Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. N. 20.386. M A R T E S í DE E N E R O DE 1969 EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA S 7. A PESAR DE L A LLUVIA Otra lucida visita de los Reyes a Sevilla Bajo una débil lluvia, que no cesó a lo, largo, de todo el recorrido, v qué casi se hizo fuerte aguacero cuando lasc rro. zas llegaban de vuelta al recinto de la Pena de Muestras, la Cabalgata dé los Beyes Magos del Ateneo recorrió las calles de la. ciudad en, la. tarde del domingo, -alcanzando en esta su LII edición mavor esplendor aue. en todas las precedentes, a pesar de la adversa meteorología. Un año más, la i. usión eme hace popular al Ateneo en la vida ele la ciudad, estuvo presente en las calles de Sevilla, siendo presenciado el paso del fastuoso cortejo cor un incontable número de niños. Un total de treinta v dos carrozas y doce bandas de música integraban el cortejo, dei aue formaban parte más de dos centenares de personas. Las carrozas, repitiendo los módulos artísticos aue va se- han hecho tradicionales en el desfiie de la víspera de Reyes, deslumhraron a todos por su colorido v armonía. Junto a la lluvia meteorológica, otra lluvia, la de los caramelos, que puede estimarse en varias toneladas de la dulce mercancía, tampoco, cesó durante el largo recorrido de la Cabalgata, aue durante breves horas ciñó de ilusión el centro de la ciudad. los LA Líl CABALGATA M I ATENEO ALCANZO MAYOR ESPLENDOR QUE LAS PRECEDENTES v otro, realizada por el orfebre Marmole. io. Sería interminable hacer ahora relación de todas las carrozas del cortejo. Sólo algunos títulos de ellas Los tres caballos blancos La góndola de las ha- das El palanquín de las cuatro princesas o El avestruz de las. plumas d plata pueden dar idea de la fastuosidad, de la comitiva, de la vistosidad de las carrozas, de la ilusión que alentaba todos los motivos artísticos plasmados sobre las plataformas multicolores movidas por tiros de muías. Y también sería imposible describir la alegría de los niños, que fue el- denominador común del ambiente que reinaba en todas las) calies por donde pasó la Cabalgata Hacia e! centra Desde que la comitiva recorre a la inversa el antiguo itinerario- -esto es, penetrando por las rondas al centro de la ciudad y saliendo de él por las avenidas- cada año son más las familias que acuden con sus hijos a presenciar el des file en sus comienzos, en las anchas aceras de la avenida de Menéndez Felayo. La Pasarela, la Puerta de la Carne, la HOY ¡IM COMIENZAN La organización Desde poco después del mediodía comenzó el bullicio en el recinto de la Feria de Muestras, donde habría de ponerse en marcha la comitiva. A punto las carrozas, la, caravana de la ilusión iba tornando cuerpo por momentos, mientras crecía paralelamente la afluencia de personas a los tramos iniciales del recorrido. A l contrario de otros años, todas Jas carrozas habían sido colocadas dentro del pabellón cubierto de los países hispanoamericanos. Allí comenzaron a llegar bandas, figurantes, magos, liadas, séauitos. el ingente v desinteresado ejercito aue el Ateneo pone en pie cada ano para la mayor emoción de los niños. Con gran orden, el cortejo se fue lentamente poniendo en marcha. Mientras, los tres magos, encarnados por don Ricardo Grande Cobián. don Luis Caballero Florido y don Javier Guardiola Domínguez, eran simbólicamente coronados por el presidente del Ateneo, señor López Lozano, y por el vicepresidente de la docta Casa, señor Acedo. Castilla. Los altavoces reemerían la presencia de los niños aue, vestidos de los personales más fantástl- eos, iban subiendo a ocupar sus sitios én las carrozas. De esta forma, minutos después de las siete, se ponía en marcha la Cabalgata, dirigiéndose por las rondas hacia el centro de la ciudad. Por! a calidad de todos los artículos. Por el fabuloso despliegue de mercancías. Porque ofrecemos los precios más bajos que nunca. La comitiva Eran las siete de la tarde cuando, amenazando lluvia el cielo grisáceo, estaban ya completamente llenas de niños las calles iniciales del recorrido de la- comitiva, especialmente la avenida del Cid, la Pasarela v las Puertas de la Carne, de Carmena y de Osario. Con el íantástico contraste de marchas militares, luces y colores, la Cabalgata era precedida por los batidores de la Policía Armada v la banda de Caballería de este Instituto armado. Los peaueños músicos de la banda mora de las Escuelas del Padre Manjón seguían después, iniciando la sucesión de carrozas. Tras la de la Estrella de la Ilusión, la aue por primera y única vez en la historia de la Cabalgata portaba el relicario de los Magos, bella obra en B l a t a EL CENTRO COMERCIAL QUE OFRECE AL CLIENTE. Plaza del Duque de la Victoria. SEVILLA. Aparcamiento MAS SERVICIOS Y VENTAJAS
 // Cambio Nodo4-Sevilla