Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. 18 388. S Á B A D O S DE MARZO DÉ 1956. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGKíA 8 ginas brillantes de su historia aí término de su carrera diplomática en lá Academia Pontificia de la Minerva, las Nunciaturas d Munich y Berlín, terminadas con dos Concordatos, considerados perfectos en su g é n e r o su peregrinación durante la primera guerra mundial por los campos de concentración de prisioneros, ligado más de una vez en las caritativas gestiones con el Rey Don Alfonso X I I I en generosa misión de aliviar los dolores de la terrible c a t á s t r o f e su esclarecida eficacia como secretario de Estado de Pío X I y sus viajes, como mensajero excepcional, por los países de las dos Américas, volando durante seis- mil quinientas horas, y en diversas zonas neurálgicas de la E u r o p a en trance de agonía, hasta su exaltación, en acorde sublime, a la Silla de San Pedro, como V i c a r i o de Cristo en la tierra, el 2 d marzo de 1939, con el nombre de P i ó X I I De entonces a hoy, las crónicas, sbbre el Papa reinante llenarían enormes volúmenes si se quisieran registrar los millares y millares de episodios que han ílorecido y florecen, en constante primavera, cada día y cada hora de su vida de Pontífice máximo y pastor supremo de l a Iglesia Católica. e e Datos biográficos y anecdóticos del Papa octogenario Roma 2. (Crónica telefónica de nuestro Corresponsal) Ochenta años de edad y diecisiete de pontificado, en nombre, dé Cristo, acreditan de por sí, y por su época, una ¡vida extraordinaria en un hombre sencillamente extraordinario. L a f ig u r á de ¡Pió X I I asume una estatura gigantesca en Ha historia accidentada y convulsa del siglo X X H a y una versión- -que todavía, ¡por no haberse abierto el testamento de la duquesa de Angulema, carece de testimonios auténticos, manteniéndose en hipótesis no desmentida- -de que Eugenio Pacelli sea el descendiente legítimo del Delfín de ¡Francia, hijo de L u i s X V I y de M a r í a A n íonieta, cuya desaparición misteriosa se. ¡trata de localizar en una fuga a Roma batió la protección del Soberano Pontífice. ILeyeada o realidad, pocas veces en la historia d la Iglesia ha existido un Papa tan profundamente romano, en la doble acepción ciudadana y universalista, como ÍPío X I I Nació en Roma, en el barrio popular e ilustre que se encuadra, apretado, entre plaza Navona, la iglesia Nueva y los m á r g e n e s del río que soslayan el Castel de ¡Sarit Angelo y el puente q u da paso a San ¡Pedro, en la calle llamada V í a de ios O r gini, número 34, el 2 de marzo de 187o, bautizándose dos días después en la iglesia ¡de San Celso y San Julián. E r a su padre el abogado F i l i p p o Pacelli, apreciado por mu preparación, por m rectitud y por su devoción la Santa Sede. Su madre, doKa V i r g i n i a Graziosi, poseía título de marquesa por pertenecer a rancia y linajuda fami ia. E n el orden de los hermanos le había precedido la primogénita, G i u seppina, y Francisco, siguiéndole como ú l tima la hermana Elisabetta, llamada familiarmente Bettina. Desde pequeño fué ¡siempre muy pálido y gozó de poca salud) frecuentando de niño el asilo de las hermanas de la D i v i n a Providencia, cuando tenía cuatro años, y pasando de nuevo al Instituto Visconti para el estudio del bachillerato, donde lo acabó a los diecisiete, recibiendo la licencia p. d honorem título que concedía el viejo Liceo romano KÓ 1O a los alumnos que obtenían medias ielevadísimas en todas las disciplinas escolásticas. e e e no ha abandonado, ejerciéndolo con largos paseos en los jardines vaticanos o en el parque de Castelgandolfo, o en breves movimientos gimnásticos matutinos. S i se piensa que durante las copiosas y recientes nevadas e Roma él P a p á no ha dejado de dar su paseo vespertino, incluso lia gustado de tener, con alegría infantil, entre sus blancas manos el esplendor de la nieve, es para asombrarse de su gran vitalidad reconquistada y de su portentosa fibra, sarmiento de gracia providencial que mantiene límpidas las luces intelectuales de P í o X I I y tensa la capacidad de trabajo, abrumadora para quienes colaboran con él y la aprecian de cerca. n e Pero en esta crónica, donde los temas sobre la figura de Eugenio Pacelli fluyen en multitud, descomponiendo la trayectoria. que quisiera seguir, no voy a apuntar, erí or. den, los datos biográficos, que son conocidísimos desde que termina su carrera de sacerdote y canta su primera misa en la Capilla Borghesiana de Santa M a r i a la Mayor, ante la imagen venerada de la V i r gen Sahis Popuíus Romanum que, como Sumo Pontífice, coronó hace dos años con solemnidad extraordinaria en el balcón principal de la basílica de San Pedro, P á- HOY, SENSACIONAL ESTRENO ¡UNA AUTENTICA JOYA DEL CINE UNIVERSAL! Tras el fervoroso aplauso de la crítica internacional y del público de todas las latitudes, llega hasta usted el relato de la más extraña aventura que vieron los siglos SUS E S T U D I O S Y S U S A L U D D E ADOLESCENTE E n ese punto y fecha, él jovenzuelo E u genio M a r í a Gmseppe Giovanni Pacelli Graziosi decide con resolución fervorosa emprender la carrera eclesiástica en el Colegio Capránica. Pero en primer año de ¡Teología, como le había sucedido en el cuarto de bachillerato, debió interrumpir Jos estudios a causa de la quiebra de su isal U d, que requería fuertes reconstituyentes. N o obstante, en cuanto su mejoría se hizo patente, reanudó sus clases y aument ó sus vigilias, para ganar l tiempo perdido, procurando también encontrar el necesario para practicar la equitación, y en las vacaciones veraniegas emplearse a iondo en la natación y en el remo. Con- el pasar de los años se comprobó en Eugenio Pacelli cuan útiles le fueron el deporte y el régimen estrictamente ascético de su v i da entera para conseguir la enorme resistencia a ta fatiga, que siempre le ha caracterizado, y que es sorprendentemente r a r a aún en hombres de constitución física, más robusta. Deporte que, en la medida mínima eme aconseja su avanzada edad. e REALIZADORES L E O N A R D O B O N z f- R t o CRAVEA e r i R I C O G R A S- P R A M C E S C O f t- L A V A C N d í ü l p R C l O M O S E (AUTORIZADA) p espacialtíe! jurado en el FftJG Efftanncs 3 f Sc w mi con el RELIEVE DEL SONIDO ESTEREOFONICO MAGNÉTICO SIAM. Sacerdotisas de religión exótica. CHINA Fugitivos de climas hostiles. JAVA. Danzarinas de belleza sin par, BORNEO. Fanáticos cortadores de cabezas. tASIA Y SUS CIEN PUEBLOS EN TJN FILM QUE JAMAS PODRA OLVIDAR! BELLIDO Ilüliiíil
 // Cambio Nodo4-Sevilla