Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N LOS ALFAU Y LA REPÚBLICA DOMINICANA O fué la bella isla llamada Haití o roña de España la perla que le había priQuisqueya por los naturales la privado el Tratado de Basilea... viene hoy, mera tierra del Nuevo Mundo desSeñora, a depositar en vuestras manos esa cubierta por Colón; pero las excelencias Soberanía, y a refundir en las libertades de su clima y la lozanía de su vegetación de vuestros pueblos las suyas propias... le hicieron elegirla para su primer estaDe este modo, y por tercera vez en la blecimiento, d e n o m i n á n d o l a L a Española. Historia, Santo Domingo y España unieCon los restos de la carabela Santa M a ron sus destinos, hasta que en 1865, por ría que naufragó en aquellas aguas, consotro gesto nuestro, tan lleno de hidalguía truyó la primera fortaleza española en como el dominicano que pidió la reincorAmérica, Villa Navidad de fin aciago: poración, renunciamos a ella para que puy en su segundo viaje, en diciembre de diera reanudar su vida independiente y al 1943, edificó, cerca de Monte Christi, la canzar andando los a ñ o s la prosperidad de primera ciudad, L a Isabela. que hoy goza bajo el Gobierno del ilustre La savia española, reforzada con sucegeneral y presidente, Rafael L Trujillo. E n las gestiones en Madrid para la anexión, utilizó Santana a uno de sus compañeros de Armas, el general don Felipe Alfau y Bustamante, que fué reconocido el 11. de septiembre de 1861 como mariscal de campo de los Ejércitos nacionales, en los que continuó, sirviendo varios destinos, hasta su muerte el 4 de octubre de 1878. desempeñando el de segundo cabo de la Capitanía General de Andalucía. Y su hijo don Felipe Alfau Mendoza, que nació en Santo Domingo el 25 de sepOenerai Alfau tiembre de 1848 e ingresó en nuestro Ejército como cadete de Infantería el 11 de mayo de 1864, es el distinguido geneque, por la voluntad expresa del presidente ral que hizo la c a m p a ñ a de Marruecos, Trujillo, será restaurado para sede del t o m ó T e t u á n y fué el primer alto comiMuseo Nacional. sarlo de España. Pero aun se puede hacer m á s para comEl culto coronel don Vicente Morales, partir España y Santo Domingo la gloria muy preparado para escribir una biograde Colón. Con motivo del centenario de la fía de tan ilustre militar, porque, siendo ciudad chilena de L a Concepción, su Ayunteniente, sirvió a sus órdenes, lo describe tamiento ha recibido con los m á x i m o s hodiciendo: Su persona imponía, con esa nores, y el alcalde ha entregado las insigmezcla característica de severidad y dulnias de su autoridad, a don Juan Murillo zura, Impuesta esta última por una cortede Valdivia, descendiente del fundador don sía infinita. Su estatura, algo superior a Pedro de Valdivia: Colón t a m b i é n tiene la corriente, le hacía inclinarse un poco al descendientes, uno de los cuales, junto al hablar, con lo que parecía prestaba m á s ducado de Veragua, ostenta el título hoatención a sus inferiores. Su piel atezada, norífico de almirante y de adelantado macon muchas manchas oscuras, casi neII general dominicano don Pedro Santana, yor de Indias. Brindo a mi distinguido que, deapués d la anexión, fué nombrado gras; su voz suave, con un leve ceceo, reamigo, el culto e ilustre embajador don por nuestro Gobierno capitán general de velaban su origen dominicano. Quizá, para Elias Brache, gran hispanista por ser gran Salto Domingo y m a r q u é s de laa Carreras. no descubrirlo del todo, sus manos estadominicano, la idea de elevar a su presiban siempre enguantadas de blanco, aun dente la oportuna propuesta para que quieen los días m á s calurosos del agosto ma Ivas aportaciones, fructificó, no sin annes lleven dichas dignidades nobiliarias rroquí. tes producir figuras legendarias, como la sean tenidos como dominicanos con el disDe la fusión con Santo Domingo ganade Alonso de Ojeria, y héroes indígenas, frute de determinadas prerrogativas honomos ese general, y quién sabe si aquella como el cacique Caonabó, el señor de la ríficas. De este modo, los sucesores de CoRepública sumó algún español que, al soCasa Dorada. lón, siendo españoles, no estarán desarraibrevenir la separación, prefiriese, quedarse gados de la. deleitable y graciosa isla tan El adelantado don Bartolomé Cotón allí, cautivado por las bellezas Incomparaquerida del Descubridor. fundó, en 1490, en la desembocadura del bles de la isla, Ozama, la ciudad de Santo Domingo, que Manuel CENCILLO D E PINEDA Si Santo Domingo ha sido fiel a su esluego dio nuevo nombre a la isla. t i r p e española, sin La Española es, pues, la primogénita de mengua de su naciolas Indias, la predilecta de Colón, la prinalidad e indepenmada de la Iglesia en América, y su Unidencia, también lo es versidad de Santo T o m á s produjo varones al culto del Descubriilustres, mereciendo por ello el dictado de dor. Lo prueba el proAtenas de las Antillas. yecto en realización Este origen tan diáfano h a impreso en del gigantesco Faro el sentir de sus habitantes un arraigado de Colón que será españolismo- -sólo turbado de manera efícomo una luminaria mera en 1821 por el gesto lndependentista perenne encendida a del auditor José Núñez de Castro- que su m e m o r i a con tiene su m á x i m a expresión en dos reinaportaciones de todos corporaciones a la Madre Patria: una, en los países americanos, 1802, al separarse de Haití, y otra en 1861, entre los que debe f i al pronunciarse en los d í a s 13 al 36 de gurar España. marzo, por medio de un plebiscito, recoT a m b i é n Santjo Donociendo a Isabel II como Soberana. mingo c u e n t a con La carta que é l general Santana, preuna reliquia, hoy en sidente de la República de Santo Domingo ruinas, el alcázar de y libertador de su país del yugo haitiano, don Diego Colón, hijo escribió a Isabel II en dicho mes de mardel almirante, consso constituye el testimonio m á s elocuente truido en 1511 sobre de ese vínculo racial. Señora, dice la carel terreno que le fué ta: El pueblo que con el inmortal Colón donado por mandato levantó en L a Española el estandarte de real al margen occiCastilla; el que m á s tarde reconquistó su SANTO DOMINGO (República Dominicana) -Ruinas del aioadental del río Ozama, zar de Diego Colón o Casa del Almirante. axtigua nacionalidad y devolvió a la Co- í 11
 // Cambio Nodo4-Sevilla