Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UN GRAN SANTO SEVILLANO EN EL OLVIDO: EL VENERABLE PADRE FRAY BALTASAR DE CEPEDA A dura tarea que implica el arreglo de los archivos vese con frecuencia galardonada con afortunados hallazgos, que compensan el ingrato tratoajo que supone vivir entre papeles viejos y llenos de polvo. Algo de eso nos ocurrió en el Archivo Provincial de los Franciscanos de Sevilla, donde, con no ¡pequeña suerte, han podido salvarse de la rapiña y lamentable abandono que acompañó a la exclaustración de 1835 valiosos documentos relacionados con la obra de los hijos del santo asisiense en Extremadura y Andalucía, sobre todo en Sevilla. (Entre tanto papel dimos con un manuscrito que nos descubre la interesante y casi desconocida figura, de un benemérito sevillano, ilustre por su parentesco con la Mística Doctora de Avila y célebre por sus milagros y santa vida. Es el franciscano padre fray Baltasar de Cepeda. 01 litara en cuestión, que mide 325 por 230 m ¡m. y tiene ¡114 folios- -de papel- -encuadernado en pergamino, lleva por título Información del B. P. zepeda Dentro, en el folio primero de guarda, una mano reciente ha compendiado el contenido de todo el manuscrito en estas palabras: Información jurídica hecha en diversos fugares el año 1612 por el padre Fray Juan de San Joseph, sobre la vida, virtudes y milagros del Vble P. Fray Baltasar de Cepeda, muerto con fama de extraordinaria santidad en el Convento de Loreto, el año 16 CÍ 8. Trátase, pues, de una información jurídica, firmada casi siempre por los testigos interesados, sobre este benemérito religioso, llevada a cabo por un hermano suyo de hábito y provincia a instancia del entonces provincial de la Bética fray Juan de Montemayor. Estas numerosas informaciones, hechas en diversos pueblos de Sevilla y Huelga, nos suministran datos para tejer la vida admirable de este hijo ilustre de Osuna, donde vio la primera luz por los años 1560- 1563. Sus padres, Diego de Cepeda y Catalina de la Torre, eran ricos y de las más nobles familias de esta villa, ya que don Diego descendía de los linajudos Cepedas de Avila. Y es imuy digno de notarse lo que el testigo ocular de Osuna, Juan Navarro de Figueroa, dice de él, que era deudo muy cercano de la. Santa Madre Teresa de Jesús Parece lo más cierto que tal parentesco se refiere a que donDie- go, como hijo de. Ruiz Sánchez de Cepeda, hermano a su Vez del padre de la santa castellana, era de Teresa de Jesús primo carnal. v L go pasó a San Francisco Madre de Dios) de Osuna y aquí permaneció hasta 1580, ¿n cuyo año celebróse Capítulo Provincial en Ecija, siendo nombrado el padre Cepeda guardián del observante, convento (tan unido- a su niñez) dé Monte Calvario, ea las afueras de Osuna. El 9 de febrero de 1593 hubo Capitulo en Osuna y fray Cepeda fué destinado al convento de Nuestra Señora de las Flores de Alora, donde ejerció los cargos de guardián (1593- 4596) y vicario desde esa fecha hasta el Capítulo siguiente, celebrado en Jerez de la Frontera el. 17 de. febrero de 1601, en que le nombraron nuevamente guardián del convento de Nuestra Señora de Loreto, cerca de Sevilla. Ignoramos la fecha exacta en que tomó posesión ds este cargo; pero la primera vez que hallamos su firma es en el acta de profesión de fray Juan de San Buenaventura, el 17 de julio, como aparece en la adjunta fotocopia. En la guardianía, de este célebre y devoto cenobio permaneció nuestro Cepeda hasta su muerte, acaecida (según él profetizara) un mss antes de celebrarse el Capítulo de 1608, que tuvo lugar en Sevilla el 25 de octubre. Durante su mandato realizáronse en Loreto notables obras en eí edificio primitivo de 1528, como fué la construcción para capilla mayor de la hoy sacristía, que recibió este destino en 1724 ai edificarss la actual iglesia. Estas obras las costeó el arzobispo de Sevilla- don Fernando Niño de Guevara, que bendijo la capilla mayor en 1607, La vida de fray Baltasar fué un perfecto dechado de virtudes pi aetícadas m grado heroica, según testimonio de cuantos con él convivieron, así en Córdoba (donde dijo de él fray Antonio de Lara, vicaorio de San Francisco: ¡Este novicio es santo y de casta da santos y Granada, como luego en cuantos conventos moró. Sobre todo fué admirable su mortificación, tan austera, que apenas comió durante largos años más que uvas, pasas y bellotas asadas. En Loreto fué su vida tan ejemplar, que tsnía fama de ¡santo en todo él A l jarafe. Fruto de esta santidad insigne fueron los innumerables prodigios que el cielo obró por su intercesión y de los cuales nos refiere no pocos el citado manuscrito; tales como haber curado graves y desahuciadas dolencias al solo contacto de su hábito, multiplicar prodigiosamente la carne en la cocina de Loreto para dar de comer a varios religiosos forasteros y a los pobres, sanar instantáneamente a vanos enfermos que tocaron las flores de las pobrisimas parihuelas que le servían de féretro, etcétera. Ello nos explica que a raíz de su muerte se pensara y dieran los primercs pasos para conseguir para fray Baltasar e ¿honor de los altares, aunqu ignoramos las causas que paralizaron ta! gestión. Fray Arturo ALVAKEZ, O. F. M. El contacto muy directo que Baltasar tuvo en los años de niñez y adolescencia con los franciscanos de Osuna, que allí tenían entonces dos conventos (Madre de Dios y. Monte Calvario) hizo brotar en su dócil corazón la, vocación religiosa, y para seguir el llamamiento del cielo, trasladóse a Córdoba, en cuyo convento de San Francisco vistió Baltasar la librea del Payerello de Asís en 1575. Allí fijismo estudió Filosofía durante tres años, después que hubo terminado el Noviciado; pasando a continuación a Granada para cursar Artes y Teología, cantando su priv mera misa en la ciudad dej Darro el año 1583; acto en que predicó el céleí: ¡re orador- y hermano suyo de hábito fray Luis de Rebolledo. En esa misma fecha trasladólo la obediencia al cenobio de San Antonio de Arcos, donde continuó estudiando Artes. Lue- Primera acta t profestón firmada en Loreto por el P. Ceped el 17 da Julio de 1601. (Libro de profesiones, p. 6 t. ducción de M. Valpuerta. (Repro-
 // Cambio Nodo4-Sevilla