Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B O. N 13.217. VIERNES 21 D E DICIEMBRE D E 1815. EDICIÓN T E ANDALUCÍA. PAGINA TURQUÍA SE NIEGA A NEGOCIAR CON LA PRO- U N I O N S O V I É T I C A L A C E S I Ó N D E SUS VINCIAS D E L N O R D E S T E El fiscal norteamericano continúa su acusación contra hs S- S. y la Gestapo, Edda Mussolini, condenada a dos años de confinamiento. Renner, presidente de la República austríaca. En el telar quedan aún pendientes los movimientos volicionales que puedan realizar curdos y armenios, desde el Oriente de Turnacionales quía hasta el Occidente de Pcrsia, extensivos hasta E l Líbano, para inttentar reunirse con Recuerdan un poco- -con las- naturales diferencias- -estas idas de los ministros anglo- las Repúblicas autónomas rusas de la misma sajones al Oriente ruso, aquellos viajes de los raía. cancilleres occidentales a Munich y Godesberg para ver a Hítlér. Entonces, en la última ocasión, se pidió a Hítler planteara totalmente sus reivindicaciones, así como que r m librea expusiera ampliamente, sin reservas, todos sus puntos de vista, político- internacionales. creado se conoce Ahora, Byrnes y Bevin fueron a Moscú a preguntar a Stalin: del- ¿Qué desea Rusia? ¿Cuáles son sus rei- vindicaciones territoriales? ¿Cuáles son los lí- i lites de sus esferas de intereses e influenamo cia? ¿Necesitan dinero pura rehacer su economía? X. de Somodeville. Principiemos por decir que Stalin y sus miPor las alhajas se cononistros están contentos por la visita. Sobro sus huéspedes hacen sentir, unas veces, la ce la grandeza d é su pocensura periodística, otras su Prensa calla, seedor. Si para comprar otras lanzan las campanas a vuelo. Y así, la o t r a s inejores quiere psicosis dé la Conferencia va siendo fraguada subjetivamente por la U. R. S. 8. vender las suyas, no olHay muchas prendas de transacción entre, vide que anglosajones y rusos: Ateníante, Balcanes, Medio y Cercano Oriente, China y Mar Negro o Casxjio. Estados Unidos consideran tabú el control del Japón y las bases- claves tíel Pacífico; Inglaterra, estima, indiscutible la situación en redor del Canal de Suez y las orillas mediterráneas. Ante esas peticiones anglosajonas, lá Unión Soviética debe estar concretando sus puntos M E T A L E S X PIEDRAS PRECIOSAS de vista. O DonneU, 18. Teléfono 22137. Sevilla Económicamente, los m d; os financieros comunistas uó ocultan que desearían un préstamo ds seis mil millones do dólares, a ser- i vir por Wall Street En el orden político és más extensa la lista. Azerbeijan está teóricamente perdido par Fersia. Advertimos un día que serviría esa penetración- -directa o indirecta- -de los eslavos, para contornear las fronteras turcas. Así ha sido. Cuando las delegaciones angloS Si 9 S 9 sajonas hablaron de la presencia de tropas rusas en Irán y de la influencia qué las mismas tuvieron en los recientes aoantecimi ntos, la representación soviética respondió, aproximadamente, esto: ¿Y qué hacen los 30 SELECTA NUMEsoldados americanos en China e Indonesia? RADA ¿Y los ingleses en Palestina, Siria, Ijíbano, Egipto e Indonesia? No creemos que debe Desde las 8,30, continua plantearse sólo el problema iianlano, sino el FXLMOFONO, S. A. dé todos aquellos territorios én los que las Naciones Unidas tienen actualmente ejérei- i presenta en. tos de ocupación, que ejercen presiones pplí- i ticas, no sólo sobre ellos, sino también cerca de los Estados paredaños. lia Prensa moscovita, ál unísono, subrayó semejante actitud, dando a la publicidad editoriales y artículos la obra maestra del gecon tráficos que aseveraban talos argumentos. nial AüFRED día, siguiente, las primeras páginas de COCK esos mismos rotativos oficiosos lanzaron a los cuatro vientos el texto de las re vindicAcines rusas sobre Turquía, que tan oelosa- íll! ¡lll ¡lll! lll! i! ¡l! II! ill! lll! l! iniilllilll! l ¡Wíl l! lll! ¡roeute se habían guardado secretas hasta, ahora. Se pide una franja costera bañada por el mar Negro y que hoy pertenecía a Turquía, no menor de 175 kilómetros, en los que so incluyen el puerto de Trebizsomda y un hinterland de 80 kilómetros de profundidad, listos, territorios son bastante más vastos de! i: llil! illl lill ¡miill! i ¡ll ¡lll! l! ill ¡illi! l! lll! lli; l! lo que en principio se dijo en Ankara. Tiene un doble significado la petición sopon PRISCILLA LAÑE y viética: Político, porque va buscando la unificación de los géoigián s on sus fronteras: y ROBERT CUMMINGS estratégica, porque quiere buscarle una zona de seg- uridad al puerto petrolero de Batum, al UN VERDADERO estilo de lo que se hizo con Ijeiiingrado en el Báltico, gracias a la rectificación fronteriza ACONTECIMIENTO ion Finlandia y a la anexión de los Países Bálticos. (A Bakú, sobre el Caspio, se le acaCINEMATOGRÁFICO ba de cubrir y asegurar mediante el golpe de Azsrbeiján, a costa de Persia) II Los acontecimientos inter- A Turquía so le presenta, pues, una severa amenaza de quedar reducida, en Asia Menor a la Añatolia propiamente dicha. Con los actuales movimientos diplomáticos y militares secesionistas, los rusos acabarían por tener en sus manos totalmente el control d é! mar, Negro y el Caspio. i ¡Entretanto, el Nafkcmindel había rechazado las explicaciones dadas por el Gobierno turco al ruso a raíz de las manifestaciones estudiantiles anticQmuiiisías. L á Prensa oto mana- p ielve a reiterar su sorpresa ante la postura moscovita, ya que disuelto el i ominbra no debía preocupar a Iñ U. R. S. S. unas manifestaciones internas en otro país, no contra Rusia, sino frente a un extremismo puramente doméstico y turco Huseyin Y a- lohin en Tanin dice: No vemos por qué hemos de tener la obligación de ser comunistas a la fuerza ni por qué vamos a sene que tener una tolerancia ilimitada. Ni en Turquí ni en ningún otro país civilizado puede ser un delito el auticomunismo. J No estando presentes dos potencias Turquía y Francia- -se está tratando en Moscú! de problemas graves, que. para ellas son vitales. Precisamente Ankara no está dispuesta a inclinarse por las buenas ante las demandas soviéticas, sino a ir a unas negociaciones amplias con participación de los anglosajones, mientras que los rusos piden manos libr s a los occidentales a fin de solventar el pleito directamente con Turquía. En lo que atañe a Francia, a l tiempo qua el Gobierno francés pedía el control del Sarré, R. uhr y Rhenania, y su posterior anexión, a estas horas deben haber tratado los tres cancilleres en Moscú- -sin contar cor M. Bidault- -del control que Inglaterra va ai ejercer sobré el Ruhr y su nacionalización, aun cuando se respeta la soberanía política, que deberá ser discutida y resuelta en s u día. I Y, por último, l a reacción de Gromyko en Londres, en el curso de los trabajos de l a Conferencia preparatoria de l a U N O. E l representante ruso pidió que sé evite l a celebración de nuevas conferencias internacionales, a no ser que sean convocadas y cuéni ten con el beneplácito de los Cinco Grandes añadiendo que su Gobierno no las ve con simpatía y que por ello abandonó la de Quebec y no participó en l a de Juventudes n i en la de Aviación. Una tan tajante declaración no puede sen estimada como democrática, n i mucho m e nos. Con ella cierra esta jornada, en l a que! ei traen en ei cielo se h a yuxtapuesto a i trueno político surgido én Moscú. ROBERTO D E ARJGNZAOA La segunda Conferencia Cancilleres de p La restitución de la zona rusa incorporada a Turquía Londres 21. Comunican dé Moscú au publicación de las cartas sobre la restitución) de la zona rusa i n c o r p o r a d l a Turcraía ha le- i yantado, una aran exoeotación entre los dele arados de! a Conferencia t. rk artiía. L o s ern- j bajadores, de Indaterra v Estados Unidos han; hecho traducciones íntegras de las cartas ou blicadas cor la Prensa soviética, en las auaj dos miembros dé la Academia de Georgia oi- den dicha incorüoración. v han sido entrega- das a. los ministros de Relaciones Exteriores británico v norteamericano. Bevin v Bwnes. E n dichas cartas se reclama la. devolución de las siguientes zonas de Turouía- Ardahan. Art- win. Oída. Tortum. Isrdir. Baiburt, Gu- ¡muschane. Trevezon v Giesir. L a s provincias, de Kai s v Erzerum. aue. los armenios reclá, ¡man. no han sido mencionadas en dichas car- j! tas. -EFE. 1 ssíijir Estreno La demanda de Rusia a Turquía uv Londres 21. L a cuestión de Turouía haí sido incluida en las deliberaciones át los ministros de las tres Exandes ootencias aliadas, seeún anuncia la Aarencia United Press. Lail Prensa soviética D ¡de con grandes titula. ra Que T u r a u í a devuelva a Rusia la zona costvíSi estratégica inmediata al ouerto oetrolífero da! Batum, en el mar Nearo. Las demandas ru- sas incluyen el ouerto- turco de Trebizonda v, una faia costera de unos I 7 í kilómetros d ¡longitud cor 80 de orofundidad. aue se ex- tiende, hacia, el sur de la frontera. ruso- turca del mar Meara. 1- 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla