Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ti B 0, N. 16 219 JUEVES 18 DE AGOSTO DE 1955 EDICIÓN DE ANDALUCÍA PAGINA 1 A B C EN LONDRES GIBRALTAR ES ÜN PUNTO DE FRICCIÓN ENTRE INGLATERRA Y ESPAÑA Sir Charles Petrie ha escrito el prólogo para u ¡i libro de fosé P a sobre el Peñón Landres 17. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal. Considero de excepcional importancia para la discusión del problema de Gibraltar, que tanto nos importa a tas españoles, el libro escrito por José Pía, bajo ese título- -Gib rallar- de cuy a publicación en España no tengo noticias y cuya versión inglesa a p a r e c e r á en Londres el 2 de septiembre próximo. E l é x i t o está ya asegurado por sus propiíos m é r i t o s y porque dio ocasión a un prólogo mesurado, consciente y leal! de si ¡r Char 8 es Petrie, historiador insobornable y miembro correspondiente de la Real A c a demia Española de la Historia. Empieza sir Charles Petrie por poner Ide relieve el error de quienes atribuyen el origen de la querella sobre Gibraltar a i (régimen de General Franco, a quien acusan de haber lanzado la campaña por razones de política interna E l libro de? ¡señor Pía- -escribe sir Charles- -abrirá los ojos, sin duda, a los británicos que hasta hoy se niegan a estimar las derivaciones de un problema que alcanza rápidamente proporciones de política internacional Y pone de relieve la sucesión de intentos por lia fuerza y por la diplomacia- -algunos de lellos merodearon el triunfo- -realizados por ios Monarcas españoles para e l rescate de la R o c a E s extenso el ensayo que sir Charles pone a l frente del libro de José Pía. E l historiador británico llega a las siguientes conclusiones: L a s cosas en este problema no pueden quedar como están. No es nueva la aspir a c i ó n española de reconquista Gibraltar; 310 es nueva y nada tiene que ver con el ¡General Franco. H a existido en cualquier ¡régimen de la derecha y de la izquierda, y iseguirá existiendo. Si admitimos esta realidad, por último, el problema ha de ser lenfocado desde el punto de vista de las consideraciones generales sobre e! l panoraima de la política internacional. H o y E s jpaña es más fuerte que en ningún otro tiempo desde la muerte de Carlos III, en Í 1788, mientras Francia e Italia, por una ¡diversidad de claiusas, declinaban en relafción con su potencial de influencia en la ¡pre- guerra. Y esto no es todo. Apenas pasa run mes sin que tengamos la evidencia de que el área total del Mediterráneo es una Izona de experimentación de las fuerzas políticas y sociales entregadas como técnica la desintegración del orden histórico con grave d a ñ o para los intereses de Inglaterra. Por último. España no está hoy Bola, sino aliada a los Estados Unidos, 5 a mayor potencia del mundo, y no es un íseoreto para nadie que Washington vería con singular complacencia una amistad niás efusiva entre Londres y M a d r i d Sólo Gibraltar es un importante punto ele fricción entre Gran Bretaña y España. ¡Este obstáculo pcdfda ser eliminado con un ¡poco de buena voluntad. E l culto de la soberanía parece exagerado ¡en algunas zonas de la burocracia b r i t á n i c a sin ninguna justificación estratégica o histórica. Originalmente, Inglaterra no ¡basó su expansión en el deseo de domiifer jgi. muflió, sino en consideraciones comer- ¡tiales. v sólo asumió la soberanía donde lo creyó necesario para la protección de su comercio. No se trataba tanto de que el comercio siguiera al pabellón como de que el pabellón siguiera al comercio. N o existe, pues, ninguna razón valedera que impida invertir este proceso, y se renunc í e l a la soberanía cuando ya no es necesaria. E l marqués de Salisbury, primer m i nistro de Inglaterra cuando alboreaba el siglo, dijo que el error más frecuente en política es seguir pegado a la carroña de la política vieja Este es, precisamente, el riesgo que amenaza hoy a Gran B r e taña. 0 CORAZÓN PERFORADO POR UNA ANTENA Fort Wayne (Indiana) 17. Larry la Tourette, do doce años de edad, ee encuentra en estado satisfactorio después de haberse perforado el corazón con la antena de un automóvil y de habérsele parado dicha viscera dos veces en la mesa ie operaciones. Larry iba en una bicicleta, con un compañero de colegio, cuando sobrevino el accidente. E l muchacho cayó y, sobre él, su amigo. El peso del otro chico hizo que la antena de un automóvil perforase el pecho de Larry y llegase a clavarse en el corazón. Trasladado a un equipo quirúrgico, los médicos realizaron una audaz operación, en el curso de la cual se paró dos veces jl corazón del muchacho. Ahora se encuentra perfectamente. -EFE. EL GRAN ACTOR MEJICANO Fernando Soler en su más simpática película w iSUHTIO I FERNANDO SOLER MAPY CORTÉS IUIS ZUDAS FIRMANDO COlíléS A 6 USTIM ISUNZA OMCTO S i Gran B r e t a ñ a aspira a conservar el respeto y la simpatía de l a demás naciones es importante que hable el idioma de 1955 y no el de 1855. Pero- -se nos preg u n t a r á- ¿n o es necesario para la defensa del mundo en general y para la defensa del Oeste en particular que Gran B r e t a ñ a mantenga posiciones avanzadas tan fundamentales como la roca de Gibraltar? L a respuesta puede ser que si los Estados U n i dos consideran como una garantía de su defensa el arriendo de bases, sin ningún derecho de soberanía en ellas, no hay razón para que Gran Bretaña resuelva la cuestión desde otro punto de vista. E s p a ñ a no opondría, probablemente, ninguna dificultad a un arriendo de bases. U n acuerdo ein tal sentido liquidaría la vieja ofensa y Gran Bretaña no podrá quejarse de la solución. L o contrario- -la continuidad del conflicto- -obligará a Gran B r e t a ñ a a censar siempre con una España no satisfecha, y era esas circunstancias, Gibraltar puede convertirse ietn un riesgo más que en una seguridad. s JUAN BUSTUIO ORO OROFIIMSÍ Dos horas de alegría para Vd. le ofrece mañana la pantalla de (Edificio propiedad Previsión Españo a- C. I. A GRADAS de DISCOS DE IMPORTACIÓN GRADAS DE DISCOS DE TIPO EXCÉNTRICO NACIONALES Y DE IMPORTACIÓN A PASCUAL, S. A Pastor y Landero. 24- Teléfonos 20215 y 26574 Recuerda sir Charles que él mismo, como dice José P í a en su libro, escribió en 1937 sobre el lamentable efecto que produciría en el electorado británico la devolución de Gibraltar. Desde entonces- -agrega- -ha pasado mucha agua bajo las puentes y el censo electoral es más realístico o más modesto. L a Administración laborista de M r Attlee evacuaba la India, P a k i s t á n y Birmania, y la Administración conservadora de sir Winston Churchill ha evacuado el Sudán y la zozna del Canal de Suez sin movimientos de protesta en el electorado. N o es previsible que adopte otra actitud en el caso de Gibraltar, especialmente si Gran Bretaña conserva las ventajas estratégicas que los Estados U n i dos consideran necesarias en otras zonas del mundo. N o se trata- -termina diciendo sir Charles- -de apaciguar a E s p a ñ a o de calmar emociones pasajeras, sino de incorpórala rama española al árbol político de E u ropa y de reforzar la civilización de Occidente t i la lucha contra sus enemigos. Gran B r e t a ñ a y E s p a ñ a no pueden permitirse el lujo de distanciarse entre sí. Esta situación seguirá, sin embargo, y aun irá agravándose con el tiempo, mientras el conflicto de Gibraltar continúe amargando las relaciones entre los dos pueblo 7. M I Q U B L A R B f A
 // Cambio Nodo4-Sevilla