Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. N. o 18.466. M A R T E S 6 P E NOVIEMBRE B E 1962. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAGINA 35. FRANCIA, PENDIENTE DEL PROCESO DE LIEJA Un paso de eutanasia que es un repugnante crimen Paris 6. (Crónica de nuestro enviado especia! por teléfono. Hueigas y proceso de Lieja... La gente se va ai proceso de Lieja y desdeña las huelgas. Sst. a oche los locutores de radio y televisión han enmudecido dos horas. ¿Y qué m á s da? dice la gente. Protesta, a titulo le primera conminación, contra las sanciones oficiales que, profesional y económicamente, acarrean perjuicios a cuatro de sus compañeros. Cuatro periodistas que en los días de ¡la campana del referéndum hicieron obj jeclones a las excesivas deferencias de la radiodifusión francesa con el degaullismo a la excesiva y colateral privación de voces que se presentaran al autidegaul lismo. Huelgas... De ferroviarios, por ejemplo; aunque limitada ésta a los trenes de los extramuros de Paris y de otras ciudades, porque no se quiere en los sindicatos provocar otra requisa otra militarización, como la que frustró el paro de los obreros del Metro Huelga anunciada fle profer sores de Instituto y de maestros de Escuelas y anuncio de huelga en algunas minas. ¿A quién interesan las huelgas en Francia? Es el pan de cada día. Lo que verdaderamente conmueve hoy en franela es el proceso- -un puro drama- -de Lieja: el proceso de la familia Vandepul y del TrilPlco Casters. E l proceso sensacional de la eutanasia. No interesan- -hoy por hoy- -las elecciones legislativas, que es el gran problema, la gran incógnita. XI siquiera las hipótesis sobre si De tiaulle abrirá A lio abrirá el miércoles su larga mano a ios partidos políticos, que han dejado ya fle eer los viejos partidos y se están colocando embozos flamantes. El miércoles se proclamarán los resultados dsl referéndum, pero no se promulgarán hasta que, después de proclamados no estudie el Consejo Constitucional, donde hay mayoría antldcgáullista, el requerimiento del presidente del Senado, Monneri Hle, para que, habiendo sido constltuclonaimeiite ilegal el referéndum, se le declare inexistente y ee borre como contrarío a la ley la voluntad del pueolo. No nos inmuta la lluvia, tenaz, incansable. Ni conmueven las inundaciones y catástrofes del Aude de Rosillo. Conmueve, sobrecoge, escalofría el proceso de Lle 3 a, que las radios de Francia transmiten hora tras hora y que a ios periódicos incita a sacar ediciones y ediciones especiales. El proceso de las drogas paliativas de los dolores y angustias de las mujeres que van a ser madres. Proceso impresionante en todo el mundo. (Esta tarde vino al micrófono desde Italia la voz de un médico experto, cuyo nombre no he podido guardar en la memoria. Habló intensamente de la thaliáomida, que al parecer no daña a los animales- -excepción hecho de los equinos pero que está desparramando monstruos humanos por el mundo. Y recuerdo biei que dijo: En Italia los daños no fian sido tan graves porque. Dios sigue conservando en nuestras familias la tradición del parto natural, hogareño y sano, que es la gran tradición de Italia. Y nosotros podemos decir que de España. Los hechos, si son conocidos, hay crae recordarlos. El 21 de mayo, la señora Susana Vandeput. de veinticinco años de edad, casada con Juan Noel Vandewut. de treinta y cinco años de edad, dio a luz una niña. La madre, en el neríodo de testación, habrá tomadia Softemon que es n a variante de la íhalidomida hov prohibida en todas partes. Se habían conocido en el trabajo. Se habían casado por amor. Ella estaba emnleada MI el ea ¡El era empleado de la electricidad. Querían una niña, pero- -es cierto- -no tan pronto como la niña vino al mundo. Y cuando la n i ñ i se anunciaba- -poraue ellos estaban seguros de que, niña sería- -le pusieron un nombre: Corinne. Corrííwaron el cochee- tío. Compraron ÍOIM fle 5 niña e incluso unas pastillas deleitosas que se suelen dar uor aauí a los recién nacidos cuando están siendo cristianados. E l matrimonio vivía con holgura. E l embarazo había sido feliz. Nunca me sentí tan fuerte como entonces ha dicho hoy Susana- Vandeput ante sus jueces. L a madre de Susana, la señora Fernanda Yerna, asiste al partido. E l medico dice a, Susana que ha nacido una niña, y ella, bajo el efecto de los somníferos, se duerme. Luego, al despertarse, el médico caima su impaciencia Con el pretexto de ame la criatura es muy delicada y tiene oueouedar algunos días en la sala, de los prematuros. A los cuatro días, el 25 de mayo, el médico se atreve a apuntar ale m á s Es una cosita exclama, y la señora Cinco céntimos del precio de este número se destinan a la Escuela- Hogar para Huérfanos de Periodistas, Empleados y Obreros, obra creada por el Caudillo para acoger en ella a los hijos de periodistas, empleados y obrez os fallecidos. Vandeput tiene en seguida la sensación de que algo grave ocurre con su hija. Pida que la lleven a. la sala de los Prematuros. ¿Qué vio usted? -pregunta el presidente del Tribunal. -Me quedé horrorizada- -contesta Susana. -Pero usted no vio m á s u e la partes superior del cuerpo de la niña. ¡O h! Eso fue bastante para mí... El diálogo entre el presidente del T r i bunal y Susana, transmitido esta nochs textualmente por radio, merece ser reproducido, porque es un proceso que dará mucho que hablar. Presidente: -Y usted pensó en seguida, precintan tpecompontp no ja conf un al -es besa- film e ¿c
 // Cambio Nodo4-Sevilla