l a r de ún presupuesto extraordinario sin haber hecho antes el ordinario y haber medido, pesado y controlado las posibilidades económicas y financieras del país es el mayor dislate que puede hacer un G o bierno. H a y que ver el tiempo que hace falta dedicar al estudio para poder gastar medianamente 5.000 millones. Y o creo que hacer un presupuesto como el que hoy tiene España, sin un detenido estudio de la orientación y forma dé empleo del mismo, es perder el tiempo. 5.000 millones es muy difícil gastarlos bien si no se ha hecho antes un concienzudo examen sobre las partidas de gastos y principalmente sobre las de ingreso. S i n saber lo que se tiene no se puede saber lo que se va a gastar. H i z o últimamente el conde de Romanones va gran elogio de la labor hidráulica que se propone desarrollar el Sr. Lorenzo Pardo. Nosotros sostuvimos un breve diálogo cotí el Sr. D e l Río. -H é leído en alguna parte- -nos d i j o- -que yo realizo una labor francamente i z quierdista en mi departamento, mucho más izquierdista que l a de D Marcelino Domingo, y que esto disgusta profundamente a las derechas. Se dice que l a causa de este males- tar se encuentra en las expropiaciones que ahora se hacen de las fincas de l a grandeza. N o tienen razón. Y o me he encontrado con una ley que tengo que cumplir. E n cambio el Sr. Dominga, con cuya labor se compara la mía, no se encontró en el trance de aplicar la leyj porque ésta no existía. E l mayor, agravio a lo que parece está en l a expropiación sin indemnización. Y o creo que hay medios reglamentarios para modificar la- ley Venga una fórmula que impida esas expropiaciones sin indemnización, y una vez modificada la ley, no tendré que aplicarla en los términos de boy. Preguntamos a l Sr. D e l Río si l a reforma! de la ley A g r a r i a vendría pronto a la Cámara. -Y o trabajo intensamente en él proyecto, cotestó, y creo que en breve podré traer lo al Parlamento. Desde- luego, haj. aue a l i gerar la ley, hacerla viable y bcpaiv. r de ella muchas fincas que se incluyeron indebidamente. Y o entiendo, sin embargo, que el proyecto de Arrendamientos Rústicos que está en l a Comisión hace un mes, es más esencial para los propietarios que la misma reforma de l a ley A g r a r i a E s preciso dar á la propiedad una estabilidad de que carece hoy; de modo, que para mí, este proyecto tiene que ser anterior al c- tro. Y creo además que no debe tener Una gran discusión, porque en las bases de ¡a reforma agraria referidas a los arrendamientos, estuvieron: conformes diversos sectores parlamentarios, incluso de las derechas. El discurso de d o n D i e g o M a r tínez B a r r i o s en S e v i l l a L a obra del ministro de A g r i c u l tura prqduce disgusto en las de rechas. U n a s manifestaciones del señor D e l R í o Adquirió ayer un primer plano de interés político la actitud de disgusto en que aparecen colocados algunos sectores de derechas por la política que se desenvuelve en el m i nisterio de Agricultura en relación con l a reforma agraria. Ayer fué objeto de muchos comentarios esi la Cámara eí propósito atribuido a D. Diego Martínez B a r r i o s de pronunciar en 3 e villa el Domingo de Resurrección un dis- curso político. Según nuestras noticias, ese día se celebrará un banquete en el Gran Casino de l a Exposición Ibero Americana, al que asistirán dos m i l comensales. De M a d r i d saldrán varios autobuses con amigos políticos del ex presidente del Consejo. E l Sr. Martínez Barrios, que se encuentra! en Cumbres Mayores, se trasladará a Sevilla el próximo miércoles. Según manifestaban algunos diputados de. derechas, a quienes habían llegado noticias de los propósitos que se atribuyen al señor Martínez Barrios, se decía que el tema de su discurso será éste: El rescate de la República. mr. imo es 10 meje me económico cffiíP Esa femenina de celulosa uuinú gica l i n a s conferencias del señor C a m b ó c o n los líderes socialistas E l jefe de l a L l i g a Regionalista, D F r a n cisco Cambó, sostuvo ayer largas conferencias por separado con los señores Besteiro, Prieto, L a r g o Caballero y De los Ríos. Estas entrevistas causaron viva expecta-
 // Cambio Nodo4-Sevilla