Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f A Í J C. 1 Í 608. V I E R N E S 18 D E N O V I E M B R E D E 1 S 56. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A F A G I H A 83 I n d i a sigue l a misma línea de las contesifeaciones norteamericana y británica, en eslíe sentido, de que los actuales conflictos Internacionales deben ser tratados en las ¡Naiciones Unidas, de momento L a nota ¡francesa, hecha pública por el Gobierno suizo, añade jiie, sin embargOj Francia est á dispuesta s tomar en consideración tal ¡propuesta- si dicha Conferencia es aconsejable en el futuro. -EFE. Propuesta rechazada Londres 15. E l Gobierno británico ha ¡rechazado una propuesta presentada por. un ¡diputado laborista en el sentido qué se conjeediera un préstamo a Egipto piara que es. ira nación mejorase su nivel de v i d a -E F E Notas de Bulganin a Inglaterra, Francia e Israel Estocolmo 15. E n Moscú, el jefe del Gobierno soviético, mariscal Bulganin. ha enviado sendas notas a Gran B r e t a ñ a (Francia e Israel sobre la crisfs del ü r i e n í rte Medio. L o s textos- de las trotas no han lsido hechos públicos. E n fuentes no oficiales se asegura que ¡Bulganin ha comunicado a Israel que laj ¡agresión judía, contra Egipto, pone erf peÍJigro l a existencia del Estado israeli. Las citadas fuentes añaden que en las inotas no se hace referencia a l envío de voluntarios soviéticos a Egipto. Este ha sido el segundo intercambio de comunicaciones entre Bulganin y los esta idísta s occidentales én las últimas dos sé ¡manas. Después- se supo Que Bulganin Jo q s iha propuesto ¿esta noche es que Gran Bret a ñ a F r a n c i a e Israel pagüan a E g i p t o juna compensación por los daños causados jen la zona del Canal de Suez y por la i n vasión de la península; del Sinaí. Agrega Bulganin haber informado a os tres citados países que la U n i ó n Soviética 110 se opone por m á s tiempo a l establecimiento de una fuerza de Policía de las Naciones Unidas en el área de las hostilidades, pero que, sin embargo, apoya la petición egipcia de que tales fuerzas se sitúen a lo largo de la antigua línea de. ¡fricción égípcio- israelí y n o en la zona- del Canal. E l primer ministro soviético hace estas declaraciones en una serie de mensajes ¡personales dirigidos a los primeros ministros de Gran- B r e t a ñ a Francia e Israe p i c e también Bulganin que ha recibido indicaciones que dan cuenta de llevarse a. ¡cabo concentraciones de tropas británicas, francesas e israelíes en región disputada. Pienso- -agrega- -que l a situación es peligrosa, que puede conducir, más que á a i arreglo, a hacer más complicada l a cuesjtión. Esperamos -dice- -que por- vuestra ¡parte no se tomarán medidas, que puedan leer consideradas como. preparatorias de juna nueva operación militar contra Egip, (to. Señala, asimismo, que la guerra contra Egipto no ha supuesto, hasta ahora, pa- (ra Gran Bretaña más que daño en su polínica y en su economía. E n e mensaje al primer ministro hritáfoico, Anthony Édcn; Bulganin pide que t i ¡Consejo de Seguridad de las Naciones U n l fdas condene l a agresión israeli contra Egipto, y dice que esto pudiera tener gran importancia en la e: tabilización de ia si ua ción en aquella, región, y liquidar las consecuencias de a agresión 1 E l Gobierno soviético- -agrega- -conside ¡r a sscesark crear una Comisión internacional, con l a participación de Egipto, para ¡examinar y dar r á p i d a satisfacción a- las LüvdMB cfeaee. egipcias por Jas pérdidas. su: 1 L frida 3 por la acción militar de G r a n Bretaña, F r a n c i a e. Israel Refiriéndose a la fuerza de Policía I n ternacional de las Naciones Unidas, diqe Bulganin que para que, se lleve a efecto l a retirada de las fuerzas británicas, francesas e israelíes de Egipto no es necesaria tal fuerza de Policia. S i n embargo, agrega que ya que el Gobierno egipcio está de acuerdo, en principio, con el empleo de tal fuerza, el Gobierno soviético no es contrario a l estacionamiento de la misma, teniendo en cuenta que dicha, fuerza de las Naciones Unidas puede situarse a ambos lados de 14 línea de demarcación entre Israel y Egipto, establecida por el acuerdo de armisticio E l- primer ministro soviético hace una referencia muy br, eve a H u n g r í a y en ning ú n punto de sus mensajes hace mención alguna de voluntarios soviéticois. -EFE. PRO P A T R I O T A S HÚNGAROS L a espantosa tragedia de los patriotas húngaros, materialrñente aplastados por el rulo moscovita, pese a lo cuál no cejan en el empeño de tachar por su libertad, ha conmovido a i mundo entero. Y consecuentemente, en todas partes la oía. de indignación promueve iniciativas en pro de las víctimas de l a tiranía comunista, a las que se trata de auxiliar moral y. materialmente en esta hora de universal tribulación. N i ñ o s mujeres T anicranos, en caravanas de miseria y- hambre, han huido del terror rojo y buscan asilo en el Occidente, y aunque en todo lugar se les brinda cristiana protección, ha de considerarse que el volumen de i a asistencia a los q u é sufren las torturas del éxodo exige cuantiosas aportaciones, por lo que Ja protección que pudiéramos llamar oficial será insuficiente. De a h í que la iniciativa particular se haya sumado a la de los Gobiernos de manera, espontánea, con el f i n de allegar los m á ximos recursos con los que cubrir l a caritativa obra propuesta, que, a l fin y al cabo, no es otra, cosa que un acto dé humana Edificio propiedad- -solidaridad preceptuado- en el Decálogo. P r e v i s i ó n E s p a ñ o l a- C I. A P o r l o que a Sevilla respecta, l a- i n i c i a tiva, aparte las- oe c a r á c t e r nacional, proSEVILLA ENTERA ADMIRA movidas o que hayan dé promoverse, ha sido tomada por los Círculo d e Labradores, UNA PELÍCULA EXCEPCIONAL de l a U n i ó n Mercantil, Ateneo y Nuevo Casino, entidades representativas en la vida de l a ciudad, que han formulado el requerimiento a todas las demás. Cabe esperar de la proverbial caridad del pueblo sevillano que tan s a n o s p r o p ó s i t o s no se malogren. N o es ya la conmiseración, sino la admiración, la. que ü ebe impulsar et acto solidariamente colectivo de aeudimiento al remedio de las necesidades de los familiares de los patriotas que allá en H u n g r í a quedaron luchando por él porvenir de su prol. e hoy fugitiva, y no decimos que hay que llegar m á s allá porque comprendemos que el telón es por ahora insalvable. E l Ayuntamiento sevillano, por su parte, como representación genuina del pueblo en totalidad, ha tomado el laudable acuerdo de albergar niños h ú n g a r o s en los magníficos hogares infantiles municipales, hasta el n ú m e r o que permitan las circunstancias. E l hermoso rasgo del alcalde, secundado por la corporación municipal, merece los mayores encomios, y n o estaría mal que otras entidades de índole particular siguiesen el ejemplo. Sevilla, en; fin, se dispone a realizar la obra de humanidad que su acendrado cato (LUIS II DE BAVIERA) iicismo le dicta; no hacen falta otros estimulantes, cuando es la propia Iglesia la TERCERA. S E M A N A DE ÉXITO que ordena una cruzada q e oraciones por DE C L A M O R -PRIMER F I L M el desgraciado pueblo, húngaro, sometido a ALEMÁN E N- TECHNICOLOR. espantosa esclavitud. PRIMER PREMIO INTiERNAClOL a triste suerte de H u n g r í a ha de avivar, NAL D E INTERPRETACIÓN. en nuestro recuerdo el horrendo trance erí que se vio sumida media. E s p a ñ a durante m ES UNA PELÍCULA MAS! nuestra guerra de Liberación, que afron- AUTORIZADA tamos, a todo riesgo. De ahí que nadie mejor que. el pueblo español pueda comprender y admirar a los patriotas húngaros en su desesperada lucha. E X P O S I C I Ó N BE MINIATURAS Y Sevilla, que providencialrnenite se vio libre del terror marxista, pero que conoció L AJLEI SOBRE MARFIL DE sus efectos en l a zona roja, no puede ajenarse a la llamada que tan oportunairiente han hecho las directivas de los principales círculos sevillanos. Reiteremos que el A y u n tamiento ha dado el ejemplo. Acudamos, por tanto, a la llamada, cori fe y entusiasmo. E l p r o p ó s i t o nter ae la. I ÑAUGURACIÓN pena de cualquier sacrificio, si sjUt -feess t JÍJOM OiEBOMEMS 1 a OS. A L A S SIETE, P E L A T A R D E 1 recesarlo. -y
 // Cambio Nodo4-Sevilla