Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL TESTIMONIO DE FELIPE XIMENEZ DE SANDOVAL JOSÉ ANTONIO Y GARCÍA LORCA Sf ADMIRABAN Y RESPETABAN MUTUAMENTE Pero yo fui a verle sobre todo para que me evocara algo muy especial y muy concreto que van a ver ustedes en seguiEmpezó su carrera literaria en un famo- da. Algo que no ha perdido vigencia ni so concurso teatral para autores noveles interés histórico. Algo, en fin, que sigue en el tapete... La entrevista tuvo lugar convocado por A B C de Madrid, en la que su obra fue mencionada expresamen- en su casa madrileña, a bastantes grados sobre cero, por cierto. Felipe Ximénez te por el jurado con otras, entre las que se hallaba Otra vez el diablo de Ale- de Sandoval, hombre delicado, fino y hospitalario. Una especie de árbol bueno y jandro Casona. frondoso; árbol cotidiano, familiar, ni Famosa en el mundo entero es su obra llamativo ni pretencioso. De buena made José Antonio biografía del fundador de ra. Con pájaros en las ramas. E l árbol Falange Española, que su autor calificó de mi interlocutor está hecho de madera de apasionada. Aunque en un principio de guitarra... no faltaron adversarios de este subtítulo, -Recientemente ha pronunciado usted hoy se puede afirmar que la Biografía en Santander, en Asturias y en Guipúz 1926, nunca habló de política conmigo. apasionada es un género cultivado, cons- coa una confereneia sobre la frustrada ciente o inconsciente, por muchos escri- amistad de José Antonio- García Lorca... Y en las declaraciones que de él hay recogidas en los periódicos, se deduce que tores. Apasionadas son también otras ¿Quería hablarme de ella? no pertenecía a ningún partido. Yo sólo biografías de Ximénez de Sandoval, como- -Varias veces he dado esa misma con- soy del partido de los pobres... (Pero de la del gran político y polígrafo decimo- ferencia por ahí. Pero como el tema los pobres buenos! -decía. Ahora bien, nónico Antonio Alcalá Galiano, que mesiempre es entrañable para mí, por tra- al verse halagado por los sectores izreció encendidos elogios de su prdogista, tarse de dos amigos muy queridos y ad- quierdistas y combatido por los derechisel doctor Marañón. Otro gran éxito biomirados, no tengo inconveniente en vol- tas- -incapaces de comprender que a los gráfico suyo fue su evocación de Cristó- ver sobre él. Mi conferencia fue sugerida pueblos sólo les mueven los poetas- se bal Colón en 1954; la vida de sor María dejó arrastrar a algunas actitudes conpor una gratuita e infundada afirmación trarias a su temperamento de Agreda, titulada Un mundo en una de un periodista francés de que José celda Hace poco ha aparecido su til- ¿Me podría contar algunas anécdotas Antonio y García Lorca, representantes sobre esta frustrada amistad? tima biografía, la del famoso escritor de dos mundos antagónicos, eran ami- -La más interesante es mi último endel siglo XVIII, coronel don José de Calgos Mi esfuerzo ha sido demostrar que cuentro con Federico en la calle de Aldaso, caído por la Patria en el asedio a en manera alguna eran representantes Gibraltar, en 1781. Todas estas biografías de dos mundos antagónicos, pues ambos calá, de Madrid, en la que me habló de su diciéndome que era morir- -y otras- -están construidas, ssgún ha pertenecían al mismo de la inteligerifcia, por destino, por otros. Por unos, porque unos o dicho el padre Félix García, con ínter de la profesión liberal, de los altqs senti- Ié consideraban comunista, olvidando ligencia y con amor y justifican su jui- mientos estéticos y humanos, así como que cada palabra de su arte era una pacio de que Ximénez de Sandoval es uno que no fueron amigos, aunque en sus labra de amor; porque creen que me de nuestros escritores más legítimos y caracteres- -muchas veoes contrapues- importa Rusia, cuando lo que me fascina tos- -había uña serie de coincidencias es España; porque piensan que soy imequilibrados Quizá por ese equilibrio y esa autenti- de sensibilidad, que les hubieran unido. pío, -sin acordarse de mi Oda al SantísiNo fueron amigos, aunque alguien haya mo Sacramento... O por los otros, pues cidad, que desde su juventud estuvo al margen de los ismos Ximénez de San- publicado no hace mucho unas burdas y no faltará quien recordando precisamenridiculas palabras, atribuidas a Federico, te todo esto, me tache de reaccionario, doval, siempre al borde de los grandes triunfos, no ha logrado una consagra- afirmando su amistad con José Antonio. de clerical, de cavernícola, de fascista La culpa de que no llegaran a er ami- Y, terminó con esta tremenda premonición espectacular, pues nunca ha querido compromisos con tendencias o. es- gos no fue de uno o de otro, pues ambos ción: ¡Ya lo verás, ya lo verás cómo me cuelas de ninguna clase. Entre su pro- se admiraban y respetaban mutuamente, matan! ¡Antes que a ti y que a José ducción novelística, merecen citarse las ni de cuantos amigos comunes intenta- Antonio! -Quisiera saber, por favor, aunque ya novelas de su madurez, Manuela Limón mos aproximarles en diferentes ocasiosu finalista del Premio Ciudad de Barcelo- nes. Amigos comunes como Eugenio Mon- se ha hablado mucho de este asunto, Fetes, Agustín de Foxé, José Manuel Aizpu- opinión sobre la trágica muerte de na; El hombre y el loro y Las patillas rüa, la condesa de Yebes, G r e g o r i o derico y si llegó a conocerla José Anrojas tonio. En el género ensayístico, merecen es- Marañón Moya, Mariano Rodríguez de- -La trágica muerte de Federico no pecial mención La piel de toro Diá- Rivas y tantos otros. fue un crimen político, sino un brutal logos de la diplomacia e Historia del- ¿Cuál fue la intervención de Ud a acto de sadismo, en el que debió haber cotilleo así como sus dos libros A las este respecto? implicadas muchas envidias y venganzas puertas del cielo y La comunidad erran- -En mi conferencia explico con todo personales, a juzgar por los detalles que te consagrado a los trapenses españo- detalle y precisión de fechas las dos gran- se conocen y por los nombres de algudes ocasiones que tuve de presentarle. nas personas acusadas de haber particiles. Ha publicado cientos de artículos en Las dos frustradas, por un absurdo te- pado en él. Desde luego, puedo afirmar mor del pobre Federico a lo que pudie- rot ndamente que la Falange y la Guarlos mejores periódicos nacionales y ha pronunciado conferencias en las ciuda- ran decir si se enteraban las gentes dia Civil, a quienes se les achacó, no parpoeta un en el En des más importantes de España. Capítulo interesadas en hacer del gran gran sub- ticiparon si José ignominioso suceso. pueelemento de combate para la Antonio la conoció, asimismo digno de destacarse en su co- versión proyectada. Federico, a pesar de cuanto a do afirmar que sí. En el mes de marzo piosa labor es el de medio centenar de su amor a la libertad, no se consideró cíe 1962 me escribía Miguel Primo de Ritraducciones de importantes obras fran- libre para hablar con un hombre de su vera: En cuanto a la pregunta que me cesas, inglesas, norteamericanas e italiageneración, que le constaba era un gran haces puedo decirte que por la rigurosa nas. admirador suyo... Este temor siguen ma- incomunicación en que se nos mantenía Durante algunos años, desempeñó pues- nifestándolo en el mundo muchos hom- a José Antonio y a mí en la cárcel de tos diplomáticos en diversas capitales bres libres No hace muchos días he Alicante, hasta los días del proceso en leído en Pueblo de Madrid, cómo el que alguien hizo referencia a la muerte europeas y en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Durante la guerra estuvo más profesor exiliado Jiménez de Asúa áe ne- de García Lorca, José Antonio no supo gó a entrevistarse con el corresponsal de un año y medio voluntario en el fren- del periódico madrileño en Buenos Aires, nada del suceso, es decir, que fue muy te de Madrid, prestando servicios en la diciendo: En el seno de mi partido (el poco antes de la ejecución cuando suno XVIII División. Esta vida intensa, de es- socialista) no estaría bien visto que hi- la noticia. Y al decírmelo noté que los ojos de tudios de acción y de trabajo, le ha per- ciese declaraciones a Pueblo Mi parmi interlocutor se empañaban algo. Y es mitido desde hace cuarenta años conocer tido, ¿qué pensaría? que hay recuerdos que perduran más allá y tratar a eminentes personalidades es- ¿Cree usted que realmente le interepañolas y extranjeras, visitar ciudades, saba la política, a García Lorca, o más del paso de los días... José Antonio FLAQUER compartir tragedias humanas y juzgar bien que le involucraron en ella sin más? conductas. (Hispania Press. -Federico, a quien yo conocía desde nació en Madrid en 1903, estudiando carreFELIPE Ximénezlade Sandoval laCentral. ra de Derecho en Universidad t
 // Cambio Nodo4-Sevilla