Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 25 D E M A R Z O D E 1934. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 36. CUESTIONES ECONÓ- MICAS Y FINANCIERAS L a entrevista de Roma, a l a que Mussolini había invitado al canciller de Austria, señor Dollfuss, y al presidente del Consejo húngaro, Sr. Gombos, había sido minuciosamente preparada desde varios meses antes, y por primera vez, hace mucho tiempo, una conferencia ha dad un resultado tangible. Se trata, en primer lugar, de un éxito político del dv. ce, que ha sabido afirmar l a preponderancia de Italia en los asuntos de los países danubianos, y ha sabido evitar por un lado la formación de u n bloque danubiano independiente, y por otro, el anchluss de Austria con Alemania que Italia temía y cuya realización quería impedir a toda costa. U n a Alemania demasiado fuerte en sus fronteras no le convenía. E l momento no podía estar mejor elegido. E l Sr. Habicht, con sus discursos de Munich y sus órdenes dadas por T S. F a los nazis austríacos había ya reforzado l a situación del canciller D ollfuss, que después de l a represión del movimiento revolucionario socialista había llegado a ser todopoderoso en Viena. E l duce, muy hábilmente, había elegido este momento propicio para l a reunión de R o ma, que desde el punto de vista político, al mismo tiempo que acercaí a ios tres países interesados, ha hecho más grande l a animosidad italo- alemana. Francia pone al mal tiempo buena cara, y no puede menos de reconocer que se h a reforzado l a situación i n ternacional de Italia a su costa. Esta es la razón por l a que se aferra cada vez más a l a Sociedad de las Naciones, pero ya en un gran discurso político Mussolini ataca a esta organización y desencadena así una nueva ofensiva para llegar a l a hegemonía en el continente europeo. L o s acuerdos que acaban de ser estipulados entre Italia, Austria y Hungría, se componen de tres protocolos. P o r el primero, los tres Estados se comprometen a ponerse de acuerdo en todos los problemas que les i n teresen particularmente, con el fin de proseguir dentro del espíritu de los Tratados de amistad existente entre ellos, una política oonciliadora. E lfines promover una colaboración efectiva entre los Estados europeos y particularmente entre los tres interesados con l a persuación de que en esta forma será posible sentar las bases de una más amplia cooperación con los demás Estados. Los otros dos protocolos tienen por objeto el desarrollo de las relaciones económicas entre Italia y Austria sobre l a base de las decisiones de Setresa y del memorándum italiano de septiembre último. Estos protocolos establecen: primero, la ampliación de los Convenios comerciales entre los tres países, con el fin de facilitar las exportaciones recíprocas; segundo, l a concesión de derechos preferenciales a los productos industriales austríacos y la conclusión de Ententes entre la industria italiana y la austríaca; tercero, la adopción de las medidas necesarias para dominar las dificultades que se derivan para Hungría de la baja de los precios del t r i g o cuarto, desarrollo del tráfico de tránsito a través de los puertos de l a misma. A l mismo tiempo, los ferrocarriles italianos transportarán las mercancías que prevengan de los territorios de los otros dos países contratantes a tarifas muy bajas. Además, Italia les concederá facilidades de crédito. E l día 5 de abril se reunirá una nueva Conferencia para puntualizar los detalles. L a Pequeña Entente observa, en general, en los medios oficiales, cierta reserva, en relación con los acuerdos de Roma y Checoeslovaquia, lo mismo que Rumania y Y u goeslavia no ocultan su satisfacción al ver a Italia comprometerse a fondo en l a defensa de la independencia de Austria contra las tentativas del L a Pequeña E n tente está dispuesta a mirar con la mayor benevolencia todo acuerdo que pudiera realmente resolver el problema danubiano, sin establecer, sin embargo, l a tutela de una gran potencia en esta región. Parece que Italia ha empezado ya a preparar un rendezvous con los tres países en cuestión y el tono conciliador de la Prensa italiana nace suponer que el duce trataría pronto de coordinar los. intereses de l a Pequeña. Entente con los acuerdos económicos y políticos de Roma, estipulados entre Austria, Italia y Hungría, tarea por lo demás sumamente d i fícil. Se cree generalmente en los Círculos bien informados que esta vez Francia, en vüsra de su influencia sobre los países de l a Pequeña Entente, deseará hacer el primer gesto de adhesión para no quedar en un momento dado todavía más aislada. Para comprender bien l a importancia histórica de los acuerdos hay que tener en cuenta- -dice la agencia económica- la s i tuación sin salida en que se debatía d sáe la guer. r ¡a europea danubiana. Austria y Hungría seguían siendo el punto neurálgi. o de Europa Desde hoy salen del estado de minoría en que se encontraban a causa e su debilidad interior y a su falta de amistades en el exterior. N o habrá ya desde hpy una política separada austríaca o húngara, sino una política concordante italo- austi ohúngara. T a l es el punto saliente de los r p acuerdos actuales y al mismo tiempo e l puntp de partida de toda una nueva era en ¡a historia de la política y de la economía de los países danubianos. E n Norteamérica la situación general no ha mejorado y siguen los experimentos. P o r añadidura una huelga de los chemihnots y, de los obreros de la industria automóvil amenaza estallar. Desde luego M r Rooselvelt trata de evitarla por todos los medios, pero él mismo es en gran parte responsaoie de los nuevos, conflictos sociales. Sería esta la huelga más importante en los anales de los Estados Unidos. Los patronos por otra parte quieren obligar a sus obreros a a i i e rirse a los Sindicatos de Empresas controladas por ellos en lugar de formar parte dé los Sindicatos nacionales. E l presídeme quiere disimular, quiere disminuir las horas del trabajo en un diez por c: ento, manteniendo los actuales salarios. Los industriales y los ferrocarriles verían con esto disminuir aún más los escasos beneficios ¡ue logran en este momento y se oponen al proyecto con todas sus fuerzas. S t espera en el último momento que habrá una traniacción, pero se comprende que la nueva inquie tud creada una vez más por la administración haya dado lugar a bolsas débiles. Se recordará que el Presidente ha epinadd siempre hasta ahora que era necesario hacer subir el precio de l a plata, somprando metal blanco a precios elevados. Gracias a sus n u merosas declaraciones en este propósito, el precio de la plata había subido. P o r eso es más sorprendente que de golpe el secretaria del Tesoro acabe de declarar que s i todos los países ratifican el acuerdo de Londres, como lo han hecho los Estados Unidos, l a cuestión de la plata metal se arreglaría por sí misma en el plazo de cuatro añrs L a declaración de Morgenthau descartando el bimetalismo y la remononetización de la plata, amenaza pesar sobre los precios de este metal y surge la pregunta de si a fin de cuentas el Tesoro no habrá de revocar de nuevo la última decisión. Resulta cada vez más evidente que toda l a política monetaria del Presidente no se funda en un plan serio, y se parece más a un juego de niños que a una política de estadista responsable. Sin embargo, los argentistas descontentos de la nueva decisión han votado el bilí dies, por el cual el Gobierno queda autorizado para aceptar el pago en plata a cotizaciones que n o habrán de superar más del veinticinco por ciento l a cotización del mercado mundial. E l Presi dente ha sorteado de este modo un nuevo fracaso, y ha creído prudente no oponerse a l a votación del bilí. Pero al mismo tiempo ha sabido obtener el aplazamiento del voto cneroso del bilí G. Fiesenger, que estsblece la compra por el Tesoro de cuatrocientos millones de onzas de plata. A s í M r Roossevelt espera ganar tiempo antes de comenzar nueras experiencias en este terreno. E n Alemania, las exportaciones han alcanzado en febrero a 343 millones de marcos, lo que significa una disminución de siete m i llones con relación a enero. Las importaciones se elevan a 378 millones, con un aumento de seis millones. E l balance comercial de este mes, eSj pues, deficitario, por treinta y cinco millones de marcos contra veintidós millones en enero. L a cobertura de la Reichsbank ha bajado al ocho por ciento. Esto ha dado lugar a un discurso del doctor que hace prever que si la situación deficitaria del balance comercial continúa, desencadenaría una nueva ofensiva contra los acreedores. Esta vez contra los tenedores de los empréstitos Y o u n g y D a wes. Cabe, pues, esperar sorpresas desagradables. s D e s d e 1. de a b r i l p r ó x i m o se p a g a r á e l eupón. n. 50 de 1- is o b l i g a c i o n e s 4 p o r 100 de esta S o c i e d a d e m i s i ó n 1909, a r a z ó n d a 8,631 ptas. d e d u c c i ó n y a h e c h a de los i m puestos p o r u t i l i d a d e s y t i m b r e de n e g o ciación. E l p a g o se e f e c t u a r á en los s i g u i e n t e s d o m i c i l i o s y plazas, d o n d e s e f a c i l i t a r á n f a c t u r a s p a r a l a p r e s e n t a c i ó n de c u p o n e s B a n c o E s p a ñ o l de C r é d i t o M A D R I D y S u c u r s a l e s de p r o v i n c i a s B a n c o de V i z c a y a B I L B A O M A D R I D y Z A R A G O Z A Sociedad A n ó n i m a A r n ú s Garí, B A R C E L O N A B a n co de A r a g ó n Z A R A G O Z A H i j o s de R o d r í guez A c o s t a G R A N A D A B a n c o de S a n tander y Banco Mercantil, S A N T A N D E R M a d r i d 16 de m a r z o de 1 9 3 4 -E l s e c r e tario, J O S É C A N O S A 0 MAURICIO V A N V O L H E N H O V E N Madrid 23 de marzo de 1934.
 // Cambio Nodo4-Sevilla