Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 29 D E MARZO DE 1934. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 15. el asesinato de su madre, de donde irradia toda la condenación que pudiera recaer sobre los propagandistas de idea tan cruel. Cómo el hecho capital va a tener menos monstruosidad que sus accidentes o sus caminos? Fascista o anarquista, nadie puede arrogarse poder sobre la vida de los d e m á s nadie tampoco puede honestamente disculpar crímenes tan cobardes. L a existencia de un ciudadano debe estar garantizada y debe ser respetada por encima de- sus ideas políticas, sean ellas las que fueren. Y el ser anarquista o fascista no ha de constituir eximente ni atenuante para faltar a la ley, n i excepción para que le atropellen. Pero esto es tan diáfano, que embaraza el desarrollar un tema de semejante evidencia axiomática. Dejémonos de sentimentalismos sociales, de interpretación negroide. Pensemos que horadar un cráneo de un tiro o perforar los intestinos de un mctrallazo, no es m á s que una salvajada, sin relación con las nuevas ideas Ingresemos en la civilización que puerilmente creemos superar con extravagancias. E n verdad, E s p a ñ a necesita que un Gobierno enérgico limpie de asesinos al país. E l problema- -ha dicho el Sr. Besteiro- -es demasiado complejo para resolverse tan sólo con el restablecimiento de l a pena de muerte Tiene mucha razón el caudillo socialista. Y entre esas complejidades, una está en la actitud pedante y dañina de los que, por no comprender nada bien, simulan explicárselo todo. -W. F E R NANDEZ FLOREZ. E L VI A l E A S E V I L L A DE L O S M I N I S T R O S D E LA GOBERNAC 1O N Y DE COMUNICACIONES La confianza en el poder público (Crónica de nuestro redactor) A l cruzar sobre los montes de Toledo, el Focker se envuelve en la tormenta, y termina la visibilidad. Se acaban las cintas plateadas de los ríos, los pueblos pequeñines, la tierra rugosa y apergaminada... U n humo blancuzco, que parece correr vertiginosamente, choca con el aparato y lo mece con suavidad. Entonces, concentrada ya la atención en nosotros mismos, creemos llegada l a hora de interrogar ai Sr. Salazar Alonso acerca del Consejo de ministros que se acaba de celebrar en Madrid, y que tanta expectación hubo de despertar en los medios políticos. L a conversación se mantiene sobre las cuartillas. E l ruido ensordecedor de los tres motores del avión nos impide el diálogo. -I Qué extremos importantes abarcarán los proyectos de ley de Orden público aprobados por el Gobierno? -escribimos. -Esos proyectos- -traza el ministro sobre el blok- -no ocultan su carácter excepcional y 3 a esperanza de que la enfermedad que exige tal remedio sea circunstancial. Cuidaremos de que sus medidas no afecten sino a aquella delincuencia cuya excepcionalidad las produce. Explosivos, descarrilamientos intencionados, atracos; en fin, aquellos casos- recogidos en las úlitmas experiencias. N o se limita la esfera de la pena, si bien no se ahorran garantías procesales. E s ley que las circunstancias imponen, la Constitución autoriza y los escrúpulos doctrinales mismos dejan pasar. ¿A qué obedece esa intensidad en los hechos terroristas? -Se pueden señalar varias causas; pero, principalmente se producen cuando el principio de autoridad se ha relajado. Para realizarlos se suelen mezclar estos tipos de de- Fuera de la sesión La comisión de Justicia comenzará el martes el examen del proyecto de amnistía E l Sr. M a r t í n e z Moya, presidente de l a comisión de Justicia, dijo a los informadores que se Había reunido ésta para escuchar, en primer término, el informe de algunos diputados sobre colonias, penitenciarías o campos de concentración. Se dio dictamen sobre el proyecto de jueces municipales, que no altera la esencia del proyecto. Se comenzó el examen del proyecto de amnistía, pero a petición de los socialistas, que. expusieron la necesidad de conocer el criterio de su minoría, se aplazó el estudio hasta el martes. E n este día informará ante la Comisión el ministro de Justicia. (Vi J lincuencia con los hechos sociaks o jurídicos, para así contener de este modo a los I gobernantes en la adopción de medidas, que cohiben siempre a los regímenes demucrá ticos. H a y que separar. Los delincuentes na son obreros, ni patronos. Son seres extrasociales, cuyos actos efectan a la sociedad toda. Aislemos, pues, ese tipo de delincuencia. Otra causa es la falta de penas duras. L o mismo que para ellos no hay límites en la estera de su delito, no debe haberlo tampoco para la represión. ¿Cómo se ha tratado el asunto en Consejo, y cuáles han sido los razonamientos principales en que se ha fundado el G o bierno para la adopción de las medidas? E 1 problema lia sido examinado por el Gobierno con gran alteza de miras. Entiendo que no debe publicarse la discusión de los Consejos de ministros; pero se puede ofrecer ja seguridad de un alto sentido de Gobierno, de un elevado patriotismo en i o dos los ministros, cuyo intérprete es siempre el ilustre D Alejandro Lcrroux. G o bernar no es sólo la imposición de peculiares criterios o doctrinas, sino la captación de cada instante nacional, l a abnegación para aplicar en cada caso la medicina conveniente. ¿Entiende usted que puede influir en la situación política este acuerdo del Gobierno? -Para mí, no hay ahora más política que Ja de mantener el orden público, velar por la paz de España, la tranquilidad de los españoles, el libre desenvolvimiento de sus actividades, el amparo al derecho de todos. ¿L o logra el Gobierno? Pues si esa es l a exigencia del momento, cumple su misión. Gobierno que sabe cuál es su misión y la cumple, encontrará siempre las asistencias necesarias para desarrollar su obra. L o dem á s son ganas de hablar. Casi termina la interviú con el viaje. Hemos cruzado sobre Despeñaperros a una altura imponente. U n rayo de sol nos saluda y arranca reflejos rojizos del- fuselaje del trimotor. Poco después, los tornos del Guadalquivir, los campos ubérrimos de Andalucía, los cortijos blanquísimos, y Sevilla. Sevilla, que rinde a los ministros de l a Gobernación y Comunicaciones un recibimiento casi apoteósico, y que se repite en ovaciones continuadas cuando el S r Salazar Alonso transita a pie por las calles de la c i u dad, y quiere infundir en el ánimo de los sevillanos una confianza en la autoridad del Poder p ú b l i c o -L O S A D A I, y La llegada al aeródromo de Tablada A y e r tarde, a las seis y media, llegaron a la base de Tablada, por vía aérea, los m i nistres- de l a Gobernación y de Comunicaciones, Srcs. Salazar Alonso y C i d Desde mucho antes de la llegada, el barracón del Aero Club se encontraba lleno de público. E l aparato en que venían los m i nistros sufrió un retraso en su llegada, debido a tener que sortear una tormenta en las proximidades de los montes de Toledo. A la hora apuntada llegó el aparato. De él descendió el ministro de la Gobernación, el de Comunicaciones, sus secretarios respectivos, Sr. Echaguren, diputado a Cortes por i Melilla, y Díaz V a l e r a el redactor político de A B C, Sr. Losada, y D Carlos Sáenz, 1 redactor de La Época. j Fueron recibidos por el gobernador civil, j Sr. ü i a z Q u i ñ o n e s alcalde, Sr. Muñoz R i j vero: presidente de la Diputación, Sr. Fuelles; general de la división, Sr. Núñcz de Prado; comandante efe M a r i n a presidente de la Audiencia, Sr. Rodríguez Cabezas; fiscal de ki República, D Fernando González Prieto; delegado de Hacienda, jefes de I 0 5 Cuerpos niiUtar. es con sus. respectivos? iyu- A C U E R D O S D E LA CÁMARA DE COMERCIO CORDOBESA Córdoba 28, 9 noche. E n la reunión celebrada hoy ipor la C á m a r a de Comercio se acordó, en vista de la información hecha cerca de los fabricantes de Córdoba y su provincia para celebrar la Feria de Muestrarios y Productos Industriales, rw llevarla a efecto, teniendo en cuenta, también la s i tuación actual de las industrias. E n su lugar, y al igual que en años precedentes, dicha entidad organizará ¡a E x p o sición Regional del Aceite. También acordó la citada entidad enviar vina carroza para la batalla de flores que se celebre 3 dar; dos mil pesetas con destino al Comedor de Caridad. Igualmente quedó acordado protestar una vez más del aumento de las tarifas ferroviarias, y continuar las gestiones iniciadas por la Cámara contra el aumento dt la contribución industrial, dadas las especiales circunstancias que concurren e n C ó r d o b a y l a situación actual de los negocios.