Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Los cinco kilómetros de muios, fosos y torres que circulan Medina Majurka cuando la conquistó don Jaime I, eran los que mandó construir Mobaxir durante su gobierno, en 1091. Sobre ellos, restaurados, se edificaron en gran parte en el siglo XVI los que pudieron ver las últimas generaciones (Alvaro Campaner: Bosquejo histórico de la dominación islamita en las islas Baleares Las tropas de don Jaime entraron en la ciudad de Mallorca por la brecha de la puerta de Bab- Al- Kofol ccmúnmente denominada de Santa Margarita. Dicha puerta, muestra de la arquitectura militar de los árabes del siglo X I fué declarada monumento nacional en 1908, y a fines de febrero de 1912 fué alevosa e impunemente destruida per lo enemigos de su conservación y entusiastas del progreso. La destrucción fraudulenta de la última puerta árabe que quedaba en Palma, bajo la cual pasé cuando mi niñez, a los cuarenta y tres años de acto tan vandálico e incivil, produce aún acrimonia y remueve la fibra más sensible. Al afianzar su dominio en Mallorca, los árabes trazaron el fuerte recinto de su Almádena, circunvalando desde el Alcázar, castillo real que fué residencia de los Jeques de Mallorca a partir de 1185. El A l cázar de los reyes de la dinastía de Mallorca fué levantado en el mismo sitio qua ocupaba la Zuda de los Walies árabes, sobre les muros de la fortaleza defensora del puerto, y reedificado por Jaime IX, en 1309. Lo único que queda árabe es el arco de la calle de Almudaina, con ménsulas que sostenían la barbacana de la puerta que daba acceso a la arábiga ciudadela. En los aledaños catedralicio hállanse situados los Baños árabes en un rincón recoleto y poético de la ciudad, careciendo de piscina, pero se deduce el sitio qua ocupaba. Tampoao hay en torno el banquillo de piedra que don Juan Cortada ha- cia observar figuraba en otros baños árabes, los del convento de monjas capuchinas de Uerona. Ya lamentábase Cortada, en su Viaje a la isla de Mallorca en 1 estío de 1845 que los baños árabes t Palma estuviesen convertidos en cuarto de coladas, ¡profanadle por el humo y por la incuria. Don Manuel Gómez- Moreno, en la Arquitectura n España y en 1 Mogreto (año 1934) tratando de los baños árabes de Palma, comentaba que de esta ciase de edificios quedan bastantes ejemplares en España, gracias a su obligada solides, 7 entre ellos se singulariza éste de Palma, por la bella organización de su sala central, Piierrer, en 1842, hacía la siguiente descripción: Es una sala baja y cuadrada, que ¡forma un peristilo, y las bóvedas corridas cargan en cada corredor sobre cuatro columnas de muy corta altura, y desiguales en los fustes y en las bases coronantes sin proporción ni ajuste tosco capiteles, y de unas Impostas gruesas y muy salientes, bien que algunas no desnudas de gracia, arrancan las curvas reentrantes de los arcos, a manera de he Aroo de la Almudaina. t i astillo de Adró. (Potos Truyol.
 // Cambio Nodo4-Sevilla