Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 30 D E A B R I L D E 1935. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 3 3 despótico, ni dominado por pasiones ciegas, es decir, contrario a como fué concebido por; sus partidarios, hay que mirar a su desenvolvimiento en los pueblos sajones y escandinavos y al pensamiento inglés en el siglo XVIII. Madrid. En la tarde del domingo se celebró en la Academia de Ciencias Morales y Políticas la recepción del ex presidente del Congreso, diputado a Cortes y catedrático, D. Julián Besteiro, quien leyó un discurso sobre Marxismo y antimarxismo. E l acto se vio muy concurrido. Fué presidido por el presidente de la República, encargado, como académico, de leer el discurso de contestación. En el estrado tomaron asiento el ministro íe Instrucción Pública, Sr. Prieto Bances; el presidente de la Academia, Sr. Sánchez de Toca, y el doctor Verdes Montenegro, en representación del alcalde de Madrid. Asistieron numerosas representaciones oficiales, entre ellas los ministros de Estado, Agricultura y Hacienda; el subsecretario de Estado y los señores Bolívar, Gascón 3 Marín, Palacios, marqués de Selva Ale gre, González Posada, Fernández Piedra, Del Río (D. Cirilo) y otras personas. L a Academia de Medicina estuvo representada, así como otras Corporaciones. Ál Sr. Alcalá Zamora le acompañaban su distinguida esposa y dos de sus hijos, así como los jefes de su escolta militar. rente que R E C E P C I Ó N D E D O N confía de la aventura caótica, de la todo lo al desencadenamiento violenI U L 1 A N B E S T E i R O E N cia sin control por parte de la inteligen cia individual. Examina el caso de la coL A A C A D E M I A D E laboración socialista con la burguesía, singularmente en las figuras de MacDonald y C I E N C I A S M O R A L E S de Swedcn, y las rectificaciones de sus primeras convicciones que éste se impuso Y POLÍTICAS en política monetaria, con la vista puesta Discurso del señor Besteiro Comenzó el ex presidente de las Cortes Constituyentes dedicando, según costumbre, un recuerdo a su antecesor, que en este caso fué el ilustre conde de Bugallal. Personalidad de tan definido acento conservador sugiere al Sr. Besteiro consideraciones, en las que aparece la concepción de la política de su época situada en el otro extremo de los ideales del nuevo académico, y así, sus frases de evocación de la gran figura desaparecida se limitan a un respetuoso comentario. A continuación trata el Sr. Besteiro de lo que denomina grandezas y miserias del momento actual. Observa una profunda transformación en la sociedad española y estudia los grandes peligros que ofrecen los cambios tumultuosos en el curso de la vida de una nación. Admitiéndolos únicamente si se explican como una necesidad imperiosa y apremiante de salvar un estancamiento. Para los grandes espíritus ño puede haber mayor timbre de gloria que haber nacido en esta edad difícil y grandiosa, en que la Historia propone a los humanos la solución de los más graves problemas. L a Humanidad se encuentra con una preocupación social, que es el socialismo. Todos los movimientos políticos del mundo se hallan teñidos de esta orientación. E l ¡ntervencionalismo del Estado ha sido, con frecuencia patrocinado por los partidos conservadores, y las personalidades liberales suelen fundirse en la masa socialista. No en vano se ha hablado varias veces del ingreso de Lloyd George en el laborismo. E l caso de Roosevelt es uno de los ejemplos más conspicuos, aunque el Sr. Besteiro confiesa que sería prematuro pronosticar la significación que a la postre haya de prevalecer en su política, porque el espíritu americano es el más complicado de cuantos se han iniciado. Entra el Sr. Besteiro a examinar realidades de las transformaciones políticas y a este respecto afirma que la obra revolucionaría es una obra de Gobierno, muy dife- En otro párrafo dice: Si se llegan a erigir la ceguera y la pasión en principios filosóficos, y en normas del saber y de la en los intereses obreros, para demostrar que conducta, la de la aplicación de tales con son las circunstancias dominantes en cada cepciones no se puede esperar sino los trucaso las que deciden y se imponen a los go- cos más amargos. A l combatir el sistema bernantes mismos Entiende el Sr. Bestei- dictatorial de los Soviets, contrario al esro que hasta los que llaman movimientos píritu de Marx, recuerda una frase de Rosa contrarrevolucionarios, como los de Musso- Luxemburgo: Ciertamente, la institución lini y el fñhrer, adoptan formas socialistas. democrática tiene sus faltas; pero el remePara el caso de Hitler tiene frases despec- dio que han encontrado Trostky y Lenín es tivas. 1 Es posible la realización del socia- aún peor que los males que la democracia lismo? Para contestar a esta pregunta se pueda producir, porque seca la vida política, enfrenta son Spengler, quien entiende que enérgica, activa, sin trabas, de las más exlas sociedades impulsadas a su realización, tensas masas populares. S i eso- -dice el Sr. Besteiro- -es lo que caminan a la ruina. No acepta este pesimismo, y en su comentario acerca de las constituye el ideal superior a que Marx asfuturas transformaciones dice: E l triunfo pira; si, por consiguiente, su repugnancia en la lucha social contemporánea requie- por el empleo de los medios coartivos del re, sin duda, cualidades múltiples: pero to- Estado es notoria, no parece natural atridas ellas han de darse sobre la base de una buirle el deseo de que el proletariado emplee condición esencial: La inteligencia... Por- en el período de transición medios coartivos que a la naturaleza social como a la F í- superiores a los que el mismo Estado bursica, no se la puede utilizar, ni dominar, gués emplea. Se mostró el Sr. Besteiro, en ni vencer más que de un modo: conociendo resumen, decididamente partidario de la inssus leyes y sometiéndose a ellas. Asi, pues, piración marxista que representan Inglatededuce que el triunfo del socialismo es fun- rra y los países escandinavos. Terminó dición, de la ciencia y nada puede sustituirla. ciendo que llega a la Academia con el alma convaleciente de pasados quebrantos y disExamina la doctrina socialista. Sostiene c! puesto a servirla. Sr. Besteiro la misma doctrina de siempre: La economía logrará resolver problemas soDiscurso del señor Alcalá Zaciales que aparecen sin solución. L a ciencia y la pasión liberadora de las masas deben mora ir unidas: He aquí el pensamiento de Marx. Contestó al nuevo académico D. Niceto En esta amplia crítica que el Sr. Besteiro Alcalá Zamora. E l jefe del Estado dedicó hace de la doctrina del fundador, trata de sus primeras palabras a expresar, con molas principales objeciones que hacen al tivo de un recuerdo de tiempos pasados, la ideario de Marx, y hace una consideraciór ¿más cariñosa 3 elogiosa alusión al conde metódica sobre el materialismo de la his- de Romanones, de quien pidió el orador en toria y la lucha de clases. Estudia la géne- las Constituyentes que le permitieran contisis del pensamiento de Marx y otros aspectos nuar llamándole socialmente, con el afectuoso respeto de siempre, conde de Romadoctrinales. En los siguientes capítulos estudia la in- nones. Y recordó los momentos en que éste cubación filos ¿fica del fascismo, la filosofía acababa de sumar la hoy abolida grandeza distinciones nobiliarias y a teórica y la práctica, la distribución equita- a sus antiguas estirpe y abolengo aristocrásus apellidos de tiva y la cuantitativa de la riqueza, la tra- tico. Cree que la Academia está hoy comdición filosófica inglesa y la alemana, la pleta con la aportación de una figura soreacción contra la Aulíklerung. E l Beha- cialista, pues el socialismo español apareviorisme (nuevo materialismo) L a Wertphi- ce retardado, encarnado primeramente en losofie (filosofía de la valoración) L a siste- la figura inteligente, pero no erudita, de matización del fascismo. Las dictaduras mo- Pablo Iglesias, a quien acompañaba Vera, dernas: el fascismo y la dictadura del pro- distanciado de sus especialidades académiletariado. L a política experimental y las con- cas. diciones económico- sociales del desarrollo Examinó la figura y la obra Julián del fascismo. E n estas últimas estudia el Besteiro y dedicó recuerdos al de D. 1917, a año optimismo económico y el liberalismo, la su formación parlamentaria y a la correccrisis de la postguerra el caso de Alema- ción de que dio pruebas en la presidencia nia y la autocrítica de la socialdemocracia. de la Cámara. Afirma el Sr. Besteiro que para construir un Después- -dijo- sin dvidar ningún otro socialismo no autoritario ni cuartelero, ni deber ajeno a la condición de académico, prescindiendo en absoluto de cuanto se relaciona con instituciones de otros estados, EMPRESA SAN MIGUEL voy a fijar mi pensamiento en lo puramente S E V 1 L L A A R O N D A doctrinal. Y en este aspecto trató del inetelecto y del SALIDAS para Morón, Olvera, Villamarsentimiento en los problemas sociales, de la tln, Algodonales y Ronda, a las siete de la mañana; para Morón y Olvera, a las cuatro cuantía total y distributiva justa, de la r i de la tarde; para Morón y Coripe, a las 5.30 queza, del ejercicio del Poder dentro de la de la misma. Despacho: Placsntines, 53. Te- idea del Estado y de lo dogmático y lo léfono, 24736. libre, la sistematización ortodoxa y las aporSALIDAS de Ronda para Olvera y Motaciones accidentales en la justicia social. rón, a las 2,15 de la tarde; para AlgodonaY como comentario exclamó: ¿Qué nos les, Villamartfn y Sevilla, a las 3,30 de la aporta el nuevo académico? N i él ni nadie, misma. SALIDAS de Olvera para Morón y Sevipero trae una convicción y la ejecutoria de lla, a las siete de la mañana y 4,30 de la una vida transparente y ejemplar. ¿Quién tarde; de Coripe para Morón y Sevilla, a traería más como cooperación a esa obra, las 6,30 de ¡a mañana; de Morón para Seen que no caben paros ni demoliciones? Navilla i las 7,15 y 9,15 de la mañana y 6,30 dielo aguarde ni lo intente de la justicia de la tarde. social. Oficinas en Ronda: Pí y Matgall. 23, teléfono 118. Oficinas en Morón: Plaza de la Los dos académicos fueron muy aplgíríi Jiibertatí, 1; teléfono, 40. dos. 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla