Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
aj j t- jfe ia ji B E 1344. EDICIOK B E aypALUCIA. vxem MERIDIANA CLARIDAD DE UNAS DECLARACIONES Hasta, aquí, el r é g i m e n nuevo español, no había, sido considerado m á s que oblicuamente o deficientemente) jpor l a incomprensión o l a mala fe de. afuera. P o r loe a n t i de todos los sectarismos, o peor l a calificación de. los fáciles y simples repertorios de oposición. Pero, habla- el Caudillo, vea áulica y sustancial de E s p a ñ a desde l a m á s alto, cumbre de l a sinceridad, y de súbito quedan umversalmente Invalidados, brumas, reservas, distingos y prejuicios. Ks que se l i a hecho una meridiana luz; 03 que aquella voz tenía una resonancia vital inexorable. T esto es porque dentro de sí, las palabras de Franco llevan toda la conciencia y el- espíritu del nacional Movimiento, teda la razón del Movimiento salvador. Era, preciso llegar a esta altura ds los tiempos, da, coyuntura histérica llamaríamos, para hacer esplender tal razón, para proyectarla, u r b i et orbi de un modo fulgurante. L a verdad vu- elve siempre, irremisiblemente, cuando su r i z ó n es de ley. Y vuelve y supera; porque, por índole, revenant esto es, fatal y m a t e m á t i c a en la notación de destino, e jndetesiible en la hora puntual de su ritmo. De a h í que, contra esa copulación entre l a incompreneión y la mala fe, enge- ndradora de un juicio rróneo del nuevo r é g i m e n español, l a verdad, 3 a Verdad- española, ha conquistado l a expectación general, se ha hecho u n eitto en el inundo, donde no siempre reinaba, l a claridad, R i ñ o m á s bien lo- inverso de l a rectitud, lo tuibio, indeciso y oscuro. Cuando en julio de 1940 los Ejércitos alemanes llegaron a la frontera española ocupando Francia y este país quedó totalmente desarmado, España, en lugar de aprovecharse de estas circunstancias y atacarla por la espalda, lo qu no está en sus tradiciones. por ser incompatible con su hidalguía, tuvo para el país vecino gestos amistosos. (De las declaraciones de S. E. el jefe del Estado a la United Press, Las declaraciones d e l Caudillo a- United Presa afirman hacia el exterior lo que Esp a ñ a es; lo que política y socialmente aspira a ser en lo futuro. A f i r m a la democracia e ¡s- pañola; l a democracia que decantó 1 triunfo y el sacrificio, la cual no es técnica, ni doct r i n a de partid- ce, sino emanación y esencias escapadas do los m á s profundos estratos del Subsuelo anímico de l a Nación. ¿Quiérese un m á s vivo palpitar de l a e n t r a ñ a de un pueblo, enhiesto en l a dura experiencia humana de tener que revolucionar paira defender vida y principios contra l a verdad parcial de las ideologías, casi siempre, lo menos democráticas del mundo, desde que anteponen l a paeión y el odio? T sita democracia, nada compleja, forjada en el deber, u n á n i m e por mandato de dolor y servicio, e? la- que ahora desvélase ante el Universo, y prueba su actitud sincera ds corregía- defectos antiguos, de soslayar lo anacrónico y de crear una sólida, realidad social y política, acorde con el solar histórico y el orden de los tiempos. U n sistema; político que ¡m i r a atento para si, que se sostiene a si misino; pero que detesta lo mimético, que eólo de- sea vivir en pan con l o s otros Estados y trabajar por l a civilización y el bienestar y el progreso propios. Y como hay que apoyar a l mundo civilizado, a l cual precisa sostener contra las fuerzas, primigenia. rque ¡o conmueven, de a h í que, E s p a ñ a rehecha, en l a abnegación y el i m pulso, demande un puesto n el tajo de l a pac, Un puesto de cooperación y de esfuerzo, en cuanto serán pocas todas las experiencias y estímulos Las guerras del porvenir, únicamente han ¡de evitarlas las comprensiones mutuas, loe desapasionamientes, la lógica cristiana de una Humanidad, ávida de entenderse, estimarse 15 apariciones de Automóviles y Maquinaria y tolerarse. en general. Estancias, Espides, E c o n o m í a Precisión. Y a ello podemos aportar originalidad, Boada. á e Capuc i ¡ios, S 8. Teléf. 283 S 4. auténtica solera de creadora de pueblos, perf i l humano, sublimado por l a Historia da m u chas centurias. T ya 63 bastante para nutrir derechos a esa ingente y formidable obra. Como ha dicho nuestro Caudillo, las situaciones estables d I porvenir, fundadas en l a Justicia y el Derecho, han de organizarse, para el ¡nuevo orden mundial, con criterio absolutamente sereno. Est. será la, p a z fiuida. m ental, Ante los signos de descomposición política y moral, emergentes sobre la faz de la Tierra, ¿n o e. consolador contemplar cómo han volada, de un extremo a otro del globo, las palabras imponderables, llenas de inspiración Sel Conductor de España, dejándonos ver tal ionios? Y perfectamente cualificadas, a t ó o t i s a d a s recogidas con admiraciófla -g AIJBS PEERÁS don Vicenta Rodríguez y Rodríguez, general gobernador militar de Valencia; don Evaristo Días Mauriz, inspector general del Cuerpo de Maquinistas de la A r m a d a don Francisco R u i s del Portal, presidente accidental del Consejo Sun ripio- de Justicia Militar; don J a cobo Pedresa Peres, general de Sanidad de la Armada; don F e r m í n Gutiérrez de Soto, general jefe d Estado Mayor de la V I I I R e gión Militar; don R a í a n Ibáñez Aldecoa. genera, jefe ae la Segunda Brigada de, l a D i v i sión da Caballería; don Celestino Aranguren Bcrbón. aoronel director de la Academia E s pecial de Transformación de Oficiales Provisionales V de Complemento; don Antonio Sanchas Rodríguez, -coronel d- e la Jefatura de Transmisiones- del Ejército; don Antonio Sarmiento León- Troyano. coronel de la Tercera; Sección del Alto Estado Mayor, y don Ju io González Nombela. comandante jefe del Gruño de Transmisiones de 5 a División Acorazada. E n audiencia civil fueron recibidos por el Caudillo el obispo de Tenerife; don Cristóbal dt. -l Castillo, subsecretario de Asuntos E x t e riores; don Antonio Martínez Cátáneo, gobernador civil y iete provincial Sal Movimiento de León; don José María de Orina v Urquijo, conde del Real Agrado: don Agustín Marín, director del Instituto Geológico y Minero de España, y el padre Justo Ararte, superior de les- Pasionistas de Barcelona. REPERCUSIÓN E AUDIENCIA MILITAR Y DO DÉLAS TRASCE CIVIL DEL JEFE D E L EST A L E S DECLARACIÓN TADO Madrid S. Su Excelencia el Jete del E s- DEL CAUDILLO A LA tado y Generalísimo de I03 Ejércitos, ha recibido en audiencia, miliíar. en Palacio de 1 E l Pardo a las siguientes psrsonse: TED- PI Almirante don Juan Cervera- Valderram. a; E N E L PALACIO D E E L PARDO ES L a Prensa canadiense ¡as destaca- con g r a n des titulares Queb- ec S. E l importante periódico- L Ac tión Cathóllque- publico las declaraciones; del Generalísimo Franco a ¡a United Press. en cuatro de sus primeras páginas y baje gran- -des epígrafes. Las- d e m á s diarios ds Quebee, comió Chronlcle y felegraph t a m b i é n pu- blícaron la. entrevista con l a fotografía delj Jeje del Estado español al frente de su prime- 1 ra página, pero 110 lo han comentada hasta: ahora. La- manifestaciones del Caudillo fueron publicadas en general en todo el Canadá, h a biendo ca- uslado profunda impresión. B n Re gina. por ejemplo, d Saskatchewan Leader- Pois publicó la entrevista, en ¡el primer lu- j gar de. la página frontal bajo el epígrafe da al fin Franco habla y lo que dice sorprende- ra a muchas -EFE. L Prensa mejicana 3 a inserta en íagáff destacado Méjico á. Los principales perlódloas d la ¡capital publican en lugar preferente l a entre- visita concedida en Madrid por el Generalísimo Franco a l a United Proas. E l Universal E l Nacional y Prensa. Gráfica publicaron las declaracioMes déll Caudillo en sus primera páginas y lo mismohicieron m i s de una docena de los perlódícoa principales de los diversos estados federales pero ninguno, hasta el i reseaite, las comenta; en s m editoriales. -EFE. El eco en Venezuela Caracas. 8. L a s importantes deeteffaciio- ued, del- Jefe del Estado español a l a United Presa ha sido amoliaan- ente difundidas en Venezue la, donde han despertado gran interés. Loa principales periódicos de la cainita! como A h o r a y E l Universal publicarían el tex- j to de l a entrevista con Caudillo en lugau 1 premine- nte eai eu primera p á g i n a -E F E Le Prensa argentina r e p r e d s c e Im comen tatio d e los diarios chilenos Buenos Aires 8. Loa grandes diario da Buenos Aires no comentan las declaraciónea, del Caudillo a la United Press, y se limitan; reproducir las diversas reacciones da e l gunos periódicos extranjeros. L a R a z ó n destaca, el artículo del D i a rio Ilustrado de Santiago i Chile; en e l que se afirma; L a palabra del Generalisi- i mo, obietiva- franca y generosa en todos los sentidos, responde, sin duda, a l a verdad y. sirve y defiende los intereses de España, eni esta época caótica del mundo. No ignora, el Generalísimo las dificultades de su misión. ni trata ds disimularlas, y es buen augurio que las afronte con notable tranquilidad de espíritu y con la ¡s puerta ó abiertas para, to- doa los hombres de buena voluntad. -EFE e! 1 L a Prensa argentina r e p r o d u c e les comen taríos de l a Prensa madrileña Buenos Alreg S. Los periódicos de est capitaa reproducen en extracto los artículos aparecidos en l a Prensa ds Madrid en torne a las declaraciones de Franco, y destacar los comentarios del diario A r r i b a -E F E L a subdireoción general del Servicio de L i bertad vigilada, amun- cia vacantes r e 35 neones en las obras del pantano de Ortigosa do C a meros íLogroño) con jornal mínimo de nueve pesetas, dos horas extraordinarias a tratea jar a voluntad y una comida gratuita, f 3 dad máxima, 50 años. NOTAS, AVISOS Y CONVOCATORIAS
 // Cambio Nodo4-Sevilla