Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A S C. AÑO TRIGÉSIMO C U A R T O S E V I L L A MIÉRCOLES 2 D E F E B R E R O D E 1938. P A G f N A í Pedro Parias o Perico Parias, mejor dicho, como le conocían todos los sevillanos, ha muerto. Cuantos conocen todo el afecto, todo el cariño que nos unía y que sólo, la muerte puede destruir, comprenderán mi pena. Y o he perdido un amigo, un hermano. Sevilla ha. perdido uno de sus hombres de más valor y que más cariño la tenían. España ha perdido un gran patriota, un hombre de gran corazón, que en aquellos momentos del 18 de julio en que se decidía la suerte de la Patria, acudió a mi lado con sus cuatro h i jos, y desde el primer momento, arrostrándolo todo, puso su gran corazón al servicio de España, lleno de entusiasmo y de fe en los destinos de la Patria. Hombre de bolsa abierta, siempre estaba dispuesto a hacer el bien como pueden confirmarlo tantos y tantos labradores que en él encontraron ayuda para crearse un porvenir, mientras descendía su capital con las luchas sociales- -provocadas por la canalla marxista- -y sus constantes obras de caridad i n agotables; pues fué un hombre perfectamente bueno, un gran amigo y un gran patriota. ¡Qué Dios le dé el descanso que tiene tan merecido! DEL FALLECIMIENTO DEL GOBERNADOR CIVIL D E SEVILLA, D O N PEDRO PARIAS Los últimos momentos. E l pésame del Generalísimo. Testimonios d e c o n d o l e n c i a de t o d a E s p a ñ a D a t o s b i o g r á f i c o s L o s últimos momentos Desgraciadamente, como ayer adelantamos, se frustraron las halagüeñas esperanzas qué, respecto a la curación de don Pedro Parias, hicieran concebir los favorables síntomas acusados, especialmente en la post operación a que fué sometido en la mañana del domingo último. Rebasado el límite de resistencia de su robusta naturaleza, muy quebrantada ya por los sufrimientos de la larga dolencia y por las dos cruentas operaciones sufridas casi consecutivamente, en la noche del domingo comenzó a descenderle el pulso hasta llegar un semicolapso, y a las cuatro de la madrugada de ayer dejó de de existir. E n el momento de entregar su alma a Dios rodeaban el lecho su esposa, doña M a ría de la Cuadra; sus hijos, don Leopoldo, don Gonzalo, don Fernando y don L u i s los médicos señores Domínguez Rodiño, don Blas Tello y don Ildefonso Camacho Baños; el secretario del Gobierno civil, señor F e r nández Ángulo; el secretario particular, señor González Valverde, j el padre Torres, superior de la Residencia en Sevilla de l a Compañía de Jesús, quien al acentuarse la gravedad prestó al señor Parias los últimos auxilios espirituales. E l cadáver fué trasladado al domicilio del finado, en donde se instaló la capilla ardiente. A l divulgarse por la mañana en nuestra capital la noticia del fallecimiento, que solamente hubo de recoger el A B C, por lo avanzado de la hora en que, con miras a la mayor captación de la palpitante actualidad informativa en los dramáticos y trascendentales momentos oue vive España y gran parte de otras naciones, acostumbramos a cerrar nuestra edición, causó dolorosa sorpresa, pues como ya hemos dicho, las i m presiones respecto a l a curación del señor Parias eran optimistas. Durante toda la mañana y el día de ayer desfilaron por el domicilio del finado todas las autoridades sevillanas y numerosísimas personas de todas las clases sociales a testimoniar su pésame. E n el Gobierno civil también se colocaron pliegos de firmas, que se cubrían rápidamente. señores Parias, para testimoniar el pésame. E l general Queipo de Llano no pudo disimular su emoción al contemplar el cadáver del señor Parias, a quien tan fraternal afecto profesaba. E l A y u n t a m i e n t o y ¡a D i p u t a c i ó n se r e ú n e n en s e s i ó n e x t r a o r d i n a r i a Ayer mañana se reunió la Comisión Gestora Municipal en la sala capitular, acordando asistir oficialmente al entierro; el alcalde, marqués de Soto Hermoso, se trasladó al domicilio del señor Parias para darle el pésame a sus familiares. Iguales acuerdos ha adoptado la Diputación provincial. L a Cámara de C o m e r c i o invita a las clases m e r c a n t i l e s a c o n c u r r i r al f u n e r a l e n t i e r r o E l c o m e r c i o cerrará en señal d e d u e l o L a Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación cumple el deber de i n v i tar a las clases mercantiles a concurrir con su asistencia y la de sus empleados a los actos de entierro y funeral del señor don Pedro Parias y González (q. e. p. d. gobernador civil de Sevilla, cerrando durante los mismos los establecimientos mercantiles y asociándose al dolor de la ciudad por la pérdida de tan prestigioso caballero, que puso al servicio de la Causa nacional y de Sevilla, su honradez acrisolada, su talento y sus mejores afanes y entusiasmos de español y de sevillano. Datos biográficos Don Pedro Parias y González había nacido en Pefíaflor (Sevilla) el 9 de enero de 1876, perteneciendo a una distinguida familia de antiguo afincada en dicha villa. A los diecisiete años ingresaba, con destacado puesto, en la Academia del A r m a de Caballería, de Valladolid, en aquel de 1893 vuelta a instaurar, por haber sido disuélta la Academia General, pertenecía, pues, a l a llamada, primera promoción de la especial, en el argot castrense, la misma de que forman parte el glorioso general Queipo de Llano y otros insignes jinetes. Se hallaba en situación de retirado con el grado de comandante. Desempeñó brillantemente durante el Gobierno del general Primo de Rivera, la presidencia de la Diputación Provincial de Sevilla, cuyo magnífico palacio a su gestión se debe. Páginas señaladas de su actuación fueron también los actos que tuvieron lugar con motivo de la Asamblea Nacional de Diputaciones en nuestra ciudad celebrada. Su decidida actuación a favor del M o vimiento salvador de España, desde que la aurora del mismo empezó a resplandecer en Sevilla, está en la memoria de todos; el Caudillo supo premiarla otorgándole la Medalla Militar. Católico práctico ha muerto santamente, auxiliada espiritualrocnie de su confesor, el padre Alfonso Torres, S. J E r a un decidido protector ce la Congregación de Hermanas de la Cra? 5 E n el G o b i e r n o civil E n señal de duelo por el fallecimiento del gobernador se izó ayer a media asta la bandera de este Centro oficial. Interinamente se ha hecho cargo del Gobierno civil el presidente de la Diputación provincial, don Joaquín Benjumea Burín. Posiblemente ambas Corporaciones celebrarán un funeral en la iglesia del Hospital Central o en la del A s i l o de San Fernando. E l p é s a m e d e l Generalísimo Entre los telegramas recibidos en la morada de la calle Don Pedro Niño, figura uno de los Ayudantes de Campo del Caudillo, en el que el Jefe del Estado manifiesta su sentimiento. Igualmente han llegado despachos de todos los ministros y gobernadores de otras provincias y personalmente puede decirse que todo el elemento oficial de Sevilla ha desfilado para manifestar su duelo. E n el d o m i c i l i o particular. T e s t i monios de pésames E n las primeras horas de la mañana fueron rezadas diversas misas en la capilla mortuoria, con la asistencia de numerosas señoras de las amistades de la familia doliente, Hermanas de la Cruz y otras religiosas. E l general jefe del Ejército del Sur, señor Queipo de L l a n o el cardenal Segura, canónigos de esta Santa Iglesia Catedral, muchos sacerdotes de distintos templos, jefes y oficiales del Ejército, y, en suma, m i les y miles de personas han desfilado durante todo el día por el domicilio de los E m o c i o n a d a s palabras del general Q u e i p o de L l a n o E l general Queipo de Llano dijo anoche lo siguiente: H o y no hay diaria. N o puede haberla, porque el tono que yo doy a estas charlas es incomDatible c n el 2 ran dolor que siento.
 // Cambio Nodo4-Sevilla