Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC N. 20397. DOMINGO 19 DE E N E R O DE 1969. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 2 t, racterística de nuestro tiempo, no juega aquí, n i en otros muchos casos, a favor de la permanencia forzada e n l a profesión. E l problema debe ser resuelto desde el punto de vista c o n t r a r i o l a asimilación social de los jubilados, y la oportunidad pronta a los jóvenes de los puestos de trabajo activo. E n contra, solamente podría aducirse una razón económica, de reducción de i n versiones o gastos, que justo en materias de enseñanza no tiene fácil cabida, n i fácil defensa. ¡Y menos, aún referida a las enseñanzas primeras, a las básicas, a aquellas sin las cuales no hay posibilidad de otras superiores! Inevitable resulta preguntarse hasta qué punto u n presupuesto de enseñanza merece nombre semejante si no permite jubilarse a los maestros antes de su agotamiento físico y mental. Suele, decirse, bien que referida la afirmación a estratos superiores, y más espectaculares, de la enseñanza, que las inversiones dedicadas a ella tienen i n calculable rentabilidad. B i e n pues esto admitido, las inversiones en las enseñanzas primeras, justamente por su carácter básico, primario, no son, no pueden ser una excepción en esta áurea regla. De u n Magisterio escasamente retribuido, y envejecido y agotado, no es r a zonable esperar la agilidad y puesta a l día que la labor docente demanda. E l maestro, además, es el primer representante, de la sociedad o del E s t a d o c o n el que tratan los niños. Y ante u n sexagenario, obligado a acudir a la escuela, tosiendo en el viento del i n v i e r n o y p a seando aterido la lección por el aula, ¿qué primera imagen se formarán l o s chicos de la organización de l a v i d a comunitaria? Los grandes planes de expansión y perfeccionamiento de las enseñanzas superiores y técnicas merecen, por supuesto, aliento y apoyo. P e r o mientras no estén resueltos todos los problemas de las enseñanzas primeras- -y por l o tanto, los problemas de los maestros- -se extenderá, sobre toda la planificación superior, l a sombra de u n a interrogación abierta en la base m i s m a de l a política de la enseñanza. Sin u n a buena educación primaria, d i fícilmente se conseguirán buenos bachilleres, b u e n o s especialistas y buenos universitarios. Y más difícilmente aún- -y aún es más g r a v e- -se lograrán buenos ciudadanos. EDITORIAL PRENSA E S P A Ñ O L A S. A S E R R A N O 61. -MADRID K E B ACCIÓN, A D M I N I S T R A C I Ó N if XALLERKS: C A R D E N A L ILUíMDAiN, a. A P A R T A D O N U M E R O 49. -T E L É F O N O S 23198? 231986. 231985, 231984, 231983 3 231982 SEVILLA ABC LA JUBILACIÓN DE LOS MAESTROS E n u n reciente artículo de José V a r a F i n e s se plantea, una vez más, c o n sensibilidad periodística de la mejor ley, e l problema de la jubilación de los maestros. Pese a la proliferación, densísima, de leyes, durante el último cuarto de siglo, la legislación, en este punto, no solamente no ha progresado, sino que resulta, en sus vaivenes, regresiva. Y es ahora por ello, por el transcurso del tiempo y los cambios sociales ocurridos, de u n anacronismo penoso. L o s plazos de jubilación establecidos por l a añeja L e y de F u n c i o n a r i o s- -c u a renta años de servicios efectivos o sesenta y cinco años de edad- -fueron efectivamente acortados por l a L e y A r t i c u l a d a de F u n c i o n a r i o s y otras disposiciones posteriores. Se llegó a admitir, así, que la jubilación procediese cuando se c u m plieran sesenta años de edad o treinta de servicios, según decreto de lg 66. P o c o muy poco, duró este avance. L a nueva y más generosa n o r m a fue derogada, aproximadamente, u n año después. E l I3 de julio de 1967, u n decreto- ley, que no o c u l ta en s u exposición de motivos l a preocupación p o r u n notorio aumento en el gasto de Clases P a s i v a s vuelve a los cuarenta años de servicios efectivos o a los sesenta cumplidos, cuando falten c i n co años o menos para la jubilación forzosa. Y en esta legalidad regresiva viven los maestros. ¡L o s pobres y abnegados maestros, en sus casi olvidadas escuelas de pueblos y barrios, donde, quiérase o no, está el c i miento y la siembra del tan apetecido, alentado y cantado desarrollo de las enseñanzas superiores! ¡L o s maestros que deberán ser, a efectos de organigrama administrativo, funcionarios, pero que no pueden ser, de n i n g u n a manera, unos funcionarios sin tratamiento e s p e c i a l mientras siga siendo tan especialísima, tan decisiva para el futuro comunitario, su f u n c i ó n! A u n q u e en nuestro tiempo, tan copioso en g r a n d e s reivindicaciones laborales, apenas se alcen voces en favor de los maestros, sería n o t o r i a injusticia no estimar la i m p o r t a n c i a social de su trabajo. Y sería, también, m u y torpe apreciación desconocer cuánta penosidad y dureza, cuánto tremendo esfuerzo físico, reclaman la callada labor del Magisterio. No son precisos, tampoco, profundos conocimientos biológicos para comprender que sesenta años- -o cuarenta de trabajo en la enseñanza- son carga de edad suficiente, excesiva, para seguir siendo maestro. Desde esas cumbres de plenitud se podrá ser, quizá, maestro de la v i d a- -de una v i d a c o n más preocupaciones que glorias, c o n más afanes que compensaciones- -pero no se puede ser, desde luego, maestro de escuela. ¡E s o tan aparentemente fácil, cotidiano, pero tan ciertamente trascendente, vocacional y difícil! í a PÍQlflPgación d e j a yjda maj ca. VENTA ESPECIAL, FINAL DE EJERCICIO ROMOOON ENERO. nuestros escaparates, la causa d e l éxito alcanzado p o r nuestra -4 í 3- l t) É jf en A LA VISTA ESTA 1 V e n t a Especial PROMOCIÓN -Nos Prendas de toda a c t u a l i d a d Precios excepcionales. 69 C a l i d a d garantizada p o r nuestra M a r c a C o m e r c i a l esforzamos p o r c o r r e s p o n d e r c o n nuestra mejor v o l u n t a d de buen s e r v i c i o a cuantas personas nos v i s i t a n y en todo m o m e n t o m a n t e n e m o s las n o r m a s de buen c o m e r c i o que nos son habituales; CONFECCIONES Y CAMISERÍA P A R A C A B A L L E R O Y NIÑO CALIDAD Y ACTUALIDAD A H O R A A PRECIOS DE LIQUIDACIÓN Una vez al año: Un surtido prestigioso a precios de liquidación
 // Cambio Nodo4-Sevilla