Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a. B C. Jtf VfoZZT MIÉJfCOfcES D E JÜLI cnDE I S S E D I C I Ó N I D E f A N B- M O T T A P A G I N A 23. PALABRAS P i l i AGOSTDT BE FÓXft Agustín de Foxá, nacido en el mismo año que yo nací y muerto en el mismo año en que, según la m á s optimista cuenta física, yo debía morir después de liar ber resucitado tres veces, ha vuelto a casa fe su madre, la marquesa de Armendár iz, luego de haber recibido les Sacramentos. Desnacer. Gomo volver a nacer, esta vez de vcr. dad, para entrar en esa ancha patria que llamamos muerte, donde se despierta de ese ridíenío sueño íjíe llamamos vida. X ó s sacramentos son el solemne bautizo del hombre. Estamos ante- la humana pescadilla que. se, muerde la coja. Ante un parecido tan i- cusacional como el amanecer y el crepúsculo. Nada se asemeja m á s a lo que empieza que lo que termina. Y no hay m á s noble ni m á s eficaz manera de empezar en lo que merece la pena que termine ccn. todo lo qué no merece la pena. Ejercitémosnos en abolir el llanto rom á n tico y- -en alcanzar, la fresca y clásica palabra váiida para honrar sin llorar nuestros muertos. Ayer, en el último día de vida de junio, en brazos de su madre, acaba de nacer el onde de F o x á el que desde done, fil, quería ser con la Tierra. ¡Quieres ser con la Tierra. Foxá! escribía Manuel Machado en el pórtico ete El toro, la muerte y el agitó y el. poeta ele Ars. moriendi insistía: Porque t ú quieres ser, con la Tierra, inmortal Para mí, aquí, en este augusto y hernioso pudridero de Cuenca, la- muerte le Agustín es como un místico y mítico ¡nacimiento Le envidio su destino final; desnácer en los brazos donde se ha nacido. Píos, da premios así. i Para m í quedará en el recuerdo la anécdota de sus mil y una anécdotas, pero en, la memoria queda así: haciendo en el regazó de su madre el día en que debía morir junio. Para m í en el recuerdo, nn joven conde de Foxá, con algo de falso sha de Persia en lósasenos de cua hdo él y yo éramos niños. Un dandy que nó acertaba a sacarse el corazón por la- pechera de la camisa, hacía cinismo de salón, e ingenio de su ingenio. U n dandy que llenaba ¡de espíritu, un delgadísimo y. afilado espíritu, que le cortaba el gorde, zueIo cuerpo. U n clásico q ie J u c h ó a brazo ¡partido con el monstruo romántico de las siete cabezas. i Búfalos y girasoles. Romances fríos de Bulgaria. Mundos misteriosos de minerales y fósiles. Cacao y caoba de las A n tillas. Lacas de Filipinas y barquillos de rica canela de la Plaza de Oriente. Bostezantes Ostendes. Mármoles de Italia y terracotas de Grecia. Caracolas. Minas. Sudores de carbón. Tristezas de las largas playas de dorada arena. Biombos. Luaa áe Cui- Ping- -Sing Cisne y ceniza Corpus isabelino. Salinas de Sigüenza. E l séptimo hijo varón que por la noche es lobo. Todo eso pudó andar por los galopes de su memoria en esos últimos días de la clínica de la Gonceipción. Y trenes, rusos que corrían sobre el: hielo. Y C ú r z i o volviendo medio nuerto de China. Acaso Mariano y ¿yo, entre cipreses del cementerio de San Martín. Acaso José Antonio, Amadíss de Gaula. Acaso Rafael, pisando losas de Florencia. -Casa madrileña de la calle de Atocha. I arrakesü y el Atlas. Mundos sin melodía. i acaso todo éso. Pero no importa cuándo, sómo, dónde, para, por, con, sin... N ó importa nada. Aquí sus amigo éspera. írdo el tren. Aquí, su diario: 30 de junio de 1958: Nace Agustín de Foxá en la calle, de Ibiza -César GONZÁLEZ RUANO. ragua Y es verdad, que ligaba; a FoxX c o n l o s a ñ o s de sus, ¡padres, un proíundüí sentimiento de nostalgia: rara nostalgia da l o no vivido. N o en vano subtitula uno de sus primeros poemas- -en cronología y, emoción- Nostalgia, de los siete a ñ o s Nos referimos, a E l coche de caballos por ¡tantos, y i t a n t o i sabido- de memoria: U n- coche de caballos lento h a c i a e l l i o I rizón Le; íandó- Viejo, y violeta, de caballos c a n s í a y tendel mi n i ñ e z toiste, m i r a n d o ¡as a c a Lciasi y... los- escaparates- de antiguas p r i m a ve- -íra- s, En- ese cocho- de- caballos; rea! y, simbóii co, avanzó Agustín de F o x á- en- la vida y en j a poesía, dejando a t r á s su M a d r i d 10 m á n t k o- yerbe- iras y toros, fuciles verüiuo- v sas en jardines- de Carlos- Tí i. dáüias que alcanzaron a ser pintadas por Madrazo ¡m u chachas tras los miradores de aire proviliciano- -dentro, molduras doradas ajados terciopelos- ía- preocupación de. la inuertcV á la v u é l t a d e muchas esquinas, ó busyíyla a la sombra de los cipreses de Saín M a r t í n Y junto a eso, sin contradicción, un extraordinario impulso v i t a l un, -desenfado, -qua le hacía pasar por cínico; una inquietud, un hervor, un darse a- las cosas... Agusti; de F o x á nostálgico, -sí, pero expectante, i: usionado, con mano- a la vez resuelta y delicada. A g u s t í n de. F o x á publica en 1936 E í toro, la muerte y el- agua insertando poe- mas d ¿fecha n; uy- anterior; Cualquiera de ellos prejuzga el poeta que sería, que llegó a ser. Pero en su ya abierto camino u- o t a r d ó en saiirle al palo. el. liorreiidj M a drid transfigurado p o r e l cambio de Corte a Checa. Fie ahí un F o x á novelista- que, ñu perseveraría. -S i n embargo, l a v i s i ó n d c l tema histórico, en personajes y. situaciones, de tornasolados efectos, y! os acicrios de zmliientación, anunciaban lá medida del articulista que e n g u i r n a l d a r í a l a s columnas dé Á 13 C con crónicas de viaje, ensayos l reve. s, comentarios de varia; índole, coinriden- f tes- -todos- en- fulgurantes rasgos de: ob er- ívación y de ingenio, en virtud de los cuales cobraban, una sorprendente vida estética, paisajes- d e las Indias y del Oriente, tiposde aqui o de allá, gracias a. metáforas y símiles en que tanta parte tenían las piedra preciosas, las ñ o r e s ¡de todos los clirnas, la luz de- -muahos cielos, l a sombra m á s o rñe 1 1 7 N AGUSTÍN D E F OXA, C O N D E D E FOXÁ; -N o era de prever que tan dolores, tapidos e indefectibles nuncios de la muerte, prendiesen tan pronto, irreparablemente, en -Agustin- de F o x á nacido, sin duda, bajo los mejores augurios del sano humor y la. v. o. cación vital. A g u s t í n de F o x á conde de F p x á gustaba de firmar así, y en esa deliberada reite- ración que, lógicamente, s e l l a d a innecesaria, transparentábase la clave; d? un. afán, bien cumplido, de personalidad: F o x á era él, muy é l F o x á riwy Foxá, y se le- reconocía, inequívocamente, en su verso y en su prosa, y se identificaba también a F o x á- p o r- su palabra viva, en la normal despreocupación de cada día. Palabra muy viva, desde luego, tocada dé viejas y renovadas gracias: ía gracia española, entre otras, qué tanto- tiene, por impensada y repentina, de gol fe o de caída F q x a tiene bula solía decirse, con referencia a sus frases, que co- r r í a n como flechas antojadizas, de aquí para allá, s i n h e r i r N o disfrutó Viilatncdiana, otro conde- poeta, de bula análoga, ¡porque en sus epigramas. y sátiras se acu saba una malignidad que a F o x á le era totalmente extraña. F o x á se- ejercitaba con. extraordinaria destreza en ese verbal tiro a l blanco de que él hacía el m á s divertido y, en cierto modo, inocente juego de sobremesa. Convivía con toda suerte de comensales, incluso con los presuntos lastimados, y su humano corazón se le encontraba siempre dentro de sus ingeniosos juegos. de palabras y agudas frases. P o e s í a y corazón por encima de todo ó en la entraña de todo, caracterizaban a F o x á defendido, quizá c o n t r a s í mismo, por los punzantes setos de su ingenio. N a c i ó a la poesía en un. momento- de, muy acusada a- q u i e n f a c i l i t e datos p a r a d e r o de pe- -transición en l a quebrada línea de nuestra rri. ta m u y p e q u e ñ a c o l o r c a n e l a per- poesía contemporánea; ¡cuando los poetas d i d a o s u s t r a í d a e n B a r r i o N e r v i ó n del veintitantos y a habían liquidado el modernismo hasta en sus futimos restos, sustiA t i e n d e p o r B A S I T e l é f o n o 11795- tuyendo aquella escenografía- -permítasenos esta rápida síntesis- -por paisajes i n tenores, aunque los sentidos permanecieran alerta- ¿cómo no? -para captar lo exterior, erj. bien calculado tributo a la natu- raleza. P o r su sentido del color y preferencias REVÁLIDA i. y 6. temáticas. A g u s t í n de F o x á llegado después, marca la continuidad con la promoBACHILLERATO. PRIMARIA- ción- inmeditamente anterior, a través de Las clases darán cojiiieiizo hoy, día i de Gaixía Lorca, que su vez establece puntos con Manuel Machado. í; h Informes y- matrícula, 9 á 2 Y o debí. haber sido. tíí contemporáneo Ciravina. 55 (próximo San Pablo) dice. Agustín de F o x á a Rubén Ü a r í o en uu lic- cuiu dedicado, a l g- m indio de N i c a Xslcf. 26025 Regato 500 pesetas Siendo necesario para presenciar el partido del próximo día 4- -BETIS- SANTOS F. C estar en posesión del recibo del mes de JULIO, y no. siendo posible, por las escasas fechas, pasar, los recibos a los domicilios, se comunica a los Sres. Socios que éstos podrán retirarlos en la Secretaría del Club, Alemanes, 11, en- horas de ONCE a DOS y. de CINCO a DIEZ de la noche, a partir del día de la fecha. Sevilla, 30 de- junio de 1959. ¿a Directiv 1 1 Máximo rendimiento- Precios écenómicos tuor- oE LOGAS fmm, ¡EL PEDROS O (SEV- II- l- A s. -t c.
 // Cambio Nodo4-Sevilla