Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. N. 17.914. S Á B A D O 28 DE E N E K O DE 1961. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 22, nidos de comunistas, encuentran, e -go ijernantss débiles, preocupados por con servar su prestigio izquierdista. Galvao se consagró a maquinar acciones mas espectaculares, y pensó en él robo de un gran barco portugués, donde embarcaría una junta de gobierno provisional, para dar un escándalo mundial y peóir a las potencias extranjeras el reconocimiento político de la porción liberada de territorio nacional, que, por cierto, consume m i l doscientas toneladas de combustible; en pesetas, ciento cincuenta mil cada día. Ahora, para enjuiciar con pleno conocimiento el rolambolesco episodio, falta identificar a los fascinerosos que acompañan a Galvao en esa aventura pro liberación del territorio nacional mediante el robo de un barco de pasajeros; conocer los antecedentes políticos y policíacos de los piratas. Esta, evelaeión nos descubrirá muchas cosas. Y sabiendo quiénes son. los liberadores podremos saber el porvenir que en sus manos le aguardaba a Iberia. Por de pronto, ya es significativa la movilización de l a internacional del crimen, o; ue se apresura a hacer suya la causa del forajido. T a ex capitán Galvao, autor del robo del trasatlántico Santa María sé fugó de, un hospital de Lisboa, que también se llamaba Santa María, en enero de 1959. Desde hacía veinte años su verdadera profesión era la de conspirador; hombre de imaginación calenturienta, la mantenía en actividad erúptica fraguando complots, golpes de mano y atrevidísimas operación nes- -tal el secuestro de Oliveira Salazar- que nunca pudo realizarlas. Salía de la prisión para reingresar poco después. De tanto devanar sus sesos y exprimir su caletre en inventos truculentos y fantasías, le sobrevino una aguda crisis nerviosa, con reflejos de paranoia. A fin de ser tratado de su enfermedad, fue llevado al hospital, del que se escapó disfrazado de recadero, cargado con una scaja sobre sus hombros. Se refugió en la Embajada argentina y. provisto de salvocondazctó, salió hacia Buenos Aires, donde ee entregó de lleno a engendrar aventuras de carácter político: le obsesionaba sublevar Portugal, previo el desembarco al (frente de unos comandos. En la Argentina no encontró el audi- E FOLLETINESCO 6 ALVA 0 torio ni las asistencias que esperaba, ni tampoco en el Brasil, donde las gentes a quienes expuso sus delictivas- pretensiones creyeron habérselas con un delirante peligroso, y. se apartaran de él. S i n embargo, en. el Brasil coincidió con el general Humberto Delgado, opulento exiliado portugués, el cual había necesitado treinta años de altos cargos y sinecuras en el régimen de Saladar para descubrir que éste no era de su agrado, y mucho menos por haberle impedido el acceso a la presidencia de la República, que era su ambición. E n busca de mejor clima para sus industrias políticas, Galvao se trasladó a Caracas, y aquí ya fue otra cosa. Algunos grupos de exiliados españoles allí residen rtes, en espera de un acontecimiento que todos los días se retrasa veinticuatro horas desde hace veinte años, y otros vagabundos apatridas que chapuzan en el gangsterismo lo acogieron como al jefe ideal: dinámico, audaz y folletinesco, capaz de Jas mayores aventuras. t ABRIGOS VESTIDOS FALDAS GABARDINAS IMPERMEABLES CAMISERÍA GÉNEROS DE PUNTO SOLO CALIDADES SELECTAS Tetuán, 33 SEVILLA SEVILLA- JEREZ- CÁDIZ 7 mañana, diario í tarde, excepto domingos AUTOBUSES Transportes Beíiaraies Comes M A. NARANJO AGENTE OFICIAL PATENTES YMARGA 5 Carrera San Jerónimo, 29. -M A DRID- 14. Tlfs. 2210575 y 2213946 Galvao, hombre cite acción, les recriminaba por su pasividad y les hablaba en un lenguaje nuevo de terrorismo trasplantado de desembarcos de comandos v de operaciones relámpagos. De acuerdo con Alberto Bayo, que compartía, sus teorías sobre el terrorismo científico decidieron dar nueva forma e infundirle otro espíritu a la Unión de Combatientes Españoles organismo anquilosado e inútil, dedicado, según decían en un manifiesto que anunciaba su desaparición, a instalar mesas petitorias para recaudaciones patrióticas que jamás llegaron a su verdadero destino resistente: a cobrar cuotas fijas mensuales, destinadas a la práctica dsl turismo de personajes importantes pago- de altos alquileres de- domicilio s o c i a l pasquines, folletos, cartas, emisiones de radio y demás parrandas conmemorativas en que ha sido tan prodigo el exilio E n adelante no seria así. Continuarían las recaudaciones pero, el dinero tendría aplicaciones directas y eficaces. De, esta manera, nació el Directorio Revolucionario I b é r i c o de Liberación (DRIL) bajo la presidencia de un español cuyo nombre no se decía. Su vicepresidente era Henrique Galvao. E l primer documento del nuevo organismo se publicó el 22 de febrero de 1960. A l pie se leía esta consigna: libertad y justicia o muerte E l contagio de la jerga castrista está bien claro. El movimiento, ibérico de liberación estaba integrado por la disuelta Unión de Combatientes Españoles, por el Movimiento Nacional Independiente portugués y por los nacionalistas catalanes y gallegos. Advertía que no actuaría como partido político sino como unidad de combate organizada en comandos, que serían filtrados en los territorios por liberar o maniobrarían desde le- jos, conforme lo aconsejaran las circunstancias. Una opsraciori terrorista, cuya inspiración se atribuyó a Galvao, fue la efectuada por medio efe maletas explosivas, criminal atentado, que costó alguna víctima inocente, realizado en el norte de España al comenzar el verano último, con. el propósito de sembrar el pánico entre. los viajeros y sabotear la- afluencia de turistas. La infame maniobra quedó pronto desarticulada; pero Galvao se jactó de ser su autor, lo cual motivó que el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela le amonestara, recordándole los. deberes y el comportamiento exigido a los exiliados si no querían perder el derecho de asilo. Por entonces, estuvo, ajounto de ser expulsado Galvao de Caracas, pero encontró las protecciones, mejor dicho, complicidades que los reyah narigs, ie Magnífica presentación, muy apetecible, de mayor rendimiento que l a cebada. Sustituye íntegramente a los sereales en vacas y cerdos. Precie: 3,68 pesetas kilo con envasé (a 50 kilos) sobre vagón o camión Guadiana del Caudillo (Badajoz) En cebo de cerdos para obtener. un pienso completo y equilibrado, recomendamos: Concentrado PROVIMI número 3, 15 kilos a 8,50 127,50 Ptas, Harina de Bellota Deshidratada, 85 kilos a 3,68 312,80 Coste de 100 kilos de p i e n s o equilibrado para, cebo de. cerdos 440,30 Soliciten muestras, y cursen sus pedidos, a C. O. C. S. A. Madrid (3) Ríos Rosas, 54. Teléfono 2 Ó 3- 15- 00, o a sus distribuidores, en todas las poblaciones B joven, buena presencia, con conocimientos en soldadura, para la distribución en ANDALUCÍA de electrodos, varillas y desoxidante ¡Gran porvenir para persona activaí Escribir con detalles ¡al a a a í t s- n
 // Cambio Nodo4-Sevilla