Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 B C. N. 18.170. VIERNES 24 DE NOVIEMBRE DE 1961; EDICIÓN D E ANDALUCÍA PAGINA 41. A España se clasifica pa DERROTO A N O C H E A M A R R U E C O S POR TRES GOLES Á DOS Pero, como había sucedido en Casablancá, lesionado, nuestra selección nacional parte realizó un mal partido. Ruiz- Sosa, no actuó en la segunda i La atención y los comentarios de los aficionados al fútbol, aquí y en todos los rincones de la geografía nacional, se centran en el partido que ayer disputó España frente a Marruecos. E n virtud del resultado obtenido en la eliminatoria, quedan abiertas de par en par, para nuestro balompié, las. puertas de. acceso, a Chile. Esta vez no nos quedaremos merodeando por las antesalas n i habrá una mano inocente. de bambino que, en colaboración con la mala suerte, nos. cierre e l paso. E n tal aspecto, los objetivos propuestos fueron cumplidos. Pero la fama del balompié hispano, su ancho prestigio y su alta cotización rio han salido vigorizados de. la prueba, aunque haya sido culminada con una doble, pero mínima victoria. E n Casablancá y en Madrid se ganó, pero no se convenció, y cuando, como en este caso sucede, se tienen muchas, aspiraciones y es muy grande la autoestimacipn; cuando nos creemos muy superiores a tantos, otros países, derrotar por leve margen a Marruecos no debe constituir precisamente una fuente de euforia, un motivo de orgullo y entusiasmo. E n el rostro de ios m á s optimistas, la sonrisa cede el paso a l ceño fruncido, y los alegres y tan anticipados pronósticos acerca del Campeonato Mundial se retiran, un. poco, para que su lugar sea ocupado por las dudas y precauciones. Si redoblar las campanas ante el Justo, pero pobre triunfo, es exagerado, tampoco estaría bien adoptar des- de ya el papel de futuras, víctimas. Mucho tiempo. resta todavía para que el gran torneo chileno comience, y hay que aprovecharlo. L a moraleja que se desprende de la eliminatoria contra Marruecos- -un equipo vulgar- -debe- aceptarse noblemente. Asi se limarán aristas peligrosas, y asi podrán solventarle los problemas que más acucian. Actúa? cort cuidado, orientar todo por. los cauces de la prudencia y la moderación, es mejor política, a la vista de ios recientes acontecimientos futbolísticos, que gastar la pólvora en gestos de suficiencia y en ademanes vanidosos. -E n buena lógica, la patencia y la alía de los equipos de clubs deberían reflejarse claramente en. la trayectoria de la selección nacional. Pero ya vemos que, por lo que sea, no ocurre así. Aceptemos la lección sin sonrisitas de superioridad y sin posturas or mllosas. Ese es el camino- -el camino de Chile- -que hay que emprender si de verdad se pretende demostrar que el fútbol español es tan bueno como dicen, r 5 ESPECTADOR EL CAMMD DE CHILE Madrid. Y a no podemos respirar tranquilos. España, al fin, se ha clasificado para el Campeonato mundial de fútbol, que se jugará el año próximo en Chite, pero ya no podemos respirar tranquilos n i un día más. L a experiencia que nos ha pro- porcionado, primero en Casablancá y anoche aquí, la selección de Marruecos, esr clara y terminan ie: Lo que tenemos con vistas a Chile es, aunque no sea agradable decirlo, de Tercera. K a sido paupérrimo el balance de nuestra confrontación con el ecuí. po artificial formado apresuradamente por la Federación. Marroquí. Se ganó allá, jugando mal, por el solitario gol de Del Sol, cuando faltaban diez minutos para s; l finaj. Se ganó anoche aquí por la reducidísima diferencia que señala ese 3- 2, que mantuvo en precario y comprometido hasta el último instante el triunfo de la selección española, que había jugado casi tan mal como en Casablancá. Se dirá que la ausencia de Ruíz- Sosa durante toda la segunda parte del encuentro de ayer cubre l a pobreza del resultado y la hace decorosa, psfo lo cierto es que, con el medio sevillano sobre el terreno de juego, España concluyó cj primer tiempo con una ventaja tan reducida como l a que íbamos a ver al final, y después de haber jugado muy poquito más de lo que jugaría luego. rao delantero centro en punta y D i Sléfa- v Si el inteligente y prác í M interior no actuando como interior izquierda retraAkesbi hubiera estado ayer en la delantera sado, ordenador y creador de juego, el megrebina. tal vez los apuros de nuestra fútbol de ataque español penduieaba deselección habrían tenido un final menos masiado hacia lia izquierda; facilitando ¡v adecuado para el consuelo. Menos propiía cios a hacernos ilusiones, no podía ser de quedurísima defensa marroquí una tarea de jugar un despliegue más amplio y ninguna manera. variable hubiera sido muy difícil. Si en el primer minuto la fuga de No encontraba, ni encontraría ya, Zoco Azhar entre Calleja y Santamaría, no hu- su sitio al ser empleado como medio, izbiera encontrado en la trayectoria de sir quierda, y de enlace e? itre líneas no exisduro disparo l a desesperada salida de Ara tía. Cuando España llevaba eí balón, todo quisíain, aquel gol, que no lo fue por m i- el juego te ligaba por combinaciones cortas límetros, hubiera puesto a España. n el fácilmente previsibles. Cuando Marruecos, balancín de la derrota. Porque nuestra mucho menos veloz que en el primer partiselección careció desde el primer instante do, contraatacaba, el primer bastión, a de una línea de juego definida. sea, la zona central, era muy penetrable al caracoleo de Azhar y Mahjoub, muy, Con Marcelino a la derecha, Del Sol cobien apoyados p o r B r a h i m Si los delanteros mogrebinos no hubieran estado en Ja más triste penuria rematadora, la tarde nos habría parecido aciaga a los espectadores, i (A Jfalta, de calidad conjunte, el equipa español progresaba pw acciones individuales o binarias. Avances profundos- de Del Sol, acierto? parciales e Marcelino o,l an 3 Zona Andalucía- Badajoz. zamientos habilísimos, dé Collar, pro ¡luciSueldo, dietas y comisiones. dos por Di Síéfanó. que dieron resultados muy promeiedores durante veinticinco m i Edad, 30 a 40 años. Carnet de nutos. Luego, el extremó atlético se arrugó! conducir. ante la contundencia de Betfcaohe, qúev acudía siempre er, auxilio de Larbi, y s i Amplias referencias. Reserva no se iíihibió da- oaradameñte como hizo Gento en Casabíadca, destapó sus conocí- absoluta colocados. Escribir; das marrullerías; como automárcarsé, solnúmero 22 ALAS tar la pelota apenas peinada y dar él pasa corto y huir a zonas de aparente mayor, Velazquez, 3. -S E V I L L A peligro, pero, en el fondo, neutralizadas: Por eso España sólo marcó un gol en los cuarenta minutos de mayor iniciativa, y ¡vj logró el segundo en tres minutos de reác- ción y respuesta a l gol marroquí, fue porj ese empuje típico de D i Stéíano, que su- plió, con su intuición y genio, el impulsoEL TRACTOR coordinador que faltaba y era itnprescin- i SUECO QUE H A dible para enderezar el rumbo de u n ó a r t i do que se había torcido. E LIMINAD O DIEZ HOMBRES SOBRE E L C A M P O! LAS AVERIAS Ruiz- Sosa, quie en las postrimerías del primer tiempo se había lesionado al desModelos de 35, 5 G y 70 HP, viar a córner en enérgico esfuerzo un b a lón que Azhar se llevaba muy peligrosa- de ruedas neumáticas, con pomente; ño salió en la continuación, lea, elevador hidráulico, toma Aguirre tuvo que retrasarse a la línea. de fuerza y equipo eléctrico. media. Quedó, p u e s la delantera cois cuatro hombres. lo que dejaba a Marce- J EL MAS ECONÓMICO D E lino aislado en l a derecha, a Collar, cn- j En regas en el acto cogidísimo, a l a izquierda, y a D i Stcfano o Del Sol, álternativamEnfe, en punta. Del cuando en cuando, Zoco subía a ayudar- i les, pero no estaba en su tarde propicia! y su tarea se estropeaba por imprecisión Gonzalo Segovia, 8. -Teléfono 71735 o falta de ideas concretas sobre el juego Con todo. Collar hacía un gol estupet üo a los dieciocho rauíutos. n- vege? 1 PROMOTOR VE TA OVIL
 // Cambio Nodo4-Sevilla