Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRITICA CIGARRA Y la vida francesa desde l a Revolución y l a que arrastra España, sometida a revolución permanente. Quintanar parte de un enunciado matemático: operaciones iguales con cantidades iguales dan resultados iguales. De ahí que se desprenda como escollo natural de la obra que en España no h a b r á paz ni felicidad mientras no recobre lo que es consustancial con su ser: la dirección única, permanente, segura en el tiempo, que sólo simboliza la Monarquía. A modo de lema, copia unas frases de Pierre Gaxotte en Acción Española: N o se puede influir sobre la República, una vez que se ha admitido el principio. Se la puede combatir; se la puede destruir; se la puede derribar. N o se la puede mejorar. Dicho de otro modo, la forma de Gobierno es esencial. L a forma monárquica representa la perduración de alma y del cuerpo de las naciones, el progreso dentro de la SOMBRAS EN COLOR Cigarra de otoño de Esteban Satorres. Bismarck, artífice de la 113 República francesa del marqués de Quintanar. Sombras en color de María Eugenia H Iribarren, Otros libros DE OTOÑO Pocas veces se da el caso de un escritor ¡que. publica su primer libro de versos en edad madura. Esteban Satorres, marinero y luego periodista, ha cultivado la poesía desde sus años primeros y hasta llegar al remanso de las canas, como barca cansada, no deja oir su voz para reflejar su vivir. Cigarra de otoño tiene esa calidad y ese c a r á c t e r versos de una sensibilidad siempre alerta, que se decantan en el espíritu y afloran a la luz matizada con que se inicia el crepúsculo. Por eso Satorres tiene fidelidades en cuanto a la forma que los líricos de lioy desdeñan. Podría clasificársele entre los post- románticos, en ese grupo que va de Campoamor a Salvador Rueda y que ha unido un periodo literario. Hoy me. visitó la muerte tiene sabor esproncediano. Otras composiciones, las breves, madrigalescas y sentenciosas, son una supervivencia de los últimos años del x i x Esto no es demérito para el poeta. Su sensibilidad adopta la expresión que va de acuerdo con su educación retórica, y como la sinceridad es l a primera condición que debe exigirse al escritor, de ahí que sea lícito incluso el arcaísmo. ¿N o ha florecido ahora Góngora en vates adolescentes? ¿P o r qué el rescoldp del romanticismo no puede dar otro destello en el libro que comentamos? N o hay viejo ni nuevo en arte, sino obra lograda u obra muerta. Cig rra de otoño revela inspiración fácil, garbo de pluma y abundancia cordial e imaginativa. Las poesías que m á s nos gustan son las descriptivas de cosas de mar, quizá por ser. las que el poeta ha recogido de Ja naturaleza directamente, entregándose sin prejuicios ni influencias al tema. Otra característica de Esteban Satorres es la amenidad y claridad de su verso, cualidades éstas que no son nada frecuentes. Cigarra de otoño es la iniciación espléndida de un camino de triunfos para su autor. BISMARCK, ARTÍFICE D E L A III REPÚBLICA FRANCESA E s éste el libro más considerable del ilustre escritor, periodista, político, marqués de Quintanar. E l autor tiene en su haber la ininterrumpida campaña monárquica- de diarios importantes, hecha bajo su inspiración y muchas veces con su pluma, y la fundación del núcleo intelectual, activo e hispanista, Acción Española, en unión de otros, preclaros ingenios. Contribuye, pues, el marqués de (Quintanar a l a cultura política contemporánea, en medida inapreciable. A semejanza de la Acción Francesa, el círculo y la revista que cuida, con sus compañeros, el marqués de Quintanar constituye la levadura, de ideas que sostienen en pie postulados esenciales para la vida y la gloria de la nación. Quintanar es un polémico doctrinario, saturado de conocimientos históricopolíticos, que planea sobre los hechos y las teorías sin descender al episodio anecdótico, superándole y descubriendo las causas cardinales. Bismarck es la demostración del tempeí a m e n t o razonador, la fe sincera en principios eternos y la sabiduría del marqués de Quintanar. E s una vasta lección, aplicable a ¿España y a las circunstancias actuales, del período 1789- 19.35 en que Francia da bandazos en busca de- una estabilidad que no encuentra, porque su centro de gravedad era l a Monarquía, y al perderla, pierde también, como en Una ley física, su base sustentadora, efecto, baj jiña sino. njrnja curiosa entre Tiene ya un nombre como literato l a autora M a r í a Eugenia H Iribarren, gala intelectual de su sexo. Adquirió nombradía con su primer libro: una novela; y con sus trabajos profesionales: es abogado. Esta su segunda obra de imaginación, otra novela que se llama Sombras en color, acrisola sus merecimientos y consolida su nombre. Sombras en color es la obra de un literato hecho que domina el oficio, los materiales y l a forma. E n el porvenir sólo tiene que buscar temas interesantes para hacer novelas admirables. L a de ahora viene en forma de, Confesiones, de memorias íntimas. Son confidencias sobre las cuartillas, de la vida sentimental de una mujer excesivamente sentimental un producto moderno de la mujer culta, in- t teligente, universitaria, en roce con las a g perezas del mundo masculino que hieren s 5 sensibilidad y su fina percepción crítica. E s infeliz la heroína, porque es inteligente y ne- 4 j es bonita; porque no puede ser el elemento de adorno de la sociedad ni tampoco el elemento esencialmente directivo de la misma. E l mundo está tallado para, hombres y una mujer de espíritu analizador y crítico sólo pueda hallar sinsabores de no acomodarse al medio. L a protagonista, después de una corta vida de espectadora en la comedia de hombres y mujeres, fracasada en sus ilusiones sexuales- -más fuertes que todo- se resuelve por un fin trágico. L a anécdota novelesca es simplista. E n cambio, la visión del ambiente tiene una complejidad asombrosa. E l estudio piscológico de l a protagonista y la crítica de los círculos en que vive son de una hondura que sorprende. Escenarios como los de la oficina, el de la Universidad y el del colegio- residencia, tienen detalles de observación y de realismo que constituyen magníficos cuadros de pinceladas brillantes. L a vida actual, con su juventud inquieta, con sus hembras que aceptan o discuten los viejos convencionalismos, desfila por las p á g i nas de la novela, toda ella rebosante de modernidad, de siglo x x de nuevos anhelos y nuevas cristalizaciones sociales en las que la mujer tenga despejada la incógnita del problema que la misma vida le ha planteado. L a dificultad de la solución de. tal problema pone un tinte de amarga ironía en. la novela, de desconsuelo y de pesimismo. Pero la estridencia de l a queja femenina viene compensada con el talento de la escritora, artista que sabe crear personajes y pintar ambientes, con pluma hábil a ¡la vez para labor de filósofo y labor de poeta, EDUCACIÓN N U E V A Y EDUCACIÓN PATRIÓTICA A España, que tanto representó en la evolución de la cultura en todas sus formas y, especialmente, en la enseñanza, se la ha tratado hoy de atrasada en estas materias. E n realidad, la magnífica tradición educativa nuestra sirvió de fundamento a la de otros países, mientras aquí se desnaturalizó, sobre todo en los últimos años. Gran número de teorías nuevas no son sino fases más avanzadas de lo que aquí existió y fué realizado. A demostrarlo viene oportunamente esta nueva publicación del Instituto Pedagógico F A E que realiza así la obra tan necesaria de afirmar una educación patriota, una educación netamente 4- S -4, V- El maraués de Quintanar. Dibujo de Solís Avila. tradición y el predominio del espiritualisiro. L a forma republicana es, fatalmente (y no se la puede modificar) división, discordia, incoherencia, materialismo y anarquía. Comprendiéndolo así, Bismarck, después de la guerra íranco- prusiana, se esfuerza por republicaniza -a Francia valiéndose de Thiers como instrumento. Su política es tener a Francia bajo el poderlo de Alemania; ésta es una Monarquía sólidamente fundida con la vitalidad y el porvenir germánicos. Francia, monárquica, representaría también una potencia creciente y unánime. Bismarck evita ese peligio (peligro para Alemania) arrojando al país francés como presa de la masonería, la demagogia y la guerra civil ininterrumpida. Como historiador, Quintanar ofrece documentación y riqueza de datos como escritor, es claro, ordenado, persuasivo. E n la hora angustiosa en que España tiene planteada la misma crisis porque ha pasado y pasa la República francesa, este análisis ha- rá meditar y será muy provechoso a todos los que trabajan por evitar los escollos doa (J? nuestro país podría estrellarse.
 // Cambio Nodo4-Sevilla