Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A C. N. 19.933. V I E R N E S 14 DE JULIO DE 1967, EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 28. molde, en redondo Esto ocurrió en log locales de la Dirección General de Segt ndad. Y este señor es nada menos que el presidente o director de la sociedad ¡financiera de la Nueva Esperanza. Su cuñado, el consejero- delegado, ha sido camarero antes de hombre de negocios. Quedó prontamente aclarado, paradójicamente, que las cosas no estaban claras. Y también que la Nueva Esperanza no figuraba inscrita en la Unión Nacional de Cooperativas de Viviendas ni, asimismo, en las Uniones Territoriales de dichas C o operativas. Tampoco, según fuente de alta competencia, tiene antecedentes que permitan calificarla como cooperativa ni, en ningún caso figura dada de alta en el Registro de Cooperativas del Ministerio de Trabajo, ya que, por el contrario, se trata de una sociedad mercantil constituí, da como sociedad limitada Resultado provisional: han pasado a la cárcel, desde los calabozos del Juzgado de guardia, Joaquín Estelles, Manuel Dus Villanueva, Francisco Hacer y María de los Angeles Tarazón Martínez. Ninguno de ellos tiene antecedentes penales; alguno de estos detenidos fue aprehendido fuera de Madrid. DÍAS D E ESPERA El encabezamiento que antecede no hace referencia a una famosa novela, sino a la imprescindible necesidad de esperar unos cuantos días, quizá no mu- chos, para el desembrollo de este extra ño y espectacular suceso. Surge en personas autorizadas esta duda: ¿Pretendieron realmente estafar a los promotores los titulares de la inmobiliaria o se pillaron los dedos sin querer? Más claro: ¿Obraron al principio con relativa buena fe, pensando en reembolsar a los peticionarios de su dinero con el facilitada por nuevos promotores, y, al disminuir o fallar estos, no pudieron hacer frente a las obligaciones contraídas? Actitud no demasiado limpia, desde luego, pero también muy distante de la, estafa en toda su amplitud y toda su jurídica definición. Sobre este punto, todo lo demás serán, de momento, conjeturas, hipótesis, gratuitos comentarios. Octava, E l c a m p e ó n de E s o a ñ a recifcir- í un ciclomo; ar Mobylette, en compañ í a del s u b c a m p e ó n y tercer clasificado a c a c i r á a Franc; en agosto ü e i ü 6 í invitado p o r L e F i g a r o d e s p l a z á n d o s e a ja aya de L a ua- i- e, p a r a participar f- n la prueba internacional. E l vuelo M a d r i d- P a r í s y regreso s e r á en u n C a r a v e l l e de A i r France, L a fase internacional c o n s i s t i r í a en 2 a r e a l i z a c i ó n de u n a o b r a con arena en la playa de L a B a u l e L o s clasificados en los tres p r i m e r o s puestos t e n d r á n derecho posteriomente a u n extraordinario viaje t r a n s o c e á n i c o L o s ganadores queno puedan efectuar los viajes en las fe- chas previstas p e r d e r á n sus derechos. Novena. L a p a r t i c r o a c i ó n en este conc u r s o i m p l i c a la total a c e p t a c i ó n de las bases p r e c e d e n t e s EL DOMINGO, E N E L CLUB PINEDA, LA PRIMERA PRUEBA E l p r ó x i m o d o m i n g o se i n i c i a r á en nuestra ciudad el I X Concurso Internacional de Castillos en la Arena, con las pruebas a celebrar en la piscina del C l u b Pineda L a c o m p e t i c i ó n t e n d r á lunar por la i m ñ a n a en horas que s e r á n á n u n e j a tíDS en el m i s m o club, donde los n i ñ o s interesados en participar pueden inscribirse a yartir de hoy. EL CASO NUEVA ESPERANZA SE AFIRMA QUE UNOS MIL MILLONES DE PESETAS ESTÁN EN PELIGRO Sólo en Madrid fueron ingresados cuatrocientos treinta y dos E L PRESIDENTE D E L A SOCIEDAD FINANCIERA ES CASI A N A L F A B E T O Madrid. (De nuestra Redacción, por tetex. Vaya por delante la irrebatible afirmación de que se trata de uno de los supuestos delitos más embrollados y confusos. Y también la seguridad de que su amplitud y resonancia nacionales son de las que hacen época El caso de la inmobiliaria Nueva Esperanza está Hoy en todos los comentarios y en todos los periódicos. Si es que es una verdadera estafa- -calificación penal que corresponde a los Tribunales ae Justicia- las personas perjudicadas se elevan, más o menos, a las cifras siguientes: 5.500 en Madrid, 400 en Sevilla, 70 en Alcoy, 2.000 en Valencia, 1.000 en Alicante, 400 en Málaga... Gentes de la clase media y, en su inmensa mayoría, de condición Humilde, que, casi siempre con grandes sacrificios, hicieron importantes desembolsos iniciales a esa. inmobiliaria, y ahora se encuentran sin vivienda, sin dinero y con los consejeros de la sociedad en la Prisión Provincial de Carabanchel Alto. Una economía y un mundo de ilusiones deshechos. Parejas de novios que anhelaban formar un hogar, familias que deseaban independizarse de otras con quienes convivían, recién llegados de provincias que tenían aquí su nuevo trabajo y querían, lógicamente, radicarse en Madrid... Todo se ha venido abajo en pocos días, en breves horas, desde principios de este mes. Y se habla de mil millones de pesetas en juego. Sólo en la Villa del Oso y del Madroño fueron ingresados en la Nueva Esperanza 432 millones de pesetas, de los cuales fallan, según THS últimos informes, 120. E L DESENGAÑO H E LOS PROMOTORES ha historia se remonta a 19 S 5. Entonces aparecieron en la Prensa unos anuncios ofreciendo pisos en, condiciones aparentemente interesantes: 50.000 pesetas de entrada y el resto a pagar durante el tiempo que durase la construcción. La terminación de ésta no se fijaba. Se aludía sólo vagamente a un próximo plazo Pero también se estipulaba en el contrato- -cláusula clave para el descubrimiento del supuesto delito- -que los beneficiarios podrían rescindir el acuerdo cuando quisieren, con la total devolución del dinero, sin descontarles ningún interés. Ello implicaba- -insisto en la apariencia- -una indudable generosidad. A tenor de ella, no pocos promotores se embarcaron en la búsqueda de otros í l e j p o r t m e n í o s en o t r a s inmobiliarias, dada la lentitud que la Nueva Esperanza imprimía a sus obras en todo el territorio nacional. (Las de Madrid se alzaban, al consabido paso de tortuga, en Villaverde, Moratalaz, la carretera de Andalucía y parece ser que también en Getafe. Algunos pidieron, y obtuvieron, la devolución de las cantidades anticipadas. Pero otros se precipitaron. Con algunas pesetas ahorradas, contando con reponerlas luego a costa de la cláusula referida, hicieron, con vistas a nuevos pisos, nuevas inversiones. Y cuando solicitaron la devolución, de sil- dinero a la Nueva Espe. ranza y la sociedad constructora les fa llitó un cheque contra el Banco de Santander, recibieron la desagradable sorpresa de que el talón no podía hacerse efectivo por carecer la inmobiliaria de fondos. Lo que les ocurrió también a otros promotores, ajenos a esa circunstancia de adquisición de nuevas viviendas pero recelosos de la solvencia y de la seriedad de la empresa a que hablan confiado una buena parte de su peculio. Ahí se descubrió el pastel Llovieron las denuncias como agua de abril- -cuando en abril llueve- -en la Brigada de Investigación Criminal, situada en la Puerta del sol. El Grupo X. que dirige un excelente funcionario, el señor Herrans, se hizo cargo del complicado asunto. En menos de una semana agobiaron a los eficientes y activos inspectores de ese Grupo de la Brigada de Investigación Criminal con más de 300 denuncias; la voz de alarma había cundido entre todos los promotores, y lo mismo que en Madrid sucedía en Valencia, en Sevilla, en Malaga, en Alicante, en Alcoy... La desesperación, la indignación, la tristeza abatieron innumerables hogares españoles. Lo único cierto es, entre otras; muchas presuntas víctimas, el desembolso de setenta y cinco mil pesetas que hizo don José Antolín Misas, de treinta y siete años, casado, padre de tres hijos; el de cien mil pesetas, de don Jidio Cano Izcarra, de veintinueve años, metalúrgico; el de ciento setenta y cinco mil pesetas de don Ángel Portillo Sanz, taxista, de veintisiete años, casado; al de cuarenta y siete mil pesetas del señor Galán Rojo, modesto trabajador; el de ciento cincuenta mil pesetas, de los jóvenes señores de Martínez. Eso y los cheques impagados constituyen la más amarga verdad. ¡Cuántas bodas aplazadas! ¡Qué de lágrimas, y de discusiones, y de súplicas! Hasta ha llegado a alterarse, siquiera sea levemente, el orden público. Muchos perENCARCELADOS judicados, durante la consiguiente criDetenciones preventivas, interrogatosis de excitación acudieron en masa a rios, deducciones, investigaciones, estudio disñutos organismos en demanda de la a fondo del problema planteado. Había devolución de su dinero o en apoyo a una empresa financiera, llamada FIRESA, sus legítimas reclamaciones. Ha habido a cuyo frente se hallaba un carnicero, comprensión por parte de los centros ofihermano político del consejero- delegado ciales. Y silencio absoluto en la central de la Nueva Esperanza, empresa que patíe esta inmobiliaria, ya lamentablemenrecía respaldar las operaciones de la inte famosa, situada en Valencia, y en su mobiliaria y que en realidad, estaba consdelegación del número 12 de. la madritituida por los mismos elementos de la leña calle Ancha de San Bernardo, del entidad constructora. Me han dicho- -y barrio de la Universidad, donde un letreal dicho me remito- -que aquél, al ser 10 dice: Toda persona que desee hacer preguntado acerca de las finanzas, resalgunas reclamación sobre Consiruciones pondió que no sabia el significado de esa Nueva Esperanza, S. L. se pase ñor palabra y que él es un tanto alfabeto la Brigada de Investigación Criminal, pues solo les un poco bien e letras ú
 // Cambio Nodo4-Sevilla