Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El viejo palacio de los Garrocho en Huelva Por Diego 01 AZ HIERRO C de la Seal Academia de la Historia El almirante Garrocha vence a ios corsarios africanos (Grabado del siglo XIX. Foto archivo del autor. ERMITIDME hacer un poco de historia con la célebre casa solariega de los Garrocho, generación de ilustres onubenses, cuyas proezas marítimas en la defensa de España y nuestras costas fueron exhumadas en el siglo XVIII por otro insigne descendiente de aquéllos: Don Juan Agustín de Mora Negro y Garrocho, autor de Huelva Ilustrada y canónigo en Sevilla, que mandóse enterrar en la Catedral hispalense a las plantas del altar de Nuestra Señora de la Cinta, inmediato a la puerta de San Miguel según cor fiesa su testamento. La denomino palacio, más por lo qw significa y representa la dicha mansión, que por su atuendo arquitectónico, aun que no puede desestimarse su peculiar estilo, grato y digno, muy de la baja Andalucía y de la Huelva antigua, que hemos de acariciar, no sólo con ojos amorosos, sino con reparaciones conquistadoras de su forma original. E n particular al enteramos que sobre tan preciada reliquia está dictado un holocausto en favor de la circulación rodada de la ciudad. Sacrificio que debíamos evitar a toda costa, dado el que estas construcciones de tiempos que pudiéramos llamar patriarcales, de indudable mérito histórico, no se prodigan, por desgracia, en Huelva. Al hablar de esta casa señorial, de dos pisos siempre, señalada hoy con el número 18 de la calle de la Puente- -en la actualidad del Capitán Cortés- hemos de referirnos a sus habitantes a través de los siglos, ya que ellos, como se ha insinuado, le dan lustre y consideración a P la sobria fábrica de su alzado. Por eso, si recídos cargos en la villa, la más preferiel propio Andrés de Vega Garrocho, nues- da por los condes de Niebla y duques tro héroe de más graduación en la lucha de Medínasidonia. A su muerte fue secontra el turco, que sirvió- -según nos pultado en entierro especial de la capilla asevera el canónigo nombrado- -por es- mayor del convento de San Francisco, de pacio de más de treinta años de almiran- Huelva, donde iban a ser sepultados los te de la Armada, que fue a la conquista restantes miembros de este linaje, por de Alarache... es dudoso que morara en cuyo motivo, y otros de la misma natusu seno, como lo cotejamos y deducimos raleza, llamamos en cierta ocasión a este documentalmente para nuestro fuero in- templo panteón de hombres ilustres (1) terno, sí nos consta que en tal palacio De don Juan de Vega Garrocho, hijo y vivieran sus descendientes, tan gloriosos sucesor del referido, al que acompañaba como él, bien con la espada defensora, siempre en sus jornadas victoriosas, divaliente y firme; bien con la pluma erudi- remos con don Juan Agustín, nuestro adta, época más tarde, en el combate con- mirado historiador, entre otras cosas, tra la nesciencia de la historia onubense, que, al llegar a Arenas Gordas, fue capsi nos circunscribimos a la egregia perso- tivo en el año 1581 por el corsario Papasanalidad de don Juan Agustín, el Rodrigo lí; y, siendo rescatado el año 1585, salió Caro de la historiografía onubense se- con su padre con tres barcos luengos, y gún le llamara Javier Lasso dé la Vega rindió y captivo a el mismo corsario y a en Centauro del 16 de febrero de 1921. 186 turcos, dando libertad a seis cristianos. Salió herido del recio combate, pero INDISPENSABLE SÍNTESIS BIOGRÁFI- se traxo la Vandera, que colgó de su caCA DE TAN ESCLARECIDA FAMILIA pilla de San Francisco Después de otras gestas por el mismo estilo, con trofeos Los Garrocho eran oriundos del Valle que vinieron a parar a la susodicha iglede Carrledo, desde donde vinieron a Gí- sia, en el cabildo del 7 de agosto de 1599 braleón. Aquí, Martín de Vega Garrocho, el héroe- -según nos declaran las actas hijo de Juan Martínez, llegó a ser alcaide municipales- -presentó el nombramiento a su favor de cabo de las 4 compañías del Castillo, y, sirviendo a la Cesar Magestad del Señor Carlos Quinto em- que por entonces guarnecían el pueblo, firmado por el conde de Niebla en el pezaron las hazañas de ellos en Argel. bosque de doña n el 15 de febrero Trasladado a Huelva, en ella fueron nadel mismo año. ciendo los ilustres miembros de esta calde ordinario. Más tarde llegó a ser alY en ejemplar generación, siendo el primero el mayo de 1622, muerto el cabildo del 6 de su aludido almirante, que también salió de visión ducal, se le hace padre, por prosuceder Andalucía para la jornada de Inglaterra cargo de capitán, de sargento y de en el cabo y que llegó a escalar importantes y me
 // Cambio Nodo4-Sevilla