Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 29 D E TU L I O D E 1936 NUMERO S U E L T O 15 CENTS. REDACCIÓN: PRADO D E SAN ABC SEBASTIAN. DIARIO I L U S T R A D O A Ñ O TRIGÉSIMO S E G U N D O N U M E R O 10.348 12, SEVILIÍA SUSCRIPCIONES X ANUNCIOS, VELAZQÜEZ, MIENTRAS E N E L RESTO D E ESPAÑA E L EIERCITO L I B E R T A D O R E N S A N C H A SUS C O N Q U I S T A S L A S FUERZAS L E A L E S H A N P E N E T R A D O E N H U E L V A SIN SER HOSTILIZADAS Sevilla al día No pasa día sin que la causa se enriquezca con alguna nueva conquista. Toca hoy- -gracias a Dios, que está con nosotros- -celebrar la incorporación de Huelva al territorio liberado del dominio cruento, voraz y tiránico de los marxistas. Como de continuo suele ocurrir, nuestras bravas columnas no hallaron responsables máximos a quienes detener o castigar; que todos se habían quitado de enmedio abandonando, en la hora de la merecida derrota, a las masas por ellos engañadas. Estas, por fortuna, van abriendo los ojos, y renuncian a resistencias imposibles, con lo cual la ardua tarea de españolismo tropezará con menos obstáculos que vencer y será menos copiosa la sangre que se vierta. A nuestros corresponsales Advertimos a nuestros corresponsales administrativos que la e d i c i ó n que venimos s i r v i é n d o l e s es de la tarde, por lo que es imposible que reciban nuestras remesas a la hora y por las conducciones que v e n í a n r e c i b i é n d o l a s anteriormente. T a n pronto como sean restablecidas las comunicaciones ordinarias, volveremos a hacer nuestra edic i ó n por la m a ñ a n a y r e c i b i r á n sus paquetes a las horas acostumbradas y por el conducto ordinario. L o comunicamos a s í en la imposibilidad de contestar individualmente a las reclamaciones que por esta causa venimos recibiendo. En Sevilla, capitalidad egregia de este movimiento salvador, la paz se mantiene absoluta y alborozada. Todo el mundo, así el guerrero como el trabajador, está firme en su puesto; todo el mundo... menos los pistoleros y atracadores en cuya libre acción Ayer estuvo en Sevilla el general Franco. pasa- da parecía complacerse la pasividad de N o e s caso, de hacer la semblanza de este los Corros, los Renduéles y demás absurdos ilustre caudillo, uno de los propulsores del ejemplares de aquella fauna presoviéíica que movimiento militar salvador de España. E l en el Gobierno central tenía su oprobiosa general Franco, aquel valiente capitán de Regulares, aquel comandante de la Legión, generación. El halo radiante que rodea esta patriótica cuyo heroico espíritu; es, insuperable, no necesita de presentaciones ni elogios. E l nomcampaña, atrae a cada hora nuevos corazobre de Franco es familiar en todos los hoganes. Así se explica que sean innumerables res españoles. las inscripciones que aligeran la gestación Diez minutos ha tenido libres durante su de la nueva bandera del Tercio, y que los estancia en Sevilla, y los hemos aprovechado para que nos haga unas breves declaradonativos con que cada cual acude en obseciones quio de los soldaditos que por España lu- -E l movimiento salvador de España- -nos chan, prueban la generosidad y el agradecidijo- -sigue su curso, cumpliéndose día por, miento- -sin medida, como tan grande he- día, y hora por hora el programa trazado. roísmo- -del pueblo sevillano hacia esa juLos objetivos se alcanzan con arreglo a las ventud, pródiga de su sangre, que del liviaprevisiones. A diario llegan tropas de M a rruecos, que nos permiten ensanchar nuesno escepticismo de la época en que vegetaba ha sa ido extraer, para orgullo de la Madre, tras bases de operaciones. E l movimiento se amplía y consolida, en fin, con el sometilos ideales más nobles y los más abnegados miento de centenares de pueblos, a los que impulsos. se les va cayendo la venda que les cegaba. Si algún mozo sevillano vacila aún en él E l final, que creo próximo, por tanto, no cumplimiento del sacrosanto deber, considere puede ser otro que nuestra victoria rotunda. Esto lo saben hasta nuestros enemigos del cuánto habrá de ruborizarse al no haber coremedo de Gobierno que en M a d r i d queda, laborado con su esfuerzo en la victoria por y por ello es dolorosa su actitud. los demás ganada, y de la cual será un indigE n todos los países civilizados cuando el no beneficiario- egoísta y pasivo, a costa de Ejército se ha alzado contra un Gobierno la viril gallardía de los demás. Piense un en forma tan arrolladora como en la ocainstante en el glorioso mutilado Tassara sión presente, prueba de la razón que nos Sangran, y dígase luego, a solas consigo, asiste, los gobernantes han cedido, por patriotismo, para que el territorio nacional no si queda otra senda que la señalada, en fraternal imperativo, por esa mano joven, in- sufra los horrores de la guerra. Quienes a ú n se empeñan en gobernar no han querido ser molada ante el altar déla Patria. -SIMPLIpatriotas y armaron a las milicias rojas, movidas por una causa, extranjera, con lo gue Breves declaraciones del general Franco sólo habrán conseguido ensangrentar a E s paña. Ellos saben muy bien, que hemos de triunfar, pero no han querido que sea sin dolor. Dios se lo demande. ¿L o s barcos piratas... -N o tienen eficacia alguna contra el Ejército, no oueden estorbar nuestra acción, y convencidos de su impotencia sólo se han dedicado a cometer algunos actos de piratería, como el intento de bombardeo de M e lilla, donde causaron escasísimas bajas, ninguna del elemeno militar, y. sí de la población civil, entre ellas mujeres, niños y a l gún extranjero. Por lo demás, las tropas de África, como ustedes ven, llegan a la Península sin interrupción, con lo que es absolutamente nulo el valor de la Escuadra pirata. A otras preguntas, el ilustre Franco nos respondió con evasivas. E s natural: en la guerra el secreto es clave de! éxito. Pero la cara del general reflejaba, un optimismo, del que se nos llenó el alma. Buenas, muy buenas noticias debía tener el general. Quizás muy pronto podamos interpretar la causa de aquella satisfacción que irradiaba el ilustre general don Francisco Franco durante su breve estancia en Sevilla. El general Qutipo de Llano visita el aeródromo de Tablada E l Excmo. Sr. general de la División, don Gonzalo Queipo de Llano, acompasado de sus ayudantes y del Estado Mayor, ¡Marche en automóvil a U Base Aérea de Tablada, donde fué recibido con los honores correspondiente, formando todos los pilotos y i? tropa de dicha Base en los andenes del jardín de entrada. E l ilustr militar fué aclamado. Después el Sr. Queipo de Llano, en v i brante oratoria, se dirigió a la tropa, a l a que hizo la presentación del glorioso capitán aviador Sr. Martínez y V a r a del Rey, que ha escrito en estos días de lucha una brillante página en la historia de los h é roes. E l Sr. Martínez y V a r a del Rey, en la t a r d en que se inició el movimiento m i litar salvador de España, se encontraba en la Base Aérea de Tablada, cuando observó qpe, contados elementos marxistas, pretendían arrebatar del campo de aterrizaje un aparato trimotor con propósito de huir y ponerse a las órdenes del triste y agonizante Gobierno de Madrid. E l citado piloto, con un valor que prueba su corazón de patriota, y de gran militar, empuñó un mosquetón y disparó repetidas veces contra el motor del aparato hasta lograr inutilizarlo como así la hélice. V a r a del Rey fué tiroteado por aquellos enemigos d 3 a Patria, resultando herido, aunque por fortuna levemente, y. sofocado el momento difícil da e e e
 // Cambio Nodo4-Sevilla