Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. K. 18.691. DOMINGO T í! e lo- que e! ReaK Madrid hace tiene imyortfríicia v trascendencia. Es una prueba ds u personalidad de gran 11 u b, reconocido como rJ íal en e l extranjero TMi y admirado, combatido la a (prueba mayor... y has ¿a imitado d e n t r o de tn esfera nacional. t a personalidad gigante ée su presidente Bernabeu- -de quien dije no ha mucho que era un dirigente inferna- que debía presidir la UEFA o la FIFA- 7 ái s colaboradores en la Junta del club ha servido para que éste haya aumentado su pa. trimonio ai tener en propiedad uno de ios me ¡ores estadios de fútbol del mundo y en cons. trucción avanzada una ciudad deportiva, en ¡a que ya están en- funcionamiento el club de tenis, las piscinas y la pista de atletismo, Hace ya varios años que le oí dec ¡r a Bernabeu- -y no creo que me lo niegue- -que llegaría pronto e! día en que el íútbol tendría que vivir de los demás deportes. La frase era intencionadamente exagerada y yo la cogí en su verdadero sentido, pues Bernabeu veía entonces et comienzo del declive del fútbol como espectácuío, al menos en proporción al grado alcanzado cuando el equipo del Real consiguió sus ires primeras Copas de Europa. Y el Madrid construyó su ciudad deportiva antes de terminar la amortización de su estupendo estadio, no solamente para continuar en otros deportas ía obra de anticipación a algunos clubs, sino para justificación de su política de superprofeslonalismo futbolístico, sino para cumplir su destino de gran club, con la preciosa y legitima ambición de ias grandes empresas, aun a sabiendas de que, como sociedad deportiva, no podía ser empresa lo que elevaba el espíritu de su obra. Pero precisamente porque nada menos que todo eso ha sido y es el Real Madrid de la posguerra nos extraña a los que le queremos bien su situación actual, su pastura de beligerante frente a una política parecida a la suya, paralela, aunque de mayores proporciones por la envergadura superior de su organización, como es la de la Delegación Nacional de Educación Física y Deporte, más obligada que el Madrid a construir lina ciudad deportiva con el dinero del fútbol de sus gran, des y pequeños estadios dé todas las provincias. Esa ciudad deportiva es España, su deporte en general, la atención al crecimiento de las cuarenta y una federaciones. que están encuadradas. 1 28 DE 3 VUO DE 1963. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA ¡f que un delegado naeto nal de Deportes no tia ne el deber- -el der 9 dio, per supuesto- -tki u m w l 1 intervenir en una fun I ll kiVi B En moderada, SOIÜll I S U a r a todo IVlalllh r, ue es más importante el sistema que el hom. bre? Lo fácil hubiera, sido sacrificar a las personas; pero cambiar, por cambiar no merece te. P Í I K t c, n rectora reeolrl para EL FÚTBOL Y SUS PROBLEMAS C todos los acuerdos se toman por mayoría tío es precisamente una alcaldada y en cuanto a que continúe Villalonga como seleccionado! podrá ser ó no un error; pero lo que más sorprende no es que siga en el cargo, sino que hayan votado en contra los dos clubs a que ha pertenecido: el Madrid, que empezó con él su espléndido camino y del que se marchó porque quiso mejorar el contrato después ele ganar dos títulos europeos, y el Atlético, que ha llegado con él también a los puntos más altos de su historia. El representante del Atlético votó en blanco, abstención a lo PiLitos que podía condenar al ostracismo- -a la crucifixión no, claro- -ai que todavía figuraba como entrenador del club y que precisamente como seleccionador tenía que haber sido perdonado por el Atlético en gracia a que su pecado de los últimos meses fue atender- más al equipo rojiblanco que a la selección nacional. Pero aunque fuera intromisión ese aneanzamiénto de la cuestión antes del Pleno, ¿es S L A POLÍTICA RESIDENCIA D O C T O R GUIJA PARA ENFERMOS NERVIOSOS dirigida por el Doctor E. GUIJA MORALES CATEDRÁTICO DE LA FACULTAD DE MEDICINA Avenida de la Cruz del Campo, 42 (Nervión) Teléfonos 11401- 54813- SEVILLA C. S. Provincial núm. 101, L A ACUSACIÓN DE INTROMISIÓN No hace falta haber estado por dentro er ¡la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes para saber que la, política general del alto organismo deportivo español en su relación con el fútbol ha sido de respetarle an su autonomía por considerar que era quizá el único deporte mayor de edad en España, el única que a! poder vivir de sí mismo podía gobernarse a sí mismo. Su pujanza, su favor popular, su crecido profesionalismo, su larga historia, a cantidad de hombres relevantes que di. riasan clubs y federaciones, le hacían merecedor de la confianza que la DND había depositado, en él. El derecho de nombramiento de presidente de la Real Federación Española, que correspondía a la Delegación Nacional, no podía considerarse como intromisión ni aun en los casos de presidente absoluto que hemos te- nido en alguna etapa, pues tal absolutismo fue a título personal, no dirigido desde ¡a altura, y precisamente por eso se llegó a la actual etapa de democracia futbolística, que tiene su clara estructura representativa en los estatutos de la Federación aprobados por la DND. La ratificación de confianza a un presidente de ias dotes de bondad, equilibrio y buenos modos ¡ay, si éstos abundaran! del general don Benito Pico, y a un séleccionadór que en su carrera profesional anterior al fútbol es netamente superior en formación a los que componen ei cupo de su segunda profesionalidad- -y está claro que señalo al comandante don José VUlalonga, hecho profesor en la mejor escuela de educación física que hemos tenido en Es. paña y que fensmos todavía, la de Toledo- no e un caso de intromisión, sobre, todo cuando el Pleno federativo ha sido la ratificación de la ratificación. La decisión de que continúe al 5 ¡dente p j usi a Federación donde CQ e n Todos les Estados rftedgéft 6i dir. éro allí dan de lo hay y ¡a aplican doílde no lo ¡hay. Cambia la cuantía, cambian las vías, pero, en definitiva, esta es la fórmula porque no hay otra. Hace unos seis años, el presupuesto de la Delenación Nacional de Educación Física y Deportes era de dieciséis millones de pesetas para atender a toda el deporte español. Por aque. lias fachas, el presupuesto del Real Madrid debía de estar por los cuarenta millones, crecido después por- méritos propios a cien mulo, nos, ¡ye ha sido el de les dos últimos añas, aproximadamente. No era fácil conseguir para el deporte el dinero do las apuestas. No. fta sido nunca fácil reformar un decreto de la Hacienda española. Afortunadamente para España, en las Cortes- -banco azul y bancos encarnados- -hay hombres del tiempo en que vivimos y pudo ser aprobada una ley de Educación Fíales, defendida por Elola con su espléndida oratoria, hasta inculcar a todos aquello de el deporte como necesidad púbiiea En esa ley Sé Señala la misión de la Delegación y se ia provee cíe fondos. Aunque ya antes se. hubiera reformado la distribución originaria tío los beneficios de las Apuestes. Mutuas Deportivas, y conseguido para el deporte un porcentaje mayer, puede decirse que desde 1962 empieza la gran recaudación para el deporte. Se han quitado ya a los- clubs casi todos los gravámenes. La política fiscal queda limitada al pagó que tienen que hacer ios clubs a la Fede- ración y a la Delegación en caso de fíchales de jugadores extranjeros en los dos años que quedan de plazo para las importaciones, y sa. bido es que. este Impuesto tuvo en su creación, un sentido nacional, pues lo que por tal concepto se recaudaba iba destinado al fútbol ¡u. venll y aficionado, según, está preceptuado. Estamos, pues, al comienzo de una etapa da mayor holgura para los clubs; por eso carece tío sentido la postura del Real Madrid, su retirada, que no nace con eí pretexto de la con. finuaciór; dé Villalonga, sino que empezó oficialmente con la retirada más importante y grave del presidente Bcrnabau del Pleno de la Delegación, en enero de 1963, lugar donde hubiera sonado la ¡sal colaboración hasta I oposición más rotunda al sistema. LA POLÍTICA SOCIAL Hacs años, una directiva era lo que querían los socies del club; ahora, los socios son lo que quiere la directiva, aunque ésta sea ele- Sida por los compromisarios como representantes. La decisión de retirada de la Federación adoptada recientemente va a ser expuesta en sus razones por el presidente a la asamblea social, pero esto es únicamente un trámite social ¡usto, de plena dignidad, de elogiable conducta con el cuerpo que forma la sociedad, mas el Madrid es desde hace muchos años- -precisamente por la obra, nunca bastante- elogiada, de Santiago Bernabeu- -un club con proyección al exterior, a todo el ám. bifo nacional e incluso al extranjero. Cuando la sociedad es pequeña, el socio es alguien; cuando es gigante, e ¡socio es un número, un abonado. La consulta social se sale de la sociedad, pues el eco lo forma el país, el público del fútbol, ia crítica, los aifos organismos. E l Madrid es. oído, escuchado, porque todo lo suyo interesa. Pero precisamente por eso debe hablar en todas partes: en el seno social por que es ¡ágico, pero en la Federación y. en la Delegación con sus mejores hombres, pues no hay guerra posible, sino paz con. el mejor sen fidó de colaboración. Los grandes clubs cía fútbol están en grave situación económica por ellos mismos y es precisamente en los estados de debilidad euando resulta una torpeza declararse incompatibles con un sistema que está enfocado para buscar soluciones, pues no es otra- -aunque pueda haber errores- -la misión del alto organismo dsoertivo Y de sus federa cionév. mtt, i2; APROVECHE LA OPORTUNiOAO aue le ofrece Albareda, 14. en m liquidación de existencias Treinta por fifenío die descuento en BAÑADORES? JUEGOS DE. NOVIA, Camisones, Colchas, Fajas, Combinaciones y demás artículos de Lencería de Nylon selecta y confecciones para niños. á En calle muy comer cial barriada Pío X I I calis Alhelí, 9 y 11. Facilidades de pago. Razcn: Alhelí, 7, tejo.
 // Cambio Nodo4-Sevilla