Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO IEÜS- TRAPO D E INF O R M A CI O N G ENER Al 1,50 P ES E T A S DEPOSITO UEGAL. S í 1958 DIARIO IEüg, TRAPO B E IN FORMAC ION G E N E R A Ii 3 O P A G I NA S SUSCRIPCIÓN MENSUAL. PTAS. 40. Et) PROVINCIA, El T R I M E S T R E PTAS. 120. LA EVACUACIÓN DE. LAS TROPAS ESPAÑOLAS ESTACIONADAS EN MARRUECOS CULMINO AYER SOMOS EL EJERCITO BE UMMC 10 N flUE M C A FUE COLONÍALISTA Texto de la orden general de las fuerzas del Norte de África Ayer, 31 de agosto de- 1961, las itttitoias unidades militares españolas estacionadas en el territorio del reino marroquí abandonaron sus alojamien tos, reintegrándose a territorio español. Así qn, eda completado el procesode evacuación de las tropas españolas en Marruecos, proceso que se inició, a. partir á el acta de la Independencia de este país. Con este motivo, de trascendencia verdaderamente histórica, el comandante en jefe de las fúer cas españolas en Marruecos, teniente general Galera, há hecho pública la- siguiente orden general del Ejército español. EN E S T E NUMEROí SORPRESA E N E L MUNDO POR E L ANUNCIO SOVIÉTICO DE REANUDAR L A S PRUEBAS NUCLEARES La conferencia de Ginebra ha sido aplazada sine die (PágY S í por su Ejército, ha ayudado eficazmente Orden general del Ejército del Norte a la elevación de. nivel de vida de Marrueifle África, correspondiente al 31 de agosto cos, haciéndolo así a ú n a. costa ie sacride 1961, en Ceuta. En el día de hoy, cumplida la misión que España asignó a su j ficios propios y actuando en difíciles si ¡Ejército en Marruecos, las últimas unida. tuaciones nacionales e internacionales, des militares españolas han abandonado ¡durante las cuales la satisfacción de jas el territorio marroquí. E n este momento! mismas necesidades epañolas estaba en, solemne, en que el Gobierno español hace i peligro. Han sido creados hospitales, es honor con fidelidad y exactitud a sus obíi- 1 cuelas e instituciones educativas; se ha desarrollado la agricultura y se. han abierpaciones; internacionales, el Ejército espa. to nuevas vías de comunicación; se hau ñol quiere mirar con dignidad y orgullo proporcionado becas y ayudas ds estudio, hacia la obra realizada con su esfuerzo y á fin de formar una minoría dirigente uc. sacrificio. en su día, sirviera con. eficacia a su pro Nuestra presencia en el Norte dé África, pio país. justificada desde hace siglos por razones profundas, que están enraizadas en ia his- E l Ejército español cuidó de sentar los fundamentos del Ejército marroquí, y en toria- y la geografía de nuestra Patria, esta tarea creó las Mehal- las, que, guantuvo su sanción definitiva cuando España, do se declaró la independencia de M a en el a ñ o 1912, recibió el encargo ael rruecos, en 1956, fueron las bases del Protectorado y asumió, en nombre de la nuevo Ejército Real. comunidad internacional, la difícil tarea de establecer el orden en una zona cruc a ¡Así, superada la fase militar, durante dei Mediterráneo, que era- de vital imporla cual fue necesario llevar a cabo unas tancia para la salvaguardia de la paz munacciones guerreras para restaurar la pledial y el bienestar de todos los puebios ura autoridad, de la Corona, el Ejército ribereños. español pasó a ser el guardián de la paz y el orden, él colaborador en el progreso y uno Al llevar a cabo esa misión, -España no de los instrumentes m á s eficaces con que. ha pretendido realizar una obra colonial ha contado España para edificar la obra en provecho propio, sino una labor pacisobré la que se ha podido asentar el moficadora- -que había comenzado antes de derno Estado marroquí, cuya indepén- 1912, a petición de los mismos naturales dencia hemos saludado con satisfacción jflcí país- -y una tarea de civilización qtíe y legítimo orgullo. Fruto de esta tarea ha repercutido en bien del pueblo marrofue la hermandad nacida entre los dos quí y. de la unidad y fortaleza de su M o pueblos, hermandad sellada con sangre narquía. en un trascendental momento de la hisCon una alta moral de servicio y satoria reciente de España. crificio, tal como nos lo enseñan nuestras ordenanzas militares, el Ejército españoi La obra del Protectorado se ha consurealizó la pacificación del Protectorado y mado así, y el Ejército español, que coveló después por su tranquilidad, em- menzó hace cuatro años y medio la evapleándose luego en el progreso espiritual cuación de sus tropas, completa hoy ésta y material de Marruecos con- todos los y retira sus últimas unidadles. recursos de su experiencia y toda la fuerza Somos el Ejército de u n nación qua fie su vocación. E n su trabajo pacífico, el Servicio de Intervenciones Marroquí ha sí- nunca fue colonialista que cuando do uno de los instrumentos m á s útiles del hace siglos, emprendió una acción ultramarina la consumó dando vida a veinte Ejército para penetrar en ei fondo de la vida de esta zona y contribuir a su mejor nacionalidades de su estirpe. Por eso, hóy ¿en la plenitud de la soberanía de M a ¡desarrollo. rruecos, dejamos esta tierra, en la que Conscientes de la importancia y antihan vivido y muerto generaciones de solgüedad de la cultura del ñueblo marroquí. dados españoles, con l a satisfacción de ¡España y su Ejército guardaron siempre ua otro histórico deber cumplido y: con la exquisito respeto para los usos y costumesperanza en la mayor felicidad y venbres de Marruecos, las tradiciones corátura del pueblo de Marruecas. nicas, sus sistemas de justicia y sus. formas Queremos, en el día da nuestra despeculturales, estimulando con su acción á dida, saludar, y en la militar posición de revitalización de las mismas. En- el orden firmes, a Su Excelencia ej Jefe del JSs ¡material, Espafia, bajo p a z edificada NUEVA FORMULA GUBERNAMENTAL APROBADA POR E L CONGRESO BRASILEÑO Goularí presidirá con funciones limitadas y auxiliado por un primer ministro (Pág. i3 SEGNI AFIRMA QUE ITALIA CARECE DE ATRIBUCIONES PARA MEDIAR EN LA CRISIS BERLINESA (Pág. 15) EN ARGELIA PROSIGUEN LOS ATAQUES DE, LOS EXTREMISTAS FRANCESES CONTRA LOS MUSULMANES (Pág. 17 tado español y Generalísimo de los Ejér ci. os de Tierra, Mar y Aire; al hombre que, por ser el símbolo vivo de nuestras Fuerzas Armadas y la encarnación del espíritu de misión de España, se formó en el Ejército de África, derramó su sangre sobre esta tierra y. hoy ordena y contempla ésta última marcha militar de la paz de Marruecos. Soldados: E l Ejército español se retira, de sus viejos cuarteles, llevándose ú n i c a mente su honor, su f ¿oria y sus banderas. Guarda con ello, como un tesoro, los nombres de los miles de héroes que cayeron p o í Marruecos y no contra M a rruecos. Por eso, quiere guardar también, como única prenda de sus campañas de guerra y paz, la fraternal y permanente amistad del pueblo marroquí Vuestro te ¿ente general efe, Galera
 // Cambio Nodo4-Sevilla